Ada Colau se arrima a Yolanda Díaz para intentar dar el salto a la política nacional
  1. España
  2. Cataluña
Tendría que dejar la alcaldía

Ada Colau se arrima a Yolanda Díaz para intentar dar el salto a la política nacional

La alcaldesa pretende que los comunes sean la cuota catalana del proyecto transversal que perfila la vicepresidenta. Apuesta por su teniente de alcaldía Jordi Martí como sucesor en el Ayuntamiento de Barcelona

Foto: Ada Colau y Yolanda Díaz. (EFE)
Ada Colau y Yolanda Díaz. (EFE)

Ada Colau se está acercando a Yolanda Díaz para sumarse al nuevo proyecto político de la ministra de Trabajo, que busca trascender Podemos con una nueva marca política de la izquierda española, según explican fuentes conocedoras de las maniobras para armar esta nueva alternativa electoral. La alcaldesa de Barcelona pretende que los comunes se conviertan en la cuota catalana del proyecto de Díaz y que ella misma encabece la nueva alternativa transversal, con la que daría el salto definitivo a la política nacional tras dos mandatos municipales. La jugada podría suponer, según las fuentes consultadas entre los comunes y la izquierda catalana, que Colau dejase en los próximos meses la alcaldía de Barcelona.

Colau mostró su disposición a formar parte de la nueva opción política que la Díaz está dibujando con enorme sigilo

A principios de julio, Yolanda Díaz y Ada Colau se reunieron en el Ministerio de Trabajo en un encuentro que no trascendió. En esa cita, Colau mostró su disposición a formar parte de esta nueva opción política que la vicepresidenta está dibujando con enorme sigilo. De momento, se dedica a “escuchar a mucha gente”, según explicó Díaz en una entrevista en la SER a principios de este mes. Fuentes de los comunes confirman que Díaz y Colau se profesan un respeto político y personal mutuo. La intención de la política catalana es que su coalición, En Comú-Podem, que en este momento controla ella, sea la pata catalana del nuevo espacio, como de alguna manera Compromís podría ser la pata valenciana.

Foto: La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. (EFE)

Estos movimientos de Colau empezaron antes del actual clima de descontento que ya se expande por Barcelona con su alcaldesa. Este fin de semana, fue abucheada durante el pregón de las fiestas de Gracia, un barrio tradicionalmente de izquierdas. La pitada fue tan grande que la regidora acabó llorando en público. Pero la líder de los comunes no necesita este tipo de catarsis. Le sobra instinto político para saber cuándo hay que cambiar de aires.

Foto: La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (d), y el primer teniente de alcaldía, Jaume Collboni. (EFE)

El dilema de Colau es el calendario y la sucesión. Para que esta apuesta sea firme, necesita dejar la alcaldía de Barcelona en abril o mayo del próximo año y que su marcha no se traduzca como una renuncia al mayor ayuntamiento que controla la izquierda en España a un año de las municipales. Una de sus opciones pasa porque Yolanda Díaz le pida a Pedro Sánchez por esas fechas que ejecute una crisis de Gobierno en la parte de Podemos para así dar visibilidad ministerial a su nueva formación. Aunque lo más probable es que encabece la lista al Congreso por Cataluña cuando el presidente convoque las generales.

Hay sintonía personal entre las dos. El exdiputado de los comunes Josep Vendrell es desde abril el nuevo jefe de gabinete de la ministra. Pero la ejecución todavía es compleja. Y los tiempos no encajan.

La apuesta de Colau si marcha a Madrid es que su sucesor sea el teniente de alcaldía Jordi Martí

La apuesta de Ada Colau es que su sucesor sea el teniente de alcaldía Jordi Martí. Martí viene del PSC, había formado parte del equipo de Ferran Mascarell, pero mientras este apostó por el espacio posconvergente, su delfín huyó hacia la izquierda. Esta maniobra sería problemática por la oposición de Janet Sanz, regidora de Urbanismo que se considera a sí misma la heredera natural del fenómeno Colau.

Foto: La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el 'expresident' Quim Torra. (EFE)

Pero este calendario de la alcaldesa no coincide exactamente con el que maneja con toda discreción la gallega Yolanda Díaz. Su proyecto está muy avanzado, estará abierto a sumar fuerzas de la izquierda, pero sin buscar cuadraturas del círculo que lo hiciesen imposible, así, por ejemplo, Más País de Íñigo Errejón quedaría fuera, para no soliviantar más a la dirección de Podemos, encabezada por las ministras Ione Belarra e Irene Montero. Pero sí que la transversalidad es uno de sus ejes. El anuncio de la nueva fuerza está cercano. Sí que se prevé que se explique en los próximos meses, antes de las andaluzas, que serán una prueba de fuego para la actual división que vive Podemos, en especial virulenta en esa región de España.

Huevos en todas las cestas

Una fuente cercana a los comunes explica que en este momento Colau tiene huevos en todas las cestas. De manera oficial, ha dicho que quiere seguir como alcaldesa, aunque de puertas adentro su entorno más cercano desliza que, dadas las perspectivas demoscópicas, Ada Colau prefiere no volver a presentarse. También está abierta a marcharse a Madrid, con el objetivo de ser ministra como mejor opción, si Yolanda Díaz le acaba pidiendo a Pedro Sánchez una remodelación en las carteras de Podemos del Ejecutivo español. Pero esta opción parece aún lejana en el tiempo y podría no encajar en los manejos de los tiempos que está haciendo la alcaldesa, que necesita que sea en abril-mayo del año próximo. Como tercera y última alternativa, Colau contempla una marcha de España para trabajar para algún organismo internacional que pueda aprovechar su experiencia en el municipalismo.

Colau se iría a Madrid como ministra o como cabeza de lista por Barcelona

Colau ha logrado estos últimos días convertir la oposición a El Prat en un tema de debate político nacional. Además de alcaldesa de Barcelona, es presidenta del Área Metropolitana de Barcelona y este ente tutela las áreas agrícolas de la conurbación de la capital catalana, como es el caso de la laguna artificial de La Ricarda, ahora amenazada por la prolongación de la segunda pista que quiere Aena. Pero eso no basta. Colau sabe que los ecologistas ganaron la batalla contra la tercera pista del aeropuerto de Heathrow en el Reino Unido, pero luego no pudieron rentabilizarla políticamente. Por eso quiere anticiparse, y la manera sería seguir en política, pero en Madrid, ya fuese como ministra o como cabeza de lista por Barcelona de la nueva formación de Yolanda Díaz. Y aquí de nuevo hay problemas de calendario. ¿Qué tirón tendría una lista de esta nueva izquierda liderada por la exalcaldesa que hubiese perdido Barcelona en las municipales, que son los comicios previos a las próximas generales? Porque tanto los comunes como Podemos o Yolanda Díaz dan por hecho que Pedro Sánchez agotará esta legislatura.

El dilema de Collboni

Y mientras Colau hace sus apuestas, su socio en el ayuntamiento Jaume Collboni tiene un dilema: ¿le conviene al PSC romper con Colau antes de que ella dé el salto a Madrid? ¿O será Colau la que suelte amarras con los socialistas para que su heredero marque perfil político? Colau ya rompió con los socialistas en el mandato pasado. Y ahora hay un gran tema de conflicto como es la ampliación de El Prat. Los proyectos de Yolanda Díaz pueden tener curiosas réplicas en la política municipal.

Ada Colau se está acercando a Yolanda Díaz para sumarse al nuevo proyecto político de la ministra de Trabajo, que busca trascender Podemos con una nueva marca política de la izquierda española, según explican fuentes conocedoras de las maniobras para armar esta nueva alternativa electoral. La alcaldesa de Barcelona pretende que los comunes se conviertan en la cuota catalana del proyecto de Díaz y que ella misma encabece la nueva alternativa transversal, con la que daría el salto definitivo a la política nacional tras dos mandatos municipales. La jugada podría suponer, según las fuentes consultadas entre los comunes y la izquierda catalana, que Colau dejase en los próximos meses la alcaldía de Barcelona.

Ada Colau Barcelona Yolanda Díaz Unidas Podemos Ministerio de Trabajo Pedro Sánchez Jaume Collboni En Comú Podem Cataluña
El redactor recomienda