informe de bbva research

La crisis de Cataluña se contagia a Valencia: BBVA prevé una desaceleración del PIB

El servicio de estudios del banco señala a la Comunidad Valenciana como una de las más afectadas por la incertidumbre del desafío soberanista. Aun así, prevé un crecimiento al menos del 2,4%

Foto: Rafael Doménech (BBVA Research) y Carlos Rodríguez, director regional Este de Banca de Empresas y Corporaciones del banco. (BBVA)
Rafael Doménech (BBVA Research) y Carlos Rodríguez, director regional Este de Banca de Empresas y Corporaciones del banco. (BBVA)

La recepción de sedes sociales de bancos (CaixaBank, Banco Sabadell y Mediolanum) o empresas como consecuencia de la inestabilidad política en Cataluña ha tenido un impacto positivo en términos de imagen para la Comunidad Valenciana. El territorio ha aparecido a ojos del mercado como un anfitrión estable, capaz de acoger entidades financieras y productivas en busca de seguridad jurídica. Sin embargo, la realidad económica es mucho más compleja y va más allá de cuestiones reputacionales. Los fuertes lazos comerciales que unen a las dos autonomías hacen inevitable que el frenazo en la economía catalana tenga efectos directos o indirectos sobre su vecina del sur.

Así viene recogido en el último informe de previsiones económicas de la Comunidad Valenciana, elaborado por el servicio de estudios del BBVA, que este miércoles presentó en Valencia su director de Análisis Macroeconómico, Rafael Doménech. El estudio contempla para 2018 la desaceleración en el crecimiento del PIB regional causado, entre otras razones, por "la incertidumbre de política económica por la tensión política en Cataluña". "La incertidumbre podría restar tres o cuatro décimas al crecimiento del PIB valenciano en 2018, siendo una de las comunidades más expuestas", señala el texto. La previsión de los analistas del banco que preside Francisco González es que la autonomía crezca un 2,4%, frente al 3,3% de incremento de la riqueza con que se contempla que haya cerrado 2017. El entorno exterior apoya el aumento de la actividad, pero el agotamiento del empuje de la "demanda interna embalsada" y del sector turístico, sumados a la inestabilidad derivada de la crisis catalana, presionan a la baja el crecimiento.

Previsiones económicas para 2018 en la Comunidad Valenciana de BBVA Research.
Previsiones económicas para 2018 en la Comunidad Valenciana de BBVA Research.

Tampoco se registrarán bajadas adicionales de los tipos de interés ni del precio del petróleo. Todos factores que tienden a desacelerar el consumo y la inversión. Hay riesgos asimismo sobre la sostenibilidad del sector turístico. El grado de ocupación hotelera ha alcanzado máximos durante temporada alta, al igual que los precios. El Brexit ha tenido también un impacto sobre la ventas hacia este país, pese a que el sector exterior va a seguir siendo una de las locomotoras del crecimiento regional. “La incertidumbre, aunque se haya moderado mucho, no ha desaparecido”, indicó el economista.

La autonomía aguanta el golpe, de momento

Pese a la existencia de todos estos indicadores, el cuarto trimestre de 2017 y el mes de enero han sido buenos para la Comunidad Valenciana, que, de momento, parece haber sorteado todos esos vientos en contra. Consumo privado, mercado laboral y turismo se han comportado mejor de lo esperado, lo que sitúa la tasa interanual de crecimiento por encima del 3%. El banco sigue detectando signos de fortaleza en el comportamiento de la actividad productiva valenciana. La previsión del 2,4% tiene un "sesgo al alza", según explicó Doménech.

El elevado dinamismo del empleo en el arranque del primer trimestre de este año evidencia que hay "factores externos favorables" que compensan el impacto de la incertidumbre. "No seria descabellado volver a un crecimiento del 2,7-2,8%. De cumplirse las previsiones, se podrían crear más de 100.000 puestos de trabajo y la tasa de paro se reduciría hasta el 13,3% a finales de 2019".

Doménech: mejor crecer que quita de deuda

Aunque a menor ritmo que en años anteriores, la buena marcha de la economía valenciana no excluye la necesidad de realizar reformas. Entre ellas, Doménech citó la importancia de la percepción de las cuentas autonómicas, "lo que pide avanzar rápidamente en la reforma del sistema de financiación autonómica". El analista de BBVA Research cree que con mayores ingresos procedentes de un nuevo modelo de reparto de recursos, la Comunidad Valenciana podría plantearse incluso regresar a los mercados internacionales de deuda para financiarse, pese a su elevado endeudamiento en relación con su PIB. De hecho, señaló que el crecimiento económico (menos deuda relativa sobre PIB) y nuevos ingresos en las cuentas públicas serían "una pieza más determinante" que la quita de deuda que se reclama desde la Generalitat valenciana o la reestructuración vía intereses y plazos que propone el Ministerio de Hacienda.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios