Elecciones Cataluña 2017: Sánchez esquiva la autocrítica, se crece ante Cs y PP y exige a Rajoy un plan para Cataluña Elecciones Catalanas
EL DÍA DESPUÉS DEL 21-D

Sánchez esquiva la autocrítica, se crece ante Cs y PP y exige a Rajoy un plan para Cataluña

Los socialistas no varían su hoja de ruta y creen que la política de reconciliación es la única viable. El secretario general subraya que el PSOE es la única fuerza capaz de vertebrar y gobernar España

Foto: Pedro Sánchez y Miquel Iceta, junto con Salvador Illa, José Luis Ábalos y Eva Granados, este 22 de diciembre en Barcelona en la sede del PSC. (EFE)
Pedro Sánchez y Miquel Iceta, junto con Salvador Illa, José Luis Ábalos y Eva Granados, este 22 de diciembre en Barcelona en la sede del PSC. (EFE)

Los socialistas no van a corregir su hoja de ruta, pese al decepcionante resultado obtenido el 21-D. Creen que su apuesta por la "concordia" y la "reconciliación" es la única posible en una sociedad como la catalana totalmente polarizada. Más aún, están convencidos más que nunca de que hace falta esa solución dialogada y de que al independentismo, que ha revalidado su mayoría absoluta en escaños, que no en votos, solo se le vencerá con una alternativa sobre la mesa. Y es la que Pedro Sánchez espera de Mariano Rajoy, y si llega, el PSOE la escuchará y en su caso, si la comparte, la apoyará. Pero los socialistas también quieren insistir, ahora que las urnas han destapado a Ciudadanos como primera fuerza en Cataluña y han hundido por completo al PP, en que ellos comandan la única formación capaz de "vertebrar" y gobernar España dado que tienen una presencia "notable" en toda España.

El secretario general del PSOE viajó este viernes a Barcelona con sus números dos y tres, Adriana Lastra y José Luis Ábalos, para acudir a la reunión de la ejecutiva del PSC al día siguiente de las elecciones del 21-D, en las que el primer secretario y candidato, Miquel Iceta, obtuvo el segundo peor resultado de la historia del partido en unas autonómicas. 602.969 papeletas, el 13,88% y 17 escaños, con el 99,89% escrutado. Muy poco por encima de los 523.283 votos, el 12,72% de los sufragios y 16 diputados de hace dos años. Una raquítica subida que supo a poquísimo en Ferraz y en Nicaragua, la sede central del PSC en Barcelona. Encima, el PSC se deslizó desde la tercera posición del pódium a una discreta cuarta plaza, tras Cs (37 diputados), Junts per Catalunya (34) y ERC (32).

Esperaban "más", confiaban en "contribuir a romper con una mayoría el bloque independentista" y un resultado que les concediera "una relevancia política mayor en el Parlament", asumió Iceta. "Es verdad que avanzamos, aunque no en la intensidad que quisiéramos, pero el camino de la reconciliación, la convivencia y el encuentro es más que nunca reivindicable en el conjunto de la política catalana y española", valoró a su vez Sánchez, que compareció con el líder del PSC en la sede de la calle de Nicaragua. Los socialistas mantendrán la posición de "defender la búsqueda de soluciones acordadas porque siguen siendo lo más recomendable", convergió Iceta. La reflexión era idéntica a la adelantada en la noche electoral, muy poco autocrítica.

Nosotros hemos ofrecido una hoja de ruta, pero si Rajoy tiene una alternativa, estaremos dispuestos a escucharla y apoyarla

Sánchez quiso lanzar un mensaje directo "al Gobierno de España y a Rajoy", porque es "más que evidente" que lo que está "padeciendo Cataluña tiene mucho que ver" con una crisis larvada desde hace muchos y la actitud "displicente" e "inmovilista" del jefe del Ejecutivo, de su "falta de respuesta". Así que su "principal tarea" es proponer una "solución". "Nosotros hemos ofrecido una hoja de ruta, pero si Rajoy tiene una hoja de ruta alternativa, desde luego estaremos dispuestos a escucharla y apoyarla para resolver esta crisis en Cataluña", señaló. "Ha llegado la hora de que el Gobierno de España asuma sus responsabilidades y proponga una solución". El PSOE se comportará, pues, con "lealtad".

"Menos apoyos que la CUP"

Para el secretario general, el 21-D ha destapado con más crudezas las "debilidades de un proyecto político nacional", el del PP, "que cuenta con menos apoyos en Cataluña que una fuerza antisistema", la CUP, que obtuvo cuatro diputados y un 4,45% de los votos, frente al catastrófico 4,24% de la candidatura del popular Xavier García Albiol, que se hundió desde los 11 a los tres asientos en el Parlament. "Si algo podemos reivindicar hoy después de ver lo que ha ocurrido en Cataluña es que la única fuerza que es capaz de vertebrar España es el PSOE, que tiene una presencia notable en todos y cada uno de los territorios. ¿Nos hubiera gustado más en Cataluña? Sí, pero es evidente que de las dos grandes fuerzas políticas que están llamadas a gobernar este país, que son el PP y el PSOE, el único partido que tiene una presencia notable es el PSOE y quien puede garantizar esa vertebración que tanto necesita nuestro país".

Sánchez desliza que el crecimiento espectacular de Cs se debe a una victoria en su pugna con el PP, pero la disputa en la izquierda ya se "dirimió"

Sánchez no estaba mirando ya tanto al 21-D, sino a las siguientes convocatorias, empezando por las municipales y autonómicas de la primavera de 2019, en las que se juega mucho. Por eso el líder estaba reivindicando su papel y su protagonismo. No solo frente al PP, sino también frente a Cs, fortalecido tras los comicios de ayer, al proclamarse su candidata, Inés Arrimadas, como la gran triunfadora de la noche (37 escaños, un 25,37% de los sufragios), aunque sin opción alguna de gobernar la Generalitat. "Al independentismo se le va a ganar y derrotar articulando y construyendo un proyecto de regeneración política nacional basado en valores de izquierdas, y no independentista, constitucional, basado en la justicia social, en la vertebración". Y remachó que el "único" capaz de hacerlo, "una vez que se ha visto agotado el proyecto del PP", que además sufre una "crisis de liderazgo" en el espacio de las derechas por el "empuje de Cs", es el PSOE.

Sánchez esquiva la autocrítica, se crece ante Cs y PP y exige a Rajoy un plan para Cataluña

Una "anécdota electoral" en Cataluña

El líder socialista puso mucho cuidado en remarcar que quien ha sufrido más en estos comicios es el partido de Mariano Rajoy, y no el suyo. Por eso reiteró que Ciudadanos "compite" directamente con el PP. "No está compitiendo en la izquierda, donde desde hace tiempo ya quedó dirimida cuál es la alternativa que querían los ciudadanos catalanes y el conjunto de españoles". Es decir, la formación de Albert Rivera, para el PSOE, ha de ser concebida con un problema para el PP, pero no para los socialistas. Y eso que este 21-D Cs se consolidó en el antiguo cinturón rojo de Barcelona, en lo que antes eran feudos históricos del PSC. En suma, que ahora está abierta la batalla en el campo conservador, porque en el progresistas la liga entre el PSOE y Podemos ya quedó resuelta, a ojos de Ferraz, hace tiempo. Y se ha visto en estos comicios, entiende, ya que el 13,88% y los 17 escaños del PSC quedan muy lejos del 7,45% y los ocho diputados de los comunes, que pierden peso en la Cámara (tres representantes y punto y medio en porcentaje de papeletas) respecto a hace dos años.

No se puede intentar gobernar para el 47%. Lo que necesita Cataluña es un Govern que lo haga para el 100% de los catalanes

"No puede ser un partido grande a nivel nacional si es una anécdota electoral en Cataluña", reprodujo Sánchez, en términos calcados a los de su entrevista en la SER del pasado martes. Estaba así preparando el terreno para las siguientes contiendas.

Sánchez esquiva la autocrítica, se crece ante Cs y PP y exige a Rajoy un plan para Cataluña

"Superación de bloques"

Los dos dirigentes mandaron asimismo un recado al bloque independentista, que ha revalidado su mayoría absoluta, aunque con menos escaños —Junts per Catalunya y ERC más la CUP alcanzaron los 70 escaños, por los 72 de Junts pel Sí y los antisistema de 2015— y menos votos (pasan del 47,8% al 47,49%). "Si no tenían antes mayoría social para iniciar el camino a la independencia, hoy la tienen menos. No se puede intentar gobernar para el 47%. Lo que necesita Cataluña es un Govern que lo haga para el 100% de los catalanes", sostuvo Sánchez. De modo que los separatistas han de "tomar nota de lo ocurrido" y ser conscientes de que ha de imperar el "diálogo" pero "dentro del marco de la legalidad constitucional y estatutaria". Iceta confió en que los soberanistas rectifiquen el "rumbo" y emplazó a JxCAT y a ERC a contar cuál será su hoja de ruta a partir de ahora.

Iceta admite que no ha sabido generar "suficiente confianza en sectores populares no 'indepes'", ni ha logrado que su vía sea vista como una "solución"

¿Tuvo efectos la aplicación del artículo 155? El secretario general remarcó que lo que sufre la sociedad catalana no es consecuencia de un precepto legítimo y plenamente constitucional, sino de una década de "mirar para otro lado", y ante el desafío mayúsculo de la declaración de independencia el Estado "no tenía otra que restituir" la legalidad. Por cierto que en el conjunto de medidas que aprobó el Senado, dijo, está indicada la fecha de "caducidad" de la intervención de Cataluña, cuando se constituya un nuevo Govern, adujo.

Sánchez esquiva la autocrítica, se crece ante Cs y PP y exige a Rajoy un plan para Cataluña

El líder del PSC ensayó una ligera autocrítica. Su partido no ha sabido generar "suficiente confianza en sectores populares no independentistas", ni tampoco ha logrado que la "tercera vía sea vista como una solución capaz en una situación tan polarizada", ni quizá ha prestado "atención a la excepcionalidad de esta contienda electoral". Eso sí, en la ejecutiva del PSC hubo "unanimidad", destacó, en que se debe mantener la propuesta de "superación de bloques, respeto y reconciliación", desde una perspectiva de izquierdas y la búsqueda de mayor autogobierno y mejor financiación. Planteamientos que han sido ejes de su campaña.

Sánchez esquiva la autocrítica, se crece ante Cs y PP y exige a Rajoy un plan para Cataluña

Ha de encontrarse una solución "en la política", y no solo en los tribunales

Miquel Iceta y Pedro Sánchez fueron preguntados durante la rueda de prensa en la sede central del PSC por la decisión del juez Pablo Llarena de ampliar la investigación que sigue en el Supremo por un posible delito de rebelión en el 'procés' al 'expresident' Artur Mas; a la número dos de ERC, Marta Rovira; a la coordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, y a la dirigente de la CUP Anna Gabriel, entre otros.

"Siempre acatamos las decisiones judiciales, pero recordamos que es un problema político que deberá encontrar solución en la política", respondió el primer secretario del PSC. Sánchez, por su parte, se atuvo al guion oficial: el PSOE no emite juicios de valor sobre decisiones judiciales, "gusten más o gusten menos". 

Y respecto a la petición que desde Bruselas lanzó este viernes Carles Puigdemont a Mariano Rajoy, para que ambos se reúnan, pero fuera de España, el líder del PSOE aseguró que el 'expresident' ha de tener claro que ha de mantenerse en la línea de respeto a la Constitución y al Estatut

Elecciones Catalanas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
23 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios