Turismo: Cinco estrellas all in por 36 euros la noche: Túnez, Egipto y Turquía alarman al turismo. Noticias de Comunidad Valenciana
han recuperado 3,5 millones de turistas

Cinco estrellas 'all in' por 36 euros la noche: Túnez, Egipto y Turquía alarman al turismo

Los destinos del Mediterráneo oriental lanzan campañas agresivas para captar turistas perdidos por el terrorismo. Lo están consiguiendo: este verano recuperaron 3,5 millones de visitantes

Foto: Playa en Túnez. (EFE)
Playa en Túnez. (EFE)

España vive un momento dulce en el sector turístico. El país sigue reventando las estadísticas en recepción y gasto de visitantes extranjeros. Solamente la incertidumbre política en Cataluña explica una moderación en sus cifras que, de momento, no parece tener impacto en el resto de destinos. La razón de este éxito, que se tradujo en la entrada entre enero y noviembre del año pasado (último analizado por el INE) de más de 82.000 millones de euros procedentes del exterior, está en la valorada oferta turística española, que abarca desde el clásico sol y playa hasta la cultura, el patrimonio histórico y arquitectónico, la gastronomía o el medio ambiente. Nunca antes había entrado tanto dinero.

El subidón es en gran parte por mérito propio. Pero una de sus razones hay que buscarla justo al otro extremo del mar Mediterráneo. Los competidores clásicos de España han sufrido una crisis importante como consecuencia del impacto sobre la confianza del viajero de los atentados causados por el terrorismo yihadista y la inestabilidad política. Egipto, Turquía y, en menor medida, Túnez han dejado escapar estos años a millones de turistas que han recalado en las costas y ciudades españolas. La luna de miel ha sido, en realidad, un matrimonio prestado. El atentado que sufrió Barcelona el 17 de agosto del año pasado, con una atropello masivo en un lugar tan emblemático como la Rambla, hizo perder a España la virginidad en cuanto a ataques a sus símbolos turísticos. Y coincidió, además, con el inicio de una recuperación de los destinos orientales que ha comenzado a encender algunas luces rojas entre los empresarios locales.

Thomas Cook comercializa paquetes en Antalya (Turquía) por 380 libras.
Thomas Cook comercializa paquetes en Antalya (Turquía) por 380 libras.

El sector, que la semana que viene pulsará en Fitur su estado de salud de cara a las campañas de 2018 y 2019, empieza a ser consciente de que los competidores se mueven de nuevo y que aquellos que no hayan hecho los deberes tendrán que ponerse las pilas. “Están tirando los precios y nosotros tenemos un turismo prestado. Ahora vamos a ver si hemos sido capaces de fidelizarlo”, señala a El Confidencial Antoni Mayor, presidente de la influyente patronal hotelera de Benidorm y la Costa Blanca, Hosbec, y propietario de la cadena Port Hotels.

Zoreda (Exceltur): "Túnez, Egipto o Turquía pueden tirar precios y seguirán ganando dinero. Nosotros no podemos porque el margen ya es reducido"

Ciertamente, las cadenas hoteleras de Túnez, Egipto o Turquía están echando el resto con ofertas de derribo dirigidas a recuperar ocupación y confianza entre los clientes. Los grandes turoperadores internacionales como TUI-Thomson o Thomas Cook, principales prescriptores de los mercados británicos o alemanes, han reabierto los canales con estos países y están comercializando paquetes en resorts cinco estrellas en algunos de los enclaves de playa más conocidos por menos de 40 euros la noche. Viajar al Golfo de Antalya, al suroeste de Turquía, para darse un homenaje ‘all in’ (pensión completa) durante una semana es posible por menos de 400 libras, vuelos y ‘transfers’ en el aeropuerto incluidos, según puede comprobarse con facilidad en la web británica de un operador mayorista como Thomas Cook. Se trata de ofertas que no solamente rigen para temporada baja o meses valle, como febrero o marzo, sino también en mayo o junio.

El terrorismo y sus efectos sobre el turismo. (Exceltur)
El terrorismo y sus efectos sobre el turismo. (Exceltur)

Lo mismo está ocurriendo en Túnez o Egipto. TUI, por ejemplo, está vendiendo paquetes de siete noches en hoteles de lujo en Hammamet, en la costa tunecina, por 370 libras para el mes de mayo, mientras que tanto estos grandes mayoristas como la propia Booking o Expedia comercializan estancias de una semana en hoteles de máxima categoría enclavados en destinos egipcios del Mar Rojo y el sur del Sinaí como Hurghada, Marsa Alam o Sharm el Sheikh por menos de 40 euros la noche.

Los mayoristas TUI o Thomas Cook han vuelto a operar en el Mediterráneo oriental. Egipto subvenciona líneas aéreas para cubrir pérdidas

"En los países de destino (Turquía, Egipto..) tienen posibilidad de tirar los precios un 20% y seguirán ganando dinero, pero nosotros (España o viajes organizados desde España) no podemos porque el margen ya es reducido. Se bajan los precios para limitar, hacer olvidar o minimizar el miedo”, explica el vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda, a preguntas de El Confidencial. “Turquía hoy por hoy es el principal competidor de España, con 45 millones de turistas. Lo están haciendo muy bien. Egipto está usando una estrategia inteligente: subvenciona a aerolíneas garantizando el ‘break even point’, les cubre pérdidas y así no tiene que tirar los precios”, añade Zoreda.

La política de ofertas agresivas está empezando a dar sus frutos. La patronal turística estima que, solamente el pasado verano, estos destinos lograron repescar a 3,5 millones de turistas extranjeros. La mayor parte procedían de países asiáticos o del este de Europa, pero los crecimientos son muy importantes también en mercados emisores que son caladeros de España, como los alemanes, los franceses o los italianos. La presencia de ofertas atractivas en la cartera de TUI o Thomas Cook indica que los británicos, cliente preferencial español, también han entrado en el radar.

El último barómetro de perspectivas turísticas difundido por Exceltur, publicado en octubre, refleja un ligero descenso de la confianza empresarial en casi todas las regiones turísticas españolas. El estado de ánimo contrasta con la aparente buena recepción de visitantes extranjeros. Destinos como la Costa Blanca de Alicante han pulverizado sus propios registros históricos, con una ocupación hotelera media anual del 81%, lo que indica que el sector ha roto la estacionalidad al haber sido capaz de atraer clientes en los meses valle del año. Por el momento, el impacto del regreso de los competidores al terreno de juego se mide en términos de confianza: 2018 servirá para testar si afecta también a las rentabilidades y a los ingresos de uno de los epígrafes fundamentales del PIB español.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
23 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios