Es noticia
Menú
La TV valenciana se divorcia de Mediapro: Roures no cede en la tarifa del fútbol
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
À PUNT NO COMPRA DERECHOS A LA PRODUCTORA

La TV valenciana se divorcia de Mediapro: Roures no cede en la tarifa del fútbol

La productora barcelonesa se niega a negociar una rebaja en los derechos de los resúmenes de partidos después de que À Punt cancelase sus programas deportivos por baja audiencia

Foto: Javier Tebas y Jaume Roures, presidentes de LaLiga y Mediapro, respectivamente.
Javier Tebas y Jaume Roures, presidentes de LaLiga y Mediapro, respectivamente.

El matrimonio de Jaume Roures con la televisión autonómica valenciana se ha roto y la relación apenas dará lo que queda de temporada para negociar la pensión de compensación para dos de sus hijos en común, un programa concurso que À Punt quiere renovar y otro de monólogos. La Corporación Valenciana de Medios de Comunicación (CVMC) ha concluido sin éxito las conversaciones con Mediapro para adquirir los derechos de los resúmenes de partidos de La Liga y la Copa del Rey de la temporada 2019-2020. La razón: las condiciones impuestas por la productora catalana tanto en precios como en duración del contrato y su posición inflexible para negociar las mismas, según ha confirmado El Confidencial de fuentes cercanas a la sociedad pública.

Roures inició el pasado mes de julio una ronda negociadora con las televisiones públicas para comercializar los resúmenes de los partidos sobre los que tiene derechos no exclusivos. En el caso de la televisión valenciana, disfrutaba desde finales de 2017 de un acuerdo marco que incluía, además de las imágenes, la producción de dos programas de contenido deportivo ('Tot esport' y 'Tot fútbol') a cargo de su filial en la Comunidad Valenciana, la productora Valencia Imagina Televisió (VIT). El contrato ascendía a 2,7 millones de euros, pero los dos espacios no cumplieron los objetivos de audiencia —llegaron incluso a suspenderse— y la cadena, que atraviesa por dificultades presupuestarias, ha decidido no renovarlos.

placeholder El consejo rector de À Punt.
El consejo rector de À Punt.

La intención de la dirección general de Empar Marco era negociar solamente la adquisición de los derechos y aprovechar las imágenes en programas de producción propia —ha planificado uno para el viernes y otro para el domingo—, algo que será imposible por el desacuerdo entre las partes en el precio. Roures planteó una tarifa de más de 500.000 euros anuales que además incluía el compromiso de comprar imágenes de La Liga durante tres años seguidos. La propuesta fue considerada “inasumible” por el consejo rector del canal autonómico, que apuró las conversaciones hasta el pasado mes de agosto tras un intento infructuoso de la dirección de encontrar un patrocinador que colaborase económicamente. La obligación de que el patrocinio tuviese que extenderse durante tres años parece haber influido en el fracaso en la búsqueda de un colaborador económico. Mediapro tampoco aceptó ceder solamente los derechos de los equipos valencianos de Primera DivisiónValencia CF, Villarreal CF y Levante UD—. La propuesta de la productora de Barcelona pasaba por arrendar los resúmenes de todos los partidos a precio único.

Jaume Roures proponía una tarifa de más de 500.000 euros anuales durante tres temporadas seguidas y se ha negado a negociar a la baja

La ausencia de acuerdo supone un hándicap para À Punt, que no podrá ofrecer a su audiencia imágenes de los partidos de los equipos locales. Solo podrá hacer uso de los resúmenes que se fijan como mínimo por ley: 90 segundos por partido 24 horas después.

Foto: Roures (c), cuando firmó la paz judicial con la Generalitat valenciana en noviembre de 2015. (EFE)

Uno de los factores que explican el encarecimiento del producto de Roures es que el empresario ha impuesto a À Punt un coste vinculado al porcentaje que la televisión valenciana tiene atribuido en la Forta a la hora de distribuir precios, cerca de un 13% del total. El empresario no tiene obligación de usar esos porcentajes como criterio a la tarifa general que ofrece a las cadenas de la Forta, pero ha sido el listón que ha empleado para negociar con todas ellas sin ceder ni un milímetro.

Para la televisión valenciana, los porcentajes están basados en criterios aplicados al antiguo Canal 9, que fue clausurado en 2013 por el popular Alberto Fabra. Pese a que À Punt es un proyecto todavía en fase de consolidación y con poco más de un año de emisiones, la Forta la equipara a la anterior televisión autonómica y ha aplicado los mismos criterios de distribución con el consejo rector que preside Enrique Soriano, que es quien se relaciona con la Federación de Organismos de Radio y Televisión Autonómicos. Esto influye en los precios que À Punt tiene que pagar por las series y películas que compra la Forta para distribuirlas entre sus televisiones.

El fracaso negociador revela un conflicto en el seno de la Forta por el reparto de porcentajes en el peso de las distintas televisiones autonómicas

Actualmente, la relación comercial entre la Corporación Valenciana de Medios y Mediapro ha ido a la baja. À Punt emite reposiciones de un programa realizado para À Punt por Valencia Imagina Televisió, la filial de Roures. Se trata del concurso 'Atrapa’m si pots'. La voluntad de la cadena es renovar el contrato de este formato presentado por el 'showman' Eugeni Alemany que tiene resultados de audiencia por encima de la media de la parrilla. Las partes están negociando para tratar de alcanzar un acuerdo antes de acabar el año. VIT mantiene solo en antena el espacio de monólogos 'Comediants'. Uno de los contratos de servicio de equipamiento técnico completa el vínculo contractual.

La actual relación entre la productora de Roures y el canal autonómico dista mucho de cumplir las expectativas que el productor y sus socios locales se habían creado cuando comenzó a andar el nuevo proyecto televisivo público. Mediapro confiaba en convertirse en proveedor preferente de À Punt en producción de programas, especialmente en todo lo relacionado con espacios y retransmisiones deportivas, tras haber firmado la paz con la Generalitat que preside Ximo Puig renunciando a litigios pendientes con la antigua Canal 9 por importe de 27 millones de euros. La cruda realidad es que las apreturas presupuestarias y el desacuerdo en las tarifas han dejado la televisión autonómica no solamente sin la posibilidad de emitir partidos de los equipos locales en directo sino también hasta de ofrecer resúmenes inmediatos de los mismos.

El matrimonio de Jaume Roures con la televisión autonómica valenciana se ha roto y la relación apenas dará lo que queda de temporada para negociar la pensión de compensación para dos de sus hijos en común, un programa concurso que À Punt quiere renovar y otro de monólogos. La Corporación Valenciana de Medios de Comunicación (CVMC) ha concluido sin éxito las conversaciones con Mediapro para adquirir los derechos de los resúmenes de partidos de La Liga y la Copa del Rey de la temporada 2019-2020. La razón: las condiciones impuestas por la productora catalana tanto en precios como en duración del contrato y su posición inflexible para negociar las mismas, según ha confirmado El Confidencial de fuentes cercanas a la sociedad pública.

Mediapro Jaume Roures Noticias de Comunidad Valenciana
El redactor recomienda