advierte a puig y oltra sobre su política lingüística

Rajoy enfría el posible acercamiento de presos de ETA: "No admitiremos impunidad"

El presidente del Gobierno esquiva la alusión directa al acercamiento a cárceles del País Vasco, pero advierte que no aceptará cambios en el relato: "Que nadie quiera ahora ocultar la historia"

Foto: El alcalde de Alicante, Luis Barcala, y Mariano Rajoy.
El alcalde de Alicante, Luis Barcala, y Mariano Rajoy.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, advirtió este sábado desde Alicante al entorno de ETA que no admitirá manipulación en el relato sobre las consecuencias del terrorismo en España y que su Gobierno y el Partido Popular “no va dejar de apoyar a las víctimas” de la banda terrorista. “Nunca”, repitió. “Estaremos de su lado, con sus familias, apoyándolas y cuidando que nadie quiera contar historias y ocultar la verdadera historia”. Ante una sala repleta de público en el Auditorio de la Diputación de Alicante (ADDA), el acto comenzó con un vídeo de homenaje a los cuadros del PP asesinados por ETA y una silla vacía sobre el escenario cubierto de rosas blancas.

ETA ha anunciado su disolución, pero tanto su entorno político como jurídico trabaja ahora para intentar arrancar mejoras en la situación penitenciaria de sus presos. Tal como desveló El Confidencial, los abogados de etarras han iniciado contactos en el Audiencia Nacional para tratar de propiciar acercamientos a las cárceles del País Vasco. Lo hacen en parte respaldados por el llamado Grupo Internacional de Contacto, los mediadores internacionales que este viernes, en una cumbre en la localidad francesa de Cambo, incluso se atrevían a usar términos como el de “presos políticos”.

No vamos a admitir ni impunidad ni mentiras. La verdadera historia del terrorismo etarra es una historia de resistencia democrática

Rajoy no hizo alusión directa a esta cuestión en su intervención, pero sí insinuó que el Ejecutivo no modificará su actual política penitenciaria. "No vamos a admitir ni impunidad ni mentiras. La verdadera historia del terrorismo etarra es una historia de resistencia democrática frente a una banda de terroristas que querían doblegar a la democracia española". Y añadió: "Hoy el terrorismo adopta otras formas, pero ningún terrorismo doblegará nuestras democracia. La sociedad española ha vencido a ETA", insistía en sus primeras frases de su discurso en Alicante. "La verdadera historia está plagada de familias y vidas rotas. Es la de los héroes que hemos recordado en el vídeo que hemos visto hace un rato. Esa es la verdadera historia", abundaba.

La visita de Rajoy a Alicante se produce después de que el pasado 19 de abril los populares recuperasen la alcaldía de la ciudad. Fue en un tormentoso pleno en el que el PSOE fue incapaz de sumar a los votos de la izquierda el de la tránsfuga de Podemos, Nerea Belmonte. Al no obtener mayoría absoluta, Luis Barcala, que encabezó la lista más votada, la del PP, tomó la vara de mando. El formación conservadora regresaba así al poder municipal tras una salida abrupta tras perderla mayoría acosada por múltiples casos de corrupción y con sus líderes locales (como Sonia Castedo) encausados.

La recuperación de Alicante ha sido una gota en el océano de malas noticias sobre sus perspectivas electorales en el que navega Rajoy. La grave crisis de Madrid, tras la renuncia de Cristina Cifuentes por el caso de su máster y el vídeo del registro en un cuartito de su ‘súper’ Eroski, la incapacidad para capitalizar el voto españolista por el conflicto ‘indepe’ en Cataluña o la demora a la hora designar candidatos con capacidad de arrastre territorial tienen al PP hundido en las encuestas, donde Ciudadanos ya aparece como primera fuerza en unas hipotéticas generales.

En la Comunidad Valenciana, los últimos sondeos también sitúan a los populares lejos de recuperar al poder autonómico, con una lideresa regional, Isabel Bonig, que no está claro si suma o resta. Incluso en Alicante, donde la izquierda podría perder la mayoría, el PP podría verse rebasado como primera fuerza por Ciudadanos. No obstante, Rajoy llegó este jueves a la ciudad para darse una pequeña satisfacción en ese contexto tan negativo para su formación, dispuesto a defender un modelo de segunda vuelta en las municipales con el que amortiguar una previsible debacle todavía mayor en la cita del 26 de mayo de 2019.

Rajoy se mostró confiado en que su partido ganará las elecciones municipales, autonómicas y europeas. Defendió sus políticas en materia económica y sus resultados y advirtió a los actuales inquilinos de la Generalitat, Ximo Puig y Mónica Oltra (PSOE y Compromís), de que recurrirá su actual decreto de plurilingüismo en la enseñanza si considera que conserva aspectos anticonstitucionales tras la negociación para pulirlo que actualmente mantiene su Gobierno y el valenciano. Es una petición que Bonig, que este sábado aseguró que si llega a la Generalitat suprimirá también el requisito lingüístico en la docencia media y superior, hace insistentemente a su superior. La dirigente popular valenciana ha convertido el tema de la lengua en uno de los ejes centrales de su discurso y de la acción política.

"El Gobierno estará siempre con la ley y la libertad de los padres para elegir el centro y la lengua vehicular, que nadie se llame a engaño", asestó Rajoy. "No vamos a aceptar ni imposiciones ni discriminaciones. Castellano y valenciano son lenguas cooficiales y deben ser protegidas sin discriminación. Lo último que necesita la Comunidad Valenciana es seguir el ejemplo de división que están sufriendo los catalanes", insistió.

Luis Barcala: "Hemos recuperado la senda de la razón y ha soltado el lastre que suponía un gobierno municipal desastroso"

A su llegada, donde le esperaban frente al Ayuntamiento de Alicante un grupo de sindicalistas y jubilados defensores de un incremento de las pensiones que ha proferido pitos, fue recibido por el nuevo alcalde y otros cuadros del partido, como el exministro de Exteriores, José Manuel García Margallo.

En su intervención en el acto posterior a la visita al consistorio, Luis Barcala defendió que la ciudad de que la que ahora es alcalde "ha recuperado la senda de la razón y ha soltado el lastre que suponía un gobierno municipal desastroso". El dirigente popular trató de ofrecerse como reparador de "tres años en los que han abundado las disputas internas, rencillas personales y hasta rocambolescos episodios de espionaje". Barcala recordó que el PP fue el partido más votado en 2015 en Alicante, pero que fue apartado del poder: "El objetivo era desalojar al PP, el día después la nada, la hipocresía, la demagogia y la falta de gestión".

El presidente provincial en Alicante, José Císcar, reprochó a Ciudadanos su "no rotundo" a formar parte del gobierno municipal. Císcar acusó al partido naranja de no querer asumir responsabilidades de gestion. "Ciudadanos es un partido de veraneantes", asestó.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios