Aforados, diputaciones… El PSPV bombardea a enmiendas el programa de Pedro Sánchez
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
Las delegaciones socialistas buscan consensos

Aforados, diputaciones… El PSPV bombardea a enmiendas el programa de Pedro Sánchez

La federación que lidera Ximo Puig corrige a Jordi Sevilla y aboga por derogar completamente la reforma del artículo 135 de la Constitución

Foto: Ximo Puig y Pedro Sánchez, durante la campaña de las elecciones municipales. (EFE)
Ximo Puig y Pedro Sánchez, durante la campaña de las elecciones municipales. (EFE)

El PSPV-PSOE apuesta por llevar el programa elaborado para las próximas elecciones generales un paso más a la izquierda de lo que quiere el líder socialista, Pedro Sánchez. La federación valenciana ha presentado cerca de 300 enmiendas al documento que debe cerrarse en la próxima Conferencia Política prevista para el 14 y 15 de noviembre, en Madrid. Este domingo, las distintas delegaciones territoriales se han dado cita en la capital para intercambiar papeles, cerrar acuerdos y tratar de llegar con el máximo consenso a la fecha que debe servir de pistoletazo de salida de la precampaña de las generales.

El PSPV y su líder, el presidente valenciano Ximo Puig, se han posicionado junto a otros barones como la presidenta andaluza Susana Díaz en favor de la derogación total de la reforma laboral, pero además creen que el catálogo de intenciones que los socialistas presentarán a los ciudadanos puede profundizar más en la vertiente de regeneración democrática. Una de las enmiendas aboga por “eliminar” directamente los aforamientos al ejercicio de la actividad política y por promover que las comunidades eliminen estos privilegios de los Estatutos de Autonomía.

placeholder Captura de pantalla del libro de enmiendas del PSPV-PSOE. (EFE)
Captura de pantalla del libro de enmiendas del PSPV-PSOE. (EFE)

La referencia a los aforamientos es mucho más contundente que la que recoge el programa del PSOE, que tal como está redactado habla de “limitarlos”. La postura del PSPV se entiende también por los muchos casos de corrupción que ha habido en los últimos años en la Comunidad Valenciana. No han sido pocos los diputados autonómicos del Partido Popular que han aprovechado su aforamiento y el hecho de que sus causas se tramitasen en el Tribunal Superior de Justicia para demorar su instrucción.

La federación que encabeza Puig también enmienda la plana a uno de su integrantes más ilustres, como es el exministro Jordi Sevilla, que ha colaborado en la elaboración del programa económico y se ha convertido en asesor de cabecera de Pedro Sánchez. Y lo hace además en un terreno sensible, como es el de la reforma constitucional que en 2011, poco antes de abandonar La Moncloa, negoció José Luis Rodríguez Zapatero con su sucesor Mariano Rajoy para introducir la obligación de mantener la estabilidad presupuestaria en la Carta Magna.

El programa, tal y como está redactado ahora, plantea matizar esa obligación dejando claro que esto no puede hacerse en detrimento de la prestación de servicios básicos como la sanidad y la educación. Pero los socialistas valencianos van más allá y proponen “derogar la reforma constitucional en el artículo 135”, señala la enmienda 3028, incluida en el libro de enmiendas del PSPV al que ha tenido acceso El Confidencial.

En cualquier caso, en las filas del PSPV se interpreta que fueron este tipo de decisiones, impuestas por Bruselas, las que llevaron al PSOE a cosechar sus peores resultados en unas generales en 2011. Recuperar al electorado de izquierdas debería ser uno de objetivos fundamentales, de ahí que señalen también directamente a la necesidad de liquidar la reforma laboral que aprobó el Partido Popular por considerar que ha reducido notablemente los derechos de los trabajadores y no ha contribuido a mejorar la calidad del empleo.

En materia de fiscalidad, la formación que encabeza Ximo Puig apuesta claramente por un incremento de la presión sobre las rentas altas, algo que ya recoge el programa federal. Pero además introduce un elemento en el capítulo de la lucha contra el fraude fiscal dentro del capítulo de la Unión Europea como es el de la necesidad de “acabar” con lo que considera “paraísos fiscales” dentro del espacio comunitario, en clara referencia a los regímenes laxos de impuestos de sociedades de Estados como Luxemburgo u Holanda.

Mutualizar la deuda de las autonomías

Hay otras tres baterías de enmiendas que inciden directamente sobre la problemática singular de la Comunidad Valenciana. Las referidas a la financiación autonómica reclaman más contundencia y concreción a la primera de reforma del actual sistema. En este sentido se apuesta porque el modelo asegure “la suficiencia financiera para el ejercicio de la totalidad de las competencias de las administraciones autonómicas”. Se trata de algo que ahora no ocurre con el actual sistema, lo que aboca a autonomías como la valenciana tener subsistir gracias a la respiración asistida del Fondo de Liquidez Autonómica, lo que incrementa además sus niveles de endeudamiento.

En este sentido, la enmienda 3044 aboga por la puesta en marcha de mecanismos de “mutualización de la deuda” que las administraciones territoriales han contraído con la central durante los últimos años “por causa de su insuficiencia financiera”. Precisamente la opción de una quieta de la deuda de la Generalitat Valenciana con el Estado la planteó esta semana Puig el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la Moncloa y forma parte del catálogo de reivindicaciones financieras que volverán a surgir el martes en el encuentro que el presidente valenciano tiene con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

Oposición del PP a liquidar diputaciones

El futuro de las diputaciones también marca diferencias entre los postulados de Sánchez y los del PSPV de Ximo Puig. Mientras el primero reconoce su labor y limita su reforma a cuestiones de eficiencia y mejoras en la gestión, los socialistas valencianos quieren que el volumen de sus competencias y el alcance de sus políticas dependan directamente de cada una de las comunidades autónomas. Así queda reflejado en la enmienda 2992 remitida al documento federal. En el caso de la Diputación de Valencia, su presidente Jorge Rodríguez, ya contempla transferir parte de sus servicios a la Generalitat.

Sin embargo, en este aspecto Puig cuenta con la oposición feroz del Partido Popular valenciano, que se ha atrincherado institucionalmente en las corporaciones provinciales de Alicante y Castellón, las dos grandes referencias de poder que le quedan. El presidente de la diputación alicantina, César Sánchez, ha acusado a Ximo Puig de querer pretender acabar incluso con el modelo territorial actual y liquidar las provincias. “Quiere un modelo distinto al que nos dio la Constitución en 1978. Presentaré batalla en defensa de las provincias frente al modelo federal de Puig”, ha dicho Sánchez en diversos foros.

En materia de infraestructuras, el PSPV reclama que se reconozca negro sobre blanco en el programa la necesidad de completar la conexión de alta velocidad ferroviaria (AVE) entre Valencia y Barcelona y que se impulse el Corredor Mediterráneo de ferrocarril.

Pedro Sánchez PSOE Reforma de la financiación autonómica Reforma laboral Aforamiento Ximo Puig
El redactor recomienda