Es noticia
Menú
Zapatero y Rajoy se comprometen a cambiar la Constitución para limitar el déficit
  1. España
EL PSOE SACA ADELANTE LAS MEDIDAS CON LA ABSTENCIÓN DE PP, CIU Y PNV

Zapatero y Rajoy se comprometen a cambiar la Constitución para limitar el déficit

A grandes males, grandes remedios. José Luis Rodríguez Zapatero acaba de proponer en el Congreso una reforma urgente de la Constitución para incluir un techo de gasto

Foto: Zapatero y Rajoy se comprometen a cambiar la Constitución para limitar el déficit
Zapatero y Rajoy se comprometen a cambiar la Constitución para limitar el déficit

A grandes males, grandes remedios. José Luis Rodríguez Zapatero acaba de proponer en el Congreso una reforma urgente de la Constitución para incluir un techo de gasto y limitar así el déficit público. Mariano Rajoy, a quien el presidente del Gobierno había comunicado previamente su iniciativa -según ha revelado el propio Zapatero al inicio de su intervención-, ha recogido formalmente el guante: "Mi grupo parlamentario está dispuesto a apoyar esa reforma. Por nosotros no va a faltar".

Durante el debate parlamentario para convalidar el decreto-ley con medidas antidéficit aprobado el viernes por el Consejo de Ministros, Zapatero ha asegurado que esa reforma constitucional serviría para garantizar la estabilidad presupuestaria en el medio y largo plazo, tanto en relación con el déficit estructural como en la deuda, y que vincularía a todas las administraciones públicas. Según Zapatero, ese cambio en la Carta Magna serviría para "fortalecer" la confianza en la economía española.

"Considero que es factible llegar a ese acuerdo de reforma constitucional e invito a los dos grupos mayoritarios y a los demás grupos de la Cámara a que lo concreten en una proposición de ley de reforma constitucional que pudiera ser aprobada de inmediato", ha subrayado Zapatero, que también ha trasladado por anticipado su propuesta al candidato socialista a La Moncloa, Alfredo Pérez Rubalcaba.

El presidente del Gobierno ha añadido que "tratándose de una reforma constitucional, lo mejor sería adoptarla no sólo con todo el consenso imprescindible, sino con todo el consenso posible, y hacerlo con esta voluntad desde el principio mismo del procedimiento. Nada mejor, para ello, que hacerlo a partir de una iniciativa parlamentaria".

Rajoy le ha respondido que esa reforma "tendría que haberse hecho ya, y las cosas nos habrían ido mejor". Y ha recordado que ya en 2010 él mismo hizo esa propuesta de modificación de la Constitución, que entonces fue rechazada con "descalificaciones" y "chanzas" por el PSOE en general y por Rubalcaba en particular.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel, ya propusieron el pasado día 16 a todos los países de la zona euro que modificasen sus constituciones para frenar el déficit público. Ambos mandatarios, reunidos de urgencia para defender a la moneda única de los ataques de los mercados, defendieron también la creación de "un verdadero gobierno económico" en la eurozona y la introducción de una tasa a las transacciones bancarias.

El último ajuste fiscal y las reformas han sido aprobadas, a mediodía, con el único apoyo del PSOE y con las abstenciones de PP, CiU y PNV. De esta forma, el decreto-ley ha recibido el visto bueno con 169 votos a favor, 7 en contra y 165 abstenciones.

La regla fiscal no se aprobará hasta la próxima década

Zapatero ha afirmado que la regla fiscal que se podría incluir en la Constitución no se empezaría a aplicar hasta 2018-2020, una vez concluido el actual proceso de consolidación fiscal, y ha adelantado que la propuesta del Gobierno contiene elementos de flexibilidad, como han demandado algunos grupos parlamentarios.

Durante la réplica al debate de convalidación del decreto-ley de medidas económicas aprobado el pasado viernes, Zapatero indicó que, a pesar de la necesidad de aprobar cuanto antes esta reforma de la Constitución, no se trata de una fórmula "para el año que viene", sino que debe tener un horizonte de una década aproximadamente, al tiempo que indicó que debe incorporar "criterios objetivamente rigurosos" sobre el déficit estructural, pero con "flexibilidad" en otros aspectos.

El jefe del Ejecutivo, quien admitió que ve posible el clima parlamentario adecuado para incorporar en la Constitución este límite al déficit estructural y a la deuda, pidió a los grupos parlamentarios que vean esta reforma con "naturalidad", algo que es "relativamente frecuente" en otros países de la UE. "Debemos actualizar la Constitución, ya que algunas de sus partes contienen una visión de los años 70, como es natural", subrayó.

A grandes males, grandes remedios. José Luis Rodríguez Zapatero acaba de proponer en el Congreso una reforma urgente de la Constitución para incluir un techo de gasto y limitar así el déficit público. Mariano Rajoy, a quien el presidente del Gobierno había comunicado previamente su iniciativa -según ha revelado el propio Zapatero al inicio de su intervención-, ha recogido formalmente el guante: "Mi grupo parlamentario está dispuesto a apoyar esa reforma. Por nosotros no va a faltar".

Mariano Rajoy