Pelo en valija diplomática: el extraño negocio en Guinea de los socios del hermano de Puig
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
JUAN ADELL QUERÍA SER CÓNSUL

Pelo en valija diplomática: el extraño negocio en Guinea de los socios del hermano de Puig

Juan Adell, sancionado junto a Francis Puig por pactar precios en À Punt, pretendía ser cónsul del país africano en España y captar subvenciones de la Aecid para un hotel rural

Foto: Juan y Enrique Adell, a la izquierda.
Juan y Enrique Adell, a la izquierda.

Los socios comerciales de Francis Puig, hermano del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, pretendían extender su negocio 'cazasubvenciones' más allá de las fronteras valencianas y españolas implicando a la Administración autonómica y la Agencia Española de Cooperación al Desarrollo (Aecid) en proyectos vinculados a la cooperación internacional en Guinea-Bisáu a través de iniciativas de promoción turística e, incluso, con una suerte de fusión cultural del país africano con la lengua valenciana a través de la contratación de un artista guineano que cantase en el idioma vernáculo con el fin de captar ayudas públicas de la Conselleria de Educación.

La relación de conversaciones recogidas en los chats de WhatsApp que la Abogacía de la Generalitat obtuvo en la investigación del tribunal autonómico de Defensa de la Competencia por un intento de amaño del concurso de corresponsalías de la televisión autonómica À Punt revela una intensa relación de uno de los socios de Francis Puig, Juan Adell, con el país africano y un intento de transformarla en negocios rentables, siempre tratando de sacar ventaja del respaldo público. En una de estas conversaciones, Adell llega incluso a explicar a Francis Puig que está tratando de obtener la documentación para ser nombrado cónsul de Guinea-Bisáu en Valencia y Barcelona, convencido de que esto le permitirá abrir nuevas oportunidades. La más sorprendente, por extravagante y rocambolesca, es una que consiste en exportar cabello humano desde Guinea a Reino Unido para venderlo usando para ello "la valija diplomática".

Así lo expresa Adell al hermano de Puig sin especificar si habla en broma o en serio:

29/08/2018. Juan Adell: "Hoy han venido de Naciones Unidas para un plan global de apoyar a la administración, descentralizar la administración; hoy el tema era pesca, mañana tengo turismo, tengo a [nombre que aparece borrado por Competencia] otros que quieren traer barcos, hacer una escuela de fútbol. Y tema turismo, el viernes hacemos la documentación para hacerme cónsul de Valencia y Barcelona… Y la amiga quiere llenar la valija diplomática de cabello humano para venderlo… Lo compran en Londres… El socio de aquí quiere que hagamos una cámara iberoamericana en Bisáu… En fin, y más cosas".

La venta de cabello humano sin tratar es un negocio habitual en el mundo de la peluquería. No solamente se emplea para hacer extensiones, sino también para elaborar pelucas. Las extensiones de pelo rizado natural al estilo afroamericano pueden encontrarse por internet a precios de unos 40 dólares de media la unidad.

placeholder En el centro, el padre de los Adell Bover, ya fallecido, cuando construyó la fábrica de pescado congelado en Guinea-Bisáu.
En el centro, el padre de los Adell Bover, ya fallecido, cuando construyó la fábrica de pescado congelado en Guinea-Bisáu.

Los chats revelan que Juan Adell pasa largas temporadas en Guinea y se relaciona con Francis Puig desde este país cuando hablan de sus proyectos en la Comunidad Valenciana. La razón de este vínculo africano hay que buscarla en el padre de Juan y Enrique, los dos empresarios que han sido sancionados por pactar precios para repartirse las corresponsalías de À Punt en las comarcas de Castellón, algo que no lograron después de que la propia dirección de la televisión autonómica sospechase y llevase el expediente a Competencia.

Un 15 de enero de 1997, se firmaba en una notaría de Vinarós la escritura de constitución de la sociedad limitada Viguibpeix con un único objeto social: la comercialización y venta de toda clase de pescado, mariscos, crustáceos y moluscos. La empresa, fundada por Enrique Adell Segura, su mujer Juana Bover, sus dos hijos, Juan y Enrique, y otros familiares, está en el origen de una extensa relación de esta familia con Guinea-Bisáu. Allí creó desde cero el patriarca de la familia una fábrica para congelar y empaquetar pescado que, tras su fallecimiento en el mismo país africano por un ataque al corazón, pasó a supervisar Juan Adell. Viguibpeix está hoy extinguida como sociedad en España, pero su hijo ha tratado durante varios años de mantener la actividad y el vínculo con Bisáu, según ha podido saber El Confidencial.

Adell explica en el chat a Francis que uno de sus proyectos es montar un hotel rural en el parque natural de los manglares del río Cacheu. "Estoy aprendiendo mucho de cómo funciona el mundo de las ONG", le dice. Su plan es crear una organización no gubernamental para captar recursos de la Aecid y la Generalitat, y explotar el hotel de "semilujo". Según relata, el director del parque estaría dispuesto a cederle los terrenos para el establecimiento porque parte de esos recursos servirían para colaborar en el mantenimiento del "manglar más grande del África occidental". Es en esta misma conversación de agosto de 2018 cuando plantea además la posibilidad de contratar a un cantante guineano llamado Madjulis para presentarse a una convocatoria de proyectos singulares en valenciano y obtener otra subvención.

Foto: Francis Puig, hermano de presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig.

Francis Puig, que profundizó en la relación con sus socios comerciales alrededor de 2006 tras conocerse en una de las fiestas de los asociados del Grupo Prisa en Tenerife, se retiró del concurso de corresponsalías de À Punt después de que la mesa de contratación le pidiese explicaciones. Los chats que para Competencia prueban el intento de pacto de precios fueron obtenidos por los investigadores después de que la Abogacía de la Generalitat obtuviese una orden judicial de un juzgado de lo contencioso de Castellón para entrar en las instalaciones de las productoras implicadas.

Este hecho es esgrimido desde el entorno del 'president' Puig para sostener que su hermano Francis no ha contado en ningún momento con el favor de la Administración autonómica y que, si se ha cometido alguna irregularidad, los técnicos han actuado con total independencia. No obstante, el propio Francis revela a sus interlocutores que obtiene información sobre la convocatoria de la televisión pública a través de la delegada de la empresa autonómica en Castellón. À Punt terminó contratando las corresponsalías por un precio superior al ofrecido por el supuesto 'cártel', aunque los Adell Bover han vuelto a presentarse a una nueva licitación poniendo en un compromiso a la nueva dirección general de Alfred Costa, que no puede impedirlo legalmente.

Las conversaciones recogidas en el expediente, más allá del asunto concreto de concurso de la televisión autonómica, sí revelan una vigilancia constante de Francis Puig y los Adell Bover por cualquier convocatoria de subvenciones y ayudas públicas de la Generalitat relacionadas con la promoción del valenciano, la comunicación, licencias de radio (los Adell gestionan dos emisoras, en Benicarló y Vall d'Uixò, asociadas a la Cadena SER) o la publicidad institucional.

Un juzgado de Valencia investiga si este grupo de empresarios pudo haber cometido fraude de subvenciones por valor de más de un millón de euros tras una denuncia del Partido Popular. La secretaria general de los populares valencianos, Eva Ortiz, desveló este lunes que Competencia remitió a la Fiscalía Anticorrupción el grueso de chats y una parte 'reservada' de la documentación obtenida durante su investigación por si hubiera indicios de delito. Anticorrupción, a su vez, ha remitido el expediente a la Fiscalía de Castellón. Francis Puig, que todavía no ha comparecido ante el juzgado que instruye las diligencias, ha negado las acusaciones. El 'president' Puig se ha defendido de la presión del PP señalando que los hechos que se atribuyen a su hermano no afectan ni están relacionados con su gestión, al tiempo que los socialistas han acusado a la formación conservadora de inventarse un caso para socavar la imagen de barón socialista.

Ximo Puig Noticias de Comunidad Valenciana
El redactor recomienda