Los fabricantes de vacunas tantean a gobiernos autonómicos para futuras compras
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
LOS INTERMEDIARIOS SE MUEVEN

Los fabricantes de vacunas tantean a gobiernos autonómicos para futuras compras

Mediadores de empresas farmacéuticas, no solo de la rusa Sputnik, se posicionan ante gobiernos autonómicos para cuando se abra el mercado y la UE descentralice las compras

placeholder Foto: Línea de Reig Jofre, que producirá la vacuna de Janssen en España. (EFE)
Línea de Reig Jofre, que producirá la vacuna de Janssen en España. (EFE)

Las empresas farmacéuticas vinculadas a la fabricación de vacunas contra el coronavirus han comenzado a posicionarse y a sembrar relaciones 'diplomáticas' con los territorios españoles ante una posible descentralización de las compras, bien en los próximos meses o de cara a una nueva etapa de pospandemia. Gobiernos autonómicos como el valenciano o el andaluz admiten la existencia de llamadas de intermediarios y empresas dirigidas a abrir canales de comercialización, aunque sin haberse concretado en ningún plan o intención de romper el modelo de distribución centralizado, algo que sí ha insinuado la Comunidad de Madrid en sus conversaciones con los representantes de la vacuna rusa Sputnik V.

Los epidemiólogos todavía no tienen conclusiones claras sobre si la inmunización en esta primera gran administración masiva de dosis generará anticuerpos para siempre o será necesario inocular varias veces y cada cierto tiempo la solución preventiva, y, con ello, evitar nuevos contagios. Los primeros estudios han señalado que aquellas personas que han sufrido la enfermedad generan anticuerpos con mucha más rapidez cuando reciben una primera dosis de la vacuna, pero no excluyen que vaya a ser necesario implantar campañas periódicas de vacunación, como ocurre ahora con la gripe u otras enfermedades víricas.

Aunque ha habido compras individualizadas con la propia gripe, el Ministerio de Sanidad ha organizado en los últimos años negociaciones centralizadas para fijar precios con las farmacéuticas, pero después han sido las autonomías las que han decidido cuántas dosis y de qué marca adquirir a partir del menú ofrecido por el Gobierno. Con un ojo puesto en este posible escenario, en el de futuras compras de vacunas más allá de las que ya ha negociado la Unión Europea en coordinación con los Estados miembros, se explican los movimientos que farmacéuticas e intermediarios de fabricantes están desplegando ya con gobiernos autonómicos, en una suerte de ‘diplomacia paralela’.

placeholder Isabel Díaz Ayuso, con el consejero de Sanidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero. (EFE)
Isabel Díaz Ayuso, con el consejero de Sanidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero. (EFE)

Si bien no ha sido el único, el caso más claro ha sido el de los contactos que el Gobierno de la popular Isabel Díaz Ayuso en Madrid ha mantenido, a través de su consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, con Pedro Mouriño, quien asegura actuar en nombre de Iberatlantic, grupo asociado al Fondo Nacional de Inversión de Rusia, titular de los derechos de la vacuna Sputnik V.

Este diálogo ha generado una tormenta política, no solo porque la vacuna rusa todavía no ha sido aprobada por la Agencia Europea del Medicamento (EMA), sino porque las autonomías todavía no están realizando compras, una labor delegada en la UE como negociadora de los contratos y en el Ministerio de Sanidad como distribuidor. El empresario gallego, cónsul honorario de Rusia en Vigo, se acercó a las comunidades autónomas ya en septiembre, cuando les ofreció el antiviral ruso Avifavir, que Iberatlantic publicita como más barato y más eficaz como tratamiento secundario contra el covid-19 que el Remdesivir. Lo hizo a través de una carta enviada a los respectivos responsables de salud de la que obtuvo distintas respuestas que dieron lugar a conversaciones directas en algunos casos (pinche para ver la carta).

Foto: El empresario Pedro Mouriño. (Cedida)

El contacto para el caso concreto de la vacuna Sputnik no se habría producido solo con Madrid. Desde el entorno de Mouriño, sostienen que todas las comunidades autónomas recibieron la misma oferta, bien a través de una carta con su firma, bien a través de los proveedores habituales de los respectivos sistemas de salud.

Una vez autorizada por la EMA, nada impide que una región o Gobierno autónomo pueda comprar por su cuenta la vacuna Sputnik. Fuentes de la Comisión Europea señalaban que si una fórmula no forma parte de la cartera de vacunas de la UE (como Sputnik), los Estados miembros pueden decidir comprarla. "El hecho de que las regiones puedan comprar depende de la estructura institucional de ese Estado miembro [la política de vacunas es competencia de un Estado miembro, por lo que se aplican las normas del Estado miembro y los arreglos institucionales]. Sin embargo, si una vacuna es parte de la cartera, la estrategia de vacunas de la UE no permite negociaciones o contratos paralelos. Por el momento, no hay conversaciones entre la UE y el productor de Sputnik. Pero la comisión y los Estados miembros pueden decidir juntos en cualquier momento ampliar la cartera de vacunas de la UE existente", aclaraban fuentes comunitarias, informa Nacho Alarcón.

Este mismo martes, el intermediario de Mouriño en Valencia le aseguraba que el Gobierno de Ximo Puig está igualmente “interesadísimo” en el fármaco ruso. Sin embargo, consultadas por El Confidencial, fuentes de la Generalitat negaron que se hubiera producido ningún contacto con representantes de Sputnik V para apalabrar la compra de vacunas. Recordaron que la única referencia que el ‘president’ valenciano ha hecho a la solución rusa fue solicitar que la EMA, al margen de cuestiones geoestratégicas, la tenga en cuenta en sus procesos de autorizaciones si cumple con los requisitos sanitarios y de seguridad, con el fin de ampliar la gama de vacunas en un momento de escasez.

Ximo Puig sí ha mantenido encuentros con representantes de Janssen y AstraZeneca

Ximo Puig, no obstante, sí ha mantenido encuentros con representantes de Janssen y AstraZeneca dirigidos a conocer de primera mano los planes de distribución de las vacunas acordadas con la UE y con España y planificar los dispositivos logísticos para las inyecciones. Son encuentros que presuponen una voluntad política y cierto carácter propagandístico, y así, tratar de poner en valor el papel del presidente autonómico en la distribución de vacunas.

Tanto es así que Puig ha debido aclarar que su reunión con Janssen tuvo un carácter meramente informativo y que en ningún caso se negociaron compras al margen de los acuerdos del Ministerio de Sanidad, como sí ha insinuado el Gobierno de Ayuso con Sputnik V. "Todas las comparaciones son odiosas, pero esta más, porque no tiene nada que ver. Si no estuviéramos en el mercado europeo sería peor, ir cada uno a la suya sería muy lamentable. No estamos negociando con Janssen la compra de vacunas, sino solicitando la máxima información posible", señaló en una entrevista en Onda Cero.

placeholder El presidente valenciano, Ximo Puig. (EFE)
El presidente valenciano, Ximo Puig. (EFE)

No obstante, fuentes del área de Salud de la Generalitat valenciana no ocultan que la impresión sobre el acercamiento a los dirigentes autonómicos es que las farmacéuticas y sus intermediarios están haciendo “relaciones públicas” con vistas a una posible apertura del proceso de compras, “dentro de un año, de dos o de tres”, cuando el sistema de suministro podría ser similar al que ahora se despliega, por ejemplo, con la gripe.

Expertos como Ildefonso Hernández, ex director general de Salud Pública del Ministerio de Sanidad e integrante de grupos de expertos sobre el coronavirus del Gobierno central o de la Generalitat valenciana, defienden el modelo de fijación de precios que se ha ensayado con las vacunas del covid. "Romper eso sería una insensatez. Son agentes muy grandes y el negocio de las vacunas es muy grande. Que haya elementos díscolos puede encarecer las compras. Las empresas son brillantes en hacer esos juegos", explica a El Confidencial.

Foto: Una enfermera extrae viales de la Sputnik V durante la vacunación en Macedonia del Norte. (Reuters)

Negociar por su cuenta

Desde la Junta de Andalucía, admitieron también la existencia de llamadas de intermediarios con ofertas de vacunas. No obstante, el presidente, Juan Manuel Moreno, defendió que su comunidad ha actuado con “absoluta lealtad institucional” y no ha mantenido reuniones ni contactos para la adquisición de vacunas al margen del Gobierno de la nación o de la UE. Moreno defendió el papel europeo, dejando claro que la economía de escala facilita la adquisición en grandes lotes y con más fortaleza que en ámbitos locales. No obstante, dejó claro que si el ritmo de llegada de vacunas sigue a la velocidad actual, no descarta que las comunidades se impacienten y comiencen a negociar por su cuenta.

“Si no se soluciona el ritmo de vacunación de manera urgente por parte de las autoridades europeas y nacionales, probablemente se multipliquen las posibilidades de que muchas comunidades autónomas de manera unilateral negociemos algo que es fundamental, que es la salud de nuestros administrados”, señaló el presidente andaluz en unas declaraciones a los medios de comunicación en Cádiz. “Eso va a suponer que tengamos la posibilidad de intentar contactar con algunas de las empresas que, una vez aprobado por la Agencia Europea del Medicamento, pudieran distribuirlo”, agregó.

Aragonès pidió a la EMA que acelerara todas las gestiones para hacer que pudiéramos disponer de todas las vacunas existentes

Lo mejor, según el presidente de la Junta, es seguir el camino trazado y continuar con la compra centralizada desde la Unión Europea, pero sí reclamó tanto al Gobierno español como a las autoridades europeas que presionen y aprieten a las farmacéuticas para que cumplan con las entregas. "Que se muestre que Europa es una de las regiones más potentes del mundo en términos económicos y sociales y tengamos vacunas suficientes", concluyó.

Desde el Govern de Cataluña, señalaron que hace meses que el actual vicepresidente, Pere Aragonès, pidió públicamente a la EMA que acelerara todas las gestiones para hacer que pudiéramos disponer de todas las vacunas posibles existentes en el mercado (aunque no hizo mención específicamente de la vacuna Sputnik). "No ha hablado directamente con ningún representante de esta vacuna ni de su distribuidora aquí, pero reiteramos lo que decía entonces Aragonès", dijeron fuentes de la Generalitat catalana.

Las empresas farmacéuticas vinculadas a la fabricación de vacunas contra el coronavirus han comenzado a posicionarse y a sembrar relaciones 'diplomáticas' con los territorios españoles ante una posible descentralización de las compras, bien en los próximos meses o de cara a una nueva etapa de pospandemia. Gobiernos autonómicos como el valenciano o el andaluz admiten la existencia de llamadas de intermediarios y empresas dirigidas a abrir canales de comercialización, aunque sin haberse concretado en ningún plan o intención de romper el modelo de distribución centralizado, algo que sí ha insinuado la Comunidad de Madrid en sus conversaciones con los representantes de la vacuna rusa Sputnik V.

Industria farmacéutica Coronavirus Noticias de Comunidad Valenciana
El redactor recomienda