Es noticia
Aragonès reclama a Argimon y Puigneró que pongan en marcha el certificado covid
  1. España
  2. Cataluña
Gasto disparado en informática

Aragonès reclama a Argimon y Puigneró que pongan en marcha el certificado covid

La Generalitat creará esta semana un comité de crisis parra poder volver a entregar certificados covid e implementar esa medida en bares, restaurantes y gimnasios

Foto: El 'president' Aragonès conversa con el 'conseller' Argimon (i). (EFE/García)
El 'president' Aragonès conversa con el 'conseller' Argimon (i). (EFE/García)

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha reclamado a su vicepresidente de Políticas Digitales, Jordi Puigneró, y a su 'conseller' de Salut, Josep Maria Argimon, que se implemente el certificado covid que tuvo que ser suspendido el viernes tras estar 15 horas en vigor al caerse la web de la que había que descargarse el PDF. El objetivo es recuperar las web de servicios de Salut y poder implementar la medida clave con la que el 'conseller' Argimon quería frenar la nueva oleada del virus sin parar la economía. El viernes entraba en vigor la medida, pero duró 15 horas, hasta que fue suspendida por la caída de la página web. El lunes, la Generalitat estudiará qué hace, en medio de una nueva crisis sanitaria en Europa por la variante ómicron.

La Generalitat creará esta semana un comité de crisis para poder volver a entregar certificados covid e implementar esa medida en bares, restaurantes y gimnasios, según han explicado fuentes de la Administración catalana. Fuentes de Palau han declinado hacer declaraciones. Pero Aragonès ha reservado la reclamación de responsabilidades de puertas adentro. En público no se ha pronunciado, para marcar distancias con la época de Quim Torra, que optaba por criticar abiertamente a la 'consellera' de Salut Alba Vergés (ERC) cuando algo se torcía con la pandemia.

Foto: El 'president' de la Generalitat, Pere Aragonès. (EFE/Andreu Dalmau)

Tanto Puigneró como Argimon forman parte del núcleo duro de JxCAT en el Ejecutivo. El fiasco del certificado covid ha dejado en evidencia sobre todo al vicepresidente de Políticas Digitales y Territorio de la Generalitat, Jordi Puigneró, ya que la medida llevaba estudiándose desde septiembre y ha faltado previsión a la hora de establecer una arquitectura de red adecuada para poder atender miles de demandas en un solo día. Pere Aragonès reconoció ayer que el lunes todavía no será obligatorio el certificado. Traducción: el lunes no estará resuelto el problema y se tardará varios días en poder solventarlo.

La principal solución que se está barajando en Políticas Digitales pasa por segregar el certificado covid del resto de la digitalización de los servicios sanitarios. Y en paralelo se está trabajando en el servidor de la cola para ir sacando las peticiones en espera —cientos de miles—. Lo mejor es dejar que máquina gestione sola la cola reconstruyendo el proceso hacia atrás y con los mismos proveedores que ya han trabajado para la Conselleria de Salud. La operación tiene que ser coordinada por el Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI), la empresa pública que gestiona los servicios informáticos de la Generalitat, que preside Puigneró.

Hay que analizar si vale la pena duplicar servidores por todo el mundo para que no haya una nueva oleada de peticiones que vuelva a tumbar la web, con el coste adicional que eso supondría, ya que son horas de consultoría externa, más servicios de proveedores que no estaban previstos, según explican fuentes conocedoras de los trabajos del comité este fin de semana. Se ha preguntado a la 'conselleria' de Puigneró por el modo en que afrontan esta crisis. No ha habido respuesta.

Falta de previsión

El fracaso del certificado covid no ha sido por falta de dinero sino por error en la previsión. El propio CTTI tiene un presupuesto anual fijado para este año de 490 millones. Además, en 2020, con la Generalitat en funciones, adjudicó la homologación correspondiente al servicio de construcción y desarrollo de aplicaciones informáticas de la Generalitat por un valor estimado de 396,480 millones de euros (IVA excluido) por un periodo de tres años, con una prórroga de hasta un máximo de 12 meses.

La Generalitat gasta una fortuna en su informática que ha de controlar el CTTI

Este concurso, el último adjudicado, se repartió en siete lotes, pero el quinto, donde se incluiría la web de Salud, fue el más importante, por valor de 172 millones, y lo ganaron los siguientes operadores privados: Accenture, Seidor, Atos, VASS, Everis, T-Systems, Indra, Opentrends, UTE IBM/Viewnext, Iecisa, DXC, UTE Axpe/Basetis/Tecsidel, UTE Ibermática/Altia, UTE Fujitsu/Concatel, Altran, Oesía, Gfi, Deloitte, UTE Abast/Carver/Davinci/Fihos, Izertis, Aktios, Sopra Steria, Getronics, UTE Better Consultants/Plexus, UTE Nextret/Omitsis.

Dinero a espuertas

Además, la Generalitat prepara otros nuevos concursos por valor de 1.230 millones de euros para diversos servicios informáticos, también a través del CTTI. Ya terminó el plazo para presentar propuestas para la partida de mayor volumen: 450 millones para cuatro años. El CTTI tiene abiertas otras dos licitaciones pendientes de adjudicar (320 millones) y lanzará otras cuatro antes de final del año en curso. Es decir, en informática se gasta y se gasta mucho. Pero la tecnología ha fallado cuando más se necesitaba.

Cataluña Telecomunicaciones Coronavirus Pere Aragonès Junts per Catalunya Generalitat de Cataluña Quim Torra
El redactor recomienda