Rajoy propondrá incluir la doble vuelta en municipales ante la fragmentación del voto
  1. España
el pp promueve la reforma de la ley electoral

Rajoy propondrá incluir la doble vuelta en municipales ante la fragmentación del voto

De la exigencia del 40 por ciento para adjudicar la mitad más uno de los concejales, el PP pasó al 35 y ahora reconoce que serán raras las listas que sumen un tercio de los votos

Foto: Rajoy propondrá incluir la doble vuelta en municipales ante la fragmentación del voto
Rajoy propondrá incluir la doble vuelta en municipales ante la fragmentación del voto

El Partido Popular prepara una proposición de ley para volver a la carga en el Congreso con su propuesta de garantizar que gobierne la lista más votada en los ayuntamientos, pero con la novedad de adaptarse a los nuevos tiempos de la fragmentación del voto. Por primera vez en un texto articulado, el Grupo Popular incluirá la fórmula de recurrir a una segunda vuelta cuando ningún partido tenga una mayoría clara. De la exigencia teórica del 40 por ciento para adjudicar la mitad más uno de los concejales, los populares pasaron al 35 y ahora reconocen que serán raras las candidaturas que el próximo año vayan a superar un tercio de los votos.

Con nueva sociología electoral fijada en los últimos comicios generales de 2017, los autonómicos y municipales de 2015, más el panorama que dibujan las encuestas, en el PP ya retocan su propuesta clásica, la planteada desde hace dos legislaturas para evitar la generalización de lo que llaman "pactos de perdedores" que les suelen dejar fuera del poder.

Foto: Así cambiaría (poco) el Congreso con la Ley Electoral que negocian Podemos y Cs

A finales de 2014 el PSOE se negó en redondo a reformar la ley electoral para introducir 'refuerzos' de las mayorías relativas en los ayuntamientos como proponía el PP. Los socialistas adujeron que no daba tiempo antes de los comicios para buscar un acuerdo, ni siquiera sobre su propia propuesta, tanteada en algún programa electoral, de introducir la doble vuelta.

El PP renunció al final a cambiar la normativa, aunque tenía entonces la hegemonía parlamentaria requerida para hacerlo, y en los comicios de la primavera siguiente se generalizaron los pactos de izquierda que dieron a Podemos alcaldías como las de Madrid, Zaragoza o Cádiz, donde la lista más votada fue la de los populares. La única capital de provincia con mayoría absoluta fue Soria (del PP) y entre las ciudades con más población solo en Vigo la lista más votada (la de Abel Caballero) obtuvo más de la mitad de los concejales en juego.

El alcalde de Soria, Carlos Martínez Mínguez. (EFE)
El alcalde de Soria, Carlos Martínez Mínguez. (EFE)

En el Grupo Popular insiste en que ahora sí hay tiempo para acometer la reforma de la ley electoral porque queda todo un año para pactar. Después de plantear su plan genérico en la comisión del Congreso que analiza los cambios planteados por todos los partidos, el PP llevará al Congreso una proposición de ley específica para su tramitación ordinaria que podría estar aprobada antes de fin de año.

Los populares se muestran abiertos a las enmiendas de los demás grupos, pero tienen que esbozar el sistema de doble vuelta con el que se quieren atraer al PSOE de entrada. El PP plantea mantener el principio de que con un 35 por ciento de los votos válidos se garantice a una candidatura la mitad más uno de los concejales, pero siempre que la ventaja sea de cinco puntos sobre el segundo partido. Incluso ese porcentaje podría bajar al 33 o al 30 por ciento cuando la diferencia sobre la siguiente formación alcanzara los 10 puntos.

La actual fragmentación del voto en las principales capitales hace presagiar una segunda vuelta generalizada de ponerse en marcha esa reforma

La segunda vuelta quedaría para el caso en que nadie alcance esas cifras de voto y ventaja, pero los resultados electorales y las tendencias que apuntan las encuestas amenazan con que el recurso eventual tenga que ser la norma habitual ante la consolidación de los nuevos partidos como Podemos y Ciudadanos. Además de las cuatro formaciones de ámbito nacional, los partidos independentistas, nacionalistas y regionalistas elevan la fragmentación de los grupos municipales hasta en 6 y 7 formaciones en parte de los ayuntamientos más grandes.

Las principales dudas de los redactores de la propuesta del Grupo Popular, a la espera de las instrucciones de la dirección del partido, están en las cifras del mínimo exigido a los partidos para pasar a una segunda vuelta, en principio un 15 por ciento que limitaría mucho las opciones para que entraran en liza más de dos partidos.

La actual fragmentación del voto en las principales capitales hace presagiar una segunda vuelta generalizada de ponerse en marcha esa reforma. En Madrid gobierna Manuela Carmena, gracias al apoyo del PSOE, pero no pasó del 31 por ciento de los votos frente al 34 por ciento del PP. Y en Barcelona la actual alcaldesa, Ada Colau, se quedó en el 25 por ciento frente al 22 de CiU.

Partido Popular (PP) Mariano Rajoy Programa electoral PSOE Manuela Carmena Ada Colau Abel Caballero Elecciones Municipales y Autonómicas 2015 Nacionalismo
El redactor recomienda