Es noticia
Menú
De Michelle Obama a la apuesta por lo local: el gran viaje de los valencianos Savage
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
DISEÑO

De Michelle Obama a la apuesta por lo local: el gran viaje de los valencianos Savage

De diseñar en Nueva York a ser los exponentes de una apuesta por la cultura local que ha convertido su estudio, en Ruzafa, en emblema de la soberanía urbana

Foto: Adrián Salvador y Lucas Zaragosí. (Cedida)
Adrián Salvador y Lucas Zaragosí. (Cedida)

Adrián Salvador y Lucas Zaragosí forman una de las duplas creativas más entrenadas de Valencia. Entre otras cosas porque han modulado su oficio a conveniencia… y han hecho algo parecido con el tiempo. Hace diez años el diseñador de moda Adrián Salvador irrumpía en esa categoría de ‘españoles haciendo cosas por el mundo’ por el cual el país intentaba insuflarse ánimos. El creador valenciano participaba en el equipo que confeccionaba vestidos para Michelle Obama.

Foto: Ana Milena Hernández Palacios y Christophe Penasse. (Masquespacio)

Era una carrera aparentemente predestinada a abrirse camino en el mundo de la moda, a buscar la globalidad. Ganaban premios a diseñadores jóvenes, con su marca, entonces llamada Siemprevivas. Parecían agentes perfectos para una industria ávida de nuevos rostros.

Su historia, en cambio, se desvió para centrarse. En una búsqueda por la idoneidad renunciaron a cumplir con las leyes de la moda. Podría parecer que se apartaron, pero más bien se posicionaron, eligieron ser ellos. “En ese momento —comentan recordando el ‘episodio Obama’— acabábamos de empezar y aún estábamos sentando las bases de lo que queríamos ser y de lo que no queríamos, por lo que el cambio principal ha sido una madurez en nuestro proyecto, en nuestro discurso y en nuestra manera de entender el diseño, la moda y la artesanía, que son los pilares fundamentales sobre los que gira nuestro trabajo”.

placeholder Adrián Salvador en una imagen de 2012, cuando con 23 años diseñó prendas para Michelle Obama. (EFE/Manuel Bruque)
Adrián Salvador en una imagen de 2012, cuando con 23 años diseñó prendas para Michelle Obama. (EFE/Manuel Bruque)

Siemprevivas, la herbácea ultraresistente que les daba nombre, cambió por Savage, la nueva denominación de su estudio. Fue la constatación de la apuesta por otro modo de vida: “Nacimos como marca de moda pero nuestra formación es mucho más amplia y además siempre hemos entendido el diseño como una sinergia transversal entre disciplinas por lo que el cambio de nombre fue una evolución lógica para poder integrar, siempre desde una mirada humanista de la sociedad, más proyectos dentro del estudio”.

Ubicados en el barrio de Ruzafa, en uno de los nuevos centros de Valencia, en su escaparate se lee el lema 'global needs local, local means culture'. Una apología del contacto a pie de calle. O, como razonan Zaragosí y Salvador, la definición de un cruce de caminos, también la respuesta ante las contradicciones cotidianas: “Siendo conscientes de que vivimos en un mundo híper globalizado no podemos ni queremos olvidar la importancia de lo local. Y lo local es lo que somos, nuestra identidad, nuestras raíces, lo que nos identifica, nos representa y nos diferencia frente a otras ciudades y culturas”.

Foto: Víctor Palau y Ana Gea, fundadores de Gràffica. (Cedida)

Aunque carezcan de una estrategia empresarial definida (“no somos un buen ejemplo, nos hemos guiado por las ganas de hacer lo que nos gusta desde el lugar que nos gusta”) su razón de ser ha sido un ejemplo vistoso para el contexto valenciano. El compromiso por la ciudad ha resultado contagioso para parte de una cadena creativa, en su entorno, que vio posible reafirmarse en Valencia a pesar de la tormenta perfecta que azotaba su reputación ahora hace también una década.

Es inevitable —analizan, poniendo en contexto— que se esté produciendo un renacimiento del valor y de la importancia de las culturas locales. Y es una suerte que los entornos creativos se sumen a este movimiento. Frente a la imparable tendencia de la digitalización y la sobresaturación de información, sentimos la necesidad de entender el mundo y el diseño desde otras perspectivas mucho más honestas”.

placeholder Modelos diseñados por Savage. (Cedida)
Modelos diseñados por Savage. (Cedida)

Valencia, creen, les permite gestionar mejor el reloj: “Podemos ir un poco más lento, disfrutar del proceso, pensar, equivocarnos, volver a empezar; tener el control de nuestro tiempo y de las velocidades de trabajo”.

Si hace diez años diseñaban para Obama, en los próximos diez les gustaría echar la vista atrás y recordar la década de los 20 como “un tiempo tranquilo y constante”.

Adrián Salvador y Lucas Zaragosí forman una de las duplas creativas más entrenadas de Valencia. Entre otras cosas porque han modulado su oficio a conveniencia… y han hecho algo parecido con el tiempo. Hace diez años el diseñador de moda Adrián Salvador irrumpía en esa categoría de ‘españoles haciendo cosas por el mundo’ por el cual el país intentaba insuflarse ánimos. El creador valenciano participaba en el equipo que confeccionaba vestidos para Michelle Obama.

Valencia Diseño Noticias de Comunidad Valenciana Moda