Ximo Puig busca aliados en Compromís para remodelar el Gobierno del Botànic
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
CRISIS DE GOBIERNO A LA VISTA

Ximo Puig busca aliados en Compromís para remodelar el Gobierno del Botànic

Los conflictos de familias en los valencianistas complican la crisis de Gobierno. Vicent Marzà quiere pasar de Educación a las Cortes y Oltra bloquea el relevo del 'conseller' de Economía

Foto: Ximo Puig y Mónica Oltra. (EFE)
Ximo Puig y Mónica Oltra. (EFE)

El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, quiere dar un nuevo impulso al Consell del Botànic con la entrada de caras e ideas distintas para abordar el tramo final de la legislatura. Así lo ha dejado entrever en algunas entrevistas y en su círculo de mayor confianza. Pese a los rumores, el barón socialista no contempla apretar el botón rojo del adelanto electoral. Es la última de sus opciones, incluso después de abordar un Consell en solitario si se quiebra la relación con sus socios de Compromís y Podemos. Su plan es agotar el mandato, quizás hasta las municipales de mayo 2023, estirando el calendario, pues formalmente las autonómicas deberían celebrarse en abril.

Puig no prevé sacar las urnas a pasear en el corto plazo. Pero sí cree necesario espolear la acción de gobierno para ofrecer nuevos proyectos, con el maná de los fondos europeos encima de la mesa y los que oficialmente serán los penúltimos presupuestos autonómicos si, como ha ocurrido hasta ahora pese a las tensiones, los socios del Botànic consensúan unas últimas cuentas también para 2023.

Los socialistas tienen en estudio algunos cambios. En los mentideros políticos se cita la posibilidad de que Puig busque un nuevo destino a Ana Barceló tras un año y medio de gestión de la pandemia del coronavirus. También la titular de Innovación y Universidades, Carolina Pascual, está en las quinielas de los posibles relevos, como el 'conseller' de Hacienda, Vicent Soler, que acumula seis años haciendo equilibrios con las cuentas apagando fuegos internos. Pero en las filas del PSPV-PSOE se estima que la crisis de Gobierno sería incompleta si no incluye también movimientos entre sus compañeros de viaje en la Generalitat. En el flanco de Unidas Podemos, Héctor Illueca acaba de asumir la vicepresidencia segunda y la Conselleria de Vivienda. Y Rosa Pérez ocupa el puesto de 'consellera' de Transparencia por su condición de líder de Esquerra Unida. Difícilmente se puede trastocar el equilibrio por el lado de los morados.

Foto: Ximo Puig, durante si discurso en el Palau de la Generalitat. (EFE)

Por su parte, Compromís conserva a tres de sus representantes desde que se produjo el cambio político en 2015: la vicepresidenta y 'consellera' de Políticas Inclusivas, Mónica Oltra; el de Educación, Vicent Marzà, y el de Economía, Rafael Climent. Solo ha cambiado de nombre una cartera, la de Agricultura, que pasó a manos de Mireia Mollà en 2019.

Marzà ha dejado entrever internamente en Més (antiguo Bloc), la pata nacionalista de Compromís, su deseo de cambiar de ubicación y resituarse políticamente. Con una gestión bien valorada en Educación, está considerado la apuesta institucional del grupo vencedor del último congreso del integrante mayoritario de la coalición valencianista. Entre los destinos que se barajan para él, está el de asumir la portavocía del grupo parlamentario en las Cortes Valencianas, donde podría foguearse con una visión más global de la política autonómica.

placeholder Vicent Marzà, 'conseller' de Educación de la Generalitat valenciana. (EFE)
Vicent Marzà, 'conseller' de Educación de la Generalitat valenciana. (EFE)

El problema es que ese movimiento implica reubicar al actual síndico de Compromís, Fran Ferri, afín al mismo grupo de poder que Marzà dentro de Més. La recolocación de piezas pasará por relevar a Rafael Climent en Economía, donde sectores de la coalición creen que Ferri encaja por su formación de ingeniero industrial. Aquí hay una confluencia con el PSPV, que lleva muchos periodos de sesiones buscando descabalgar a Climent de una plaza que considera clave en la relación con los sectores productivos, con casi 800 millones de euros de presupuesto. El actual 'conseller', por contra, no tiene ninguna intención de marcharse.

Foto: Mónica Oltra y Yolanda Díaz, en Valencia. (GVA)

Los socialistas tienen también en el punto de mira a una de las personas clave del equipo de Climent, el subsecretario Natxo Costa, quien supervisó el expediente del servicio de Competencia relativo al hermano de Puig, Francis, que se saldó con una multa por intento de pacto de precios de un concurso de corresponsalías de A Punt, la televisión autonómica. El deseo de cambio en ese departamento ha llevado incluso al PSPV a sondear para el puesto a Enric Morera, presidente del Parlamento valenciano, para ejecutar una suerte de trueque institucional aprovechando la condición de diputado autonómico del actual 'conseller' de Economía.

Sin embargo, ese sudoku de piezas sobre el tablero Botánico, que no es la primera vez que se baraja, depende en gran parte del visto bueno de Oltra, que sigue marcando el paso del Compromís en el Gobierno autonómico como vicepresidenta. Oltra nunca ha visto con buenos ojos la salida de Climent, cuya gestión defiende. La interpretación de que su sustitución por Ferri para dejar paso a Marzà es el primer paso para un posible relevo en el liderazgo político de Compromís no ayuda a convencerla de aceptar la crisis de Consell. Aunque ella lidera Iniciativa del Poble Valencià, el partido ecosocialista de la coalición, tiene de su lado a sectores históricos del Bloc como el propio Morera o Climent, para quienes Oltra, pese a su desgaste tras seis años en primera fila botánica, sigue siendo el principal activo político de Compromís y la candidata en las próximas elecciones autonómicas.

Ximo Puig Generalitat Valenciana Mònica Oltra
El redactor recomienda