Es noticia
Menú
Una concejala de la CUP dimite tras interrumpir un monólogo para censurarlo
  1. España
  2. Cataluña
"ES LA GOTA QUE COLMA EL VASO"

Una concejala de la CUP dimite tras interrumpir un monólogo para censurarlo

Ylénia Morros pidió el micrófono en mitad de la actuación de Albert Boira para censurar sus chistes sobre minorías de orientación sexual

Foto: Ylènia Morros, en el momento en el que interrumpe el monólogo de Albert Boira (Twitter)
Ylènia Morros, en el momento en el que interrumpe el monólogo de Albert Boira (Twitter)

El pasado sábado 14 de agosto, el humorista Albert Boira actuaba en la pequeña población de Navarclés, en la provincia de Barcelona. El artista estaba provocando las risas de los asistentes con su monólogo cuando, de repente, una mujer se levantó de entre el público y se acercó al escenario para pedir el micrófono: era la concejala Ylènia Morros, de la CUP.

La concejala de Feminismos del Ayuntamiento de Navarclés censuró las bromas que el humorista había hecho sobre algunas minorías de orientación sexual. Sin embargo, el público que estaba siguiendo el monólogo recibió esa interrupción con varios pitos y abucheos, antes de que Morros devolviera el micrófono a Albert Boira.

Ylènia Morros formaba parte de la coalición de gobierno formada por Ara Navarcles, En Comú Podem y la CUP. Sin embargo, un día después del incidente, la concejala de la CUP anunciaba en su cuenta de Twitter su dimisión irrevocable: "Lo que pasó ayer ha sido la gota que ha colmado un vaso que estaba hace tiempo a rebosar. Así que dimito, una decisión que tomé hace semanas, pero que se ha acelerado ahora".

A vueltas con la libertad de expresión

En su carta, la ya exconcejala señalaba que no se había sentido a gusto en esa coalición de gobierno porque "la gran mayoría de las iniciativas que he intentado sacar adelante se han encontrado con un muro, con el no de frente, y con un desprecio personal y político". Su dimisión ha provocado nuevos reproches entre las formaciones que gobiernan Navarclés.

Así, Ara Navarclés, que es el grupo mayoritario, cargaba contra la concejala porque, en su opinión, "una concejal del equipo de gobierno no puede censurar un acto tomando una decisión unilateral, sin consultarlo con sus compañeros y sin consensuarlo. Es muy grave y muy peligroso que una sola persona se crea moralmente superior al resto y pueda decidir qué se puede decir y qué no en un acto público en función de su percepción personal".

Mientras, la CUP, formación a la que pertenece Morros, ha señalado que "la libertad de expresión no está reñida con el respeto a los colectivos LGTBI y al feminismo". Además, lamenta el "linchamiento y el debate tóxico" que se ha producido en las redes sociales tras la decisión de Ylènia Morros de interrumpir el monólogo del pasado sábado. Por cierto, Albert Boira siguió con su espectáculo sin modificar ni una coma de su guion.

El pasado sábado 14 de agosto, el humorista Albert Boira actuaba en la pequeña población de Navarclés, en la provincia de Barcelona. El artista estaba provocando las risas de los asistentes con su monólogo cuando, de repente, una mujer se levantó de entre el público y se acercó al escenario para pedir el micrófono: era la concejala Ylènia Morros, de la CUP.

Humor Cataluña Política
El redactor recomienda