COMITÉ DIRECTOR DE LOS SOCIALISTAS ANDALUCES

Otro pulso del PSOE-A: ahora enmienda a Pedro Sánchez por la reforma laboral

La federación de Susana Díaz exige derogar “con carácter inmediato” toda la ley aprobada por el PP en contra del criterio de Ferraz, que alegó que no prometerá lo que no pueda cumplir

Foto: Susana Díaz, durante su intervención ante el Comité Director del partido. (EFE)
Susana Díaz, durante su intervención ante el Comité Director del partido. (EFE)

No era ningún secreto que al PSOE andaluz no le gustaba nada la propuesta de Ferraz en su programa electoral referida a la reforma laboral. Y se lo han hecho saber a la dirección federal. Si el equipo de Pedro Sánchez abogaba por cambiar de forma parcial la reforma laboral aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy, sobre todo en lo referido al coste del despido, el PSOE andaluz ha redactado una enmienda que no deja lugar a dudas. Exigen “derogar con carácter inmediato toda la reforma laboral del PP, que establece un modelo de empleo precario, bajos salarios y despidos baratos y un sistema de relaciones laborales sin equilibrio de poder entre trabajadores y empresarios que ya ha sido desautorizado en muchos de sus contenidos por la jurisprudencia del Tribunal Supremo y que preocupa a la OIT y la OCDE por sus consecuencias en el nivel de pobreza de nuestra ciudadanía y en el deterioro del clima social”.

Es una de las propuestas aprobadas esta tarde en el Comité Director del PSOE andaluz ante la próxima Conferencia Política que dará el pistoletazo de salida a la campaña electoral de los socialistas. Son doce páginas en las que se plantean enmiendas en sanidad, educación, dependencia, economía o empleo. La mayoría de las propuestas no cuestionan el programa electoral diseñado por Pedro Sánchez y su comité de sabios. Solo añaden más medidas o piden más claridad. Por ejemplo, se exige que se prohíban directamente las puertas giratorias para los altos cargos o se reclama que el Banco Central Europeo se dote “de un mandato explícito para garantizar la estabilidad financiera”. También se reclama la derogación inmediata de la llamada ley mordaza. En realidad, los socialistas andaluces recogen muchas de sus medidas de gobierno en la Junta para proponerlas en el programa. Por ejemplo, en el apartado de vivienda, donde abogan por el derecho de retracto y la compra preferente a la banca por parte de las administraciones de las casas donde vayan a ejecutarse desahucios. No es casualidad. A los socialistas andaluces y sobre todo a Susana Díaz les gustaría que la gestión de su Gobierno autonómico se tuviera mucho más en cuenta como guía en el partido.

Pedro Sánchez. (EFE)
Pedro Sánchez. (EFE)

Pero lo más sonado es lo referido a la reforma laboral. Aquí, en este tema tan sensible, la enmienda es total. El Confidencial ya avanzó el malestar del PSOE andaluz de Susana Díaz por una propuesta en materia de economía y empleo que atribuyen directamente a Jordi Sevilla y que consideran más a la derecha de lo que les gustaría. El apartado de la reforma laboral presentado por Ferraz propone derogar solo parcialmente la reforma laboral aprobada por el PP y convertida en uno de los asuntos más duramente criticados por el PSOE de la legislatura de Mariano Rajoy. El PSOE, en el borrador del programa hecho público, no toca el coste del despido y lo supedita a una negociación posterior del Estatuto de los Trabajadores. El despido improcedente seguiría estando en 33 días por año trabajado y en 20 días con causas objetivas. Este punto disgusta profundamente al PSOE andaluz, que aspira a que la reforma laboral se derogue por completo en este aspecto. 

Por más que se empeñen en cerrar filas ante la próxima campaña electoral, las espadas están en alto y no cabe duda de que en Ferraz este gesto se interpretará como un pulso más de la federación andaluza. Sin embargo, tal y como publicó este periódico, no solo Andalucía apuesta por ser más contundente en este apartado. Son más los territorios que ya están pidiendo que el programa electoral de las generales del 20-D se enmiende y se prometa derogar por completo la reforma laboral aprobada por Mariano Rajoy en 2012 y que los socialistas recurrieron, de hecho, al Tribunal Constitucional. Se trata de la Comunidad Valenciana, Extremadura, Asturias, Castilla-La Mancha o Castilla y León. Desde Ferraz se recuerda que el PSOE es un "partido de gobierno" y que no puede prometer "cualquier cosa" que luego no sea capaz de cumplir. 

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios