Es noticia
Menú
Dravo y Rover se adjudican la regeneración de playas afectadas por el Puerto de Valencia
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
EN PARALELO A LA AMPLIACIÓN

Dravo y Rover se adjudican la regeneración de playas afectadas por el Puerto de Valencia

La UTE gana el concurso millonario de la Dirección General de Costas, que admite que ha estado años sin aplicar soluciones a la afección portuaria sobre las playas de El Saler

Foto: Las playas de El Saler han perdido setenta metros de ancho desde 1965. (EFE)
Las playas de El Saler han perdido setenta metros de ancho desde 1965. (EFE)

Los acontecimientos se precipitan en torno al puerto de Valencia. El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Valencia aprobó ayer el proyecto de ejecución de la ampliación norte que casi duplicará la capacidad de carga y descarga del recinto marítimo. La obra tiene un presupuesto de 542,7 millones de euros y supone la colmatación y dragado de parte de la lámina de agua que ya quedó flanqueda por diques en una primera fase ejecutada en 2012. El proyecto contempla ceder en concesión la explotación de la nueva terminal a la mercantil TIL, filial de la naviera MSC, que tiene previsto invertir otros mil millones de euros para crear una base de carga y descarga de buques de contenedores. Será la mayor terminal de todo el puerto valenciano, que se convertirá en el de mayor capacidad del Mediterráneo occidental. El peso económico de la iniciativa es el principal argumento de sus defensores. .

Para sacar adelante el proyecto, que contó con el rechazo en el consejo del alcalde de Valencia, Joan Ribó, y del secretario autonómico de la Vicepresidencia de la Generalitat, Iván Castañón, ambos de Compromís, la APV ha logrado el informe favorable medioambiental de la Dirección General de Costas, aunque con condiciones, como buscar fuentes alternativas al dragado de fondos como material de relleno de la nueva dársena, reforzar los planes de vigilancia ambiental.

Foto: Franja costera de Valencia afectada por la regresión

Esta misma dirección dependiente del Ministerio de Transición Ecológica acaba de adjudicar por 24 millones de euros a una UTE formada por Dravo y la valenciana Rover Marítima las obras de regeneración de las playas vírgenes situadas al sur del puerto, la de El Saler y la de la Garrofera, fuertemente erosionadas por el efecto sobre las corrientes y flujos de arena de la infraestructura marítima y la ausencia de sedimentos derivada de la ausencia de caudal en la desembocadura del río Turia.

placeholder Las terminales del Puerto de Valencia. La cuarta es la que está por ejecutar.
Las terminales del Puerto de Valencia. La cuarta es la que está por ejecutar.

El voto en contra de Ribó y Castañón se explica en parte por el impacto medioambiental que el Puerto tiene en esas playas, que sirven de restinga o línea de separación con la laguna dulce de la Albufera. Todo el sector es parque natural. Compromís, Unidas Podemos y colectivos sociales reclaman una nueva declaración de impacto ambiental (DIA) distinta a la que en 2007 aprobó el Ministerio de Medio Ambiente, entonces en manos de Cristina Narbona. Esa DIA ya advertía del conocido "efecto sombra" del puerto sobre las playas vírgenes del sur y reclamaba medidas periódicas compensatorias que no se han ejecutado hasta ahora. El puerto insiste en que no es necesaria una nueva DIA, sin que el Ministerio de Transportes, el de Transición Ecológica o Puertos del Estado hayan puesto ninguna objeción.

Foto: El Puerto, con las parcelas urbanizadas de la ZAL.

La propia Dirección General de Costas admite en el reciente informe de compatibilidad de la demarcación sobre la ampliación portuaria que no había propuesto hasta ahora las medidas compensatorias. La Autoridad Portuaria de Valencia alega que es a Costas a quien le corresponde plantear acciones y dirigir las inversiones y que tiene reservados tres millones de euros para cofinanciar las obras de regeneración, si bien minimiza el efecto de la nueva ampliación sobre la costa, una posición negacionista que no está ayudando a rebajar la tensión política. La regresión de las playas y la influencia portuaria es una evidencia y Costas advierte de los riesgos de que el mar termine por rebasar por algún sitio y salinice el lago de la Albufera, lo que sería un desastre ecológico.

El proyecto de Costas, adjudicado por 23 millones de euros, pretende recuperar 70 metros de ancho de playa para paliar la regresión de la costa al sur de la ciudad de Valencia y tratar de devolverla a la posición que tenía en 1965. Se hará mediante el dragado de arenas en la costa. Dravo, propiedad de la holandesa Van Oord, y Rover han superado en puntuación a las otras tres ofertas presentadas por UTE lideradas por Acciona, Boscalis y Torrescámara. El pliego baremaba en un 60% la plica económica y en un 40% la técnica.

Los acontecimientos se precipitan en torno al puerto de Valencia. El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Valencia aprobó ayer el proyecto de ejecución de la ampliación norte que casi duplicará la capacidad de carga y descarga del recinto marítimo. La obra tiene un presupuesto de 542,7 millones de euros y supone la colmatación y dragado de parte de la lámina de agua que ya quedó flanqueda por diques en una primera fase ejecutada en 2012. El proyecto contempla ceder en concesión la explotación de la nueva terminal a la mercantil TIL, filial de la naviera MSC, que tiene previsto invertir otros mil millones de euros para crear una base de carga y descarga de buques de contenedores. Será la mayor terminal de todo el puerto valenciano, que se convertirá en el de mayor capacidad del Mediterráneo occidental. El peso económico de la iniciativa es el principal argumento de sus defensores. .

Noticias de Comunidad Valenciana
El redactor recomienda