ENTREVISTA EN LA CADENA SER

Sánchez: "Si no hay mayoría 'indepe', es obligado que acordemos para gobernar"

Descarta por completo que el PSC invista a un separatista y subraya que hay que abrir la reforma constitucional sin demora. Da caña a Rajoy: puede ser una "anécdota electoral" en Cataluña

Foto: Pedro Sánchez abraza a Miquel Iceta, ante Zapatero, Josep Borrell y otros dirigentes en el acto central de campaña del PSC, el pasado domingo en Barcelona. (Flickr | Borja Puig)
Pedro Sánchez abraza a Miquel Iceta, ante Zapatero, Josep Borrell y otros dirigentes en el acto central de campaña del PSC, el pasado domingo en Barcelona. (Flickr | Borja Puig)

Para el PSOE, lo prioritario es arrebatar la mayoría absoluta a los independentistas. Obviamente, prefiere que dentro del bloque constitucionalista quede el PSC por delante, pero no es su objetivo único y último. Porque considera que si las urnas no dan a Junts per Catalunya, ERC y la CUP los 68 escaños necesarios, entonces se abre otro escenario. Y entonces será "de obligado cumplimiento" que las fuerzas unionistas se pongan de acuerdo para un Gobierno diferente y para propiciar, también, la reforma constitucional.

Pedro Sánchez fue rotundo este martes en una entrevista en la Cadena SER, en el último día de campaña del 21-D, a la hora de marcar las líneas rojas de los futuros pactos en un nuevo Parlament que se presume muy fragmentado, según todas las encuestas. Descarta por completo toda entente con ERC y en cambio sí defiende el pacto con las otras fuerzas constitucionalistas, aunque su mensaje va sobre todo dirigido para los 'comuns', en quienes el PSOE quiere descargar toda la presión a partir del jueves en caso de que no haya mayoría separatista, pues son ellos los que tendrán que decantar la balanza si, como dicen también todos los sondeos, tienen la llave del nuevo Govern.

Pepa Bueno preguntó al secretario general del PSOE qué ocurre con el 155 si el 21-D hay una mayoría secesionista que decide continuar con la vía unilateral. "Lo más importante es lo que podemos hacer los no independentistas. ¿Qué podemos hacer? Uno, ponernos de acuerdo porque si hay una mayoría parlamentaria alternativa al independentismo, es de obligado cumplimiento que nos pongamos todos de acuerdo para que haya un Gobierno diferente en Cataluña. Y dos, pase lo que pase en Cataluña, lo que es importante que abramos proceso de reflexión y actualización de nuestro pacto constitucional". Lo dijo de forma similar en otro punto de la entrevista en 'Hoy por hoy': "Si hay opciones de un presidente no independentista, intentaremos hacerlo posible", con políticas "progresistas" por delante.

Defiende a Iceta como el único viable no 'indepe': "No sufre vetos de ninguno y está planteando puentes, concordia, reconciliación entre catalanes"

Con sus palabras, Sánchez estaba por tanto abriendo la puerta a todo tipo de combinaciones. En particular, a una eventual elección de Inés Arrimadas. Pero esa opción es la que los socialistas ven menos posible porque no hay encuestas que vaticinen que Ciudadanos, PSC y PP puedan contar con mayoría absoluta por sí mismos, por lo que ese bloque requeriría de la abstención, como mínimo, de los comunes, y estos ya han anticipado que jamás auparán a Arrimadas al Palau de la Generalitat. Por eso PSC y PSOE siempre insisten en que realmente el 21-D hay dos únicas opciones viables: o un president independentista o Miquel Iceta. "De los cuatro partidos con posibilidades, solo un candidato puede aunar el apoyo de formaciones de diferente ideología. No sufre vetos de ninguno y está planteando puentes, concordia, reconciliación entre catalanes", mantuvo. Pero como aún los ciudadanos no han votado, Sánchez tuvo que incidir en que el PSC "sale a ganar" y que "aspira a ser la primera fuerza" política en Cataluña el 21-D, pese a que ningún sondeo augura eso.

Ni aunque renuncia a la unilateralidad

Al líder socialista se le recordó que PP y Cs agitan la posibilidad de un nuevo tripartito con ERC y los comunes, opcion preferida por estos. "Estamos en campaña. No tiene más recorrido". Sánchez descartó esa posibilidad. "No vamos a hacer presidente a alguien que es independentista. Ya no por palabra, también por hechos. Nos han llamado carceleros. Y yo no soy presidente también por el voto contrario de ERC", recordó, para machacar el mensaje de los últimos días, que la única papeleta que representa al votante no secesionista y de izquierdas es la del PSC. ¿Y si ERC abjurara de la vía unilateral? "No vamos a hacer presidente a alguien que es independentista", garantizó nuevamente.

No vamos a hacer presidente a un independentista. Nos han llamado carceleros. Y yo no soy presidente por el no de ERC

Ocurra lo que ocurra el 21-D, el PSOE cree que es insoslayable la revisión de la Carta Magna. Si hay un Govern alternativo, por supuesto, y si hay un Ejecutivo independentista, "con más razón". Sánchez remarcó que su partido no entrará en una negociación "que implique recentralizar competencias o desbaratar el Estado autonómico". Lo que pretenden los socialistas es "clarificar competencias, estabilizar el sistema de financiación autonómica y reforzar el autogobierno, y no dar pasos atrás".

Conversación con Rajoy la semana pasada

El secretario general desempolvó su definición de Cataluña como nación, pero fue a raíz de una pregunta de Bueno. "Siempre lo he defendido", figura en una resolución del 39º Congreso Federal, recordó. Pero a continuación enfatizó que lo que separa a los socialistas de los soberanistas y de Podemos es la cuestión de la soberanía. "Nosotros reconocemos que hay una única soberanía [la que reside en todo el pueblo español], pero no negamos que haya sociedades que puedan sentirse y que tengan voluntad de ser nación".

Sánchez evita apoyar la propuesta de indultos a los independentistas condenados. "Aspiro a ser presidente. Pero dejemos a los jueces trabajar"

¿Y eso es posible con Mariano Rajoy en La Moncloa? Sánchez acusó al presidente del Gobierno entonces de "querer una España con Cataluña dentro, pero sin contar con Cataluña". "No se puede ser un gran partido en España si eres una anécdota electoral en Cataluña", atizó. Pese a todo, el propio Sánchez confirmó que mantiene una relación "normalizada", "cordial" y "amable" con el jefe del Ejecutivo, y eso es "bueno para el país", el hecho de que los dos principales líderes compartan "reflexiones" y aprendan "lecciones". El jefe del PSOE desveló que conversó por última vez con Rajoy la semana pasada, y lo hicieron sobre Cataluña y la situación política española.

Sánchez: "Si no hay mayoría 'indepe', es obligado que acordemos para gobernar"

Sobre la promesa de Iceta de pedir el indulto para los dirigentes separatistas que resulten condenados, Sánchez fue prudente y evitó alinearse con él. Recordó que conceder esa medida de gracias es potestad del jefe del Ejecutivo. "Y yo aspiro a ser presidente del Gobierno". Aun reconociendo que el conflicto "exige una solución política", sostuvo que hay que "dejar a los jueces trabajar". ¿Lo apoyaría si estuviese en La Moncloa?, le preguntó Bueno. "Dejemos a los jueces trabajar", insistió, antes de remachar su respeto a las resoluciones de los tribunales.

Elecciones Catalanas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios