De "cornudos y apaleados" a "un paso insuficiente": reacciones a los indultos
  1. España
  2. Cataluña
Por la conferencia del presidente en el Liceu

De "cornudos y apaleados" a "un paso insuficiente": reacciones a los indultos

Mientras que centenares de independentistas se concentran frente de un Gran Teatre del Liceu de Barcelona, el presidente anuncia la inminente aprobación de los indultos

placeholder Foto: El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. (EFE)
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. (EFE)

Mientras que centenares de independentistas se concentran frente de un Gran Teatre del Liceu de Barcelona blindado por los Mossos, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presenta una conferencia titulada 'Reencuentro: un proyecto de futuro para toda España', con el anuncio de la inminente concesión de los indultos para los presos del 'procés' en prisión propuestos en el Consejo de Ministros de mañana. El panorama político y económico está desde primera hora reaccionando a la jornada con premisas como: "Lo voy a apoyar aun cuando se equivoque" o "esta traición no se va a perdonar".

El portavoz nacional del PP y alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha afirmado que "lo mejor" que puede hacer el socialista es suspender el acto de hoy para que no sea "cornudo y también apaleado". "Porque si llama a la concordia y los representantes de la Generalitat han dicho que no van, ¿qué concordia va a haber? Puigdemont ha dicho que cuando pueda volver aquí sin problema. ¿Qué reconciliación es esa? Juega con la dignidad de los españoles. Cornudos y encima apaleados", ha espetado.

Foto: Abascal (i), junto a Espinosa de los Monteros (d), en el Congreso. (EFE)

"Todo este desacato a la legalidad y desfalco de soberanía lo pretende presentar en formato de ópera bufa en el Liceu de Barcelona con una platea subvencionada con los fondos europeos, un palco virtual en Lledoners que ha escrito el libreto y una gira cero en Waterloo, que en vez de aplaudir ha empezado a patear hoy mismo", ha apuntado el líder de la formación, Pablo Casado.

El secretario general adjunto del PDeCAT, Marc Solsona, se ha quejado de la conferencia de Sánchez, a la que ha catalogado como "una escenificación innecesaria" para "intentar aportar algo de solución" a la situación de los presos independentistas. "Habría soluciones políticas mejores que la escenificación en el acto del Liceu, porque se habla más de este acto que del fondo de la cuestión", ha señalado Solsona en una rueda de prensa.

La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ha sostenido en una entrevista este lunes que defenderá la unidad de España ante la "humillación" de los indultos y los intentos de "fragmentar de forma ilegal" el país, gracias a "la cooperación necesaria y leal del Gobierno". "Esto es el fin del sanchismo, esta traición no se va a perdonar, tiene los días contados", ha subrayado y opina que "lo siguiente después de los indultos es seguir buscando esa ensoñada independencia para llevar a Cataluña a una república bananera porque es lo que buscan".

El portavoz de Catalunya en Comú, Joan Mena, ha defendido que la medida de gracia "no son ni una cesión, ni una debilidad", sino "un primer paso que, aunque no es la solución para todo, sí es imprescindible" para una nueva etapa en la política española y catalana. En rueda de prensa, Mena ha sacado pecho del "trabajo que durante dos años" han realizado para que los indultos sean una realidad y ha defendido que ahí se demuestra "la utilidad" de una formación política.

En las filas del Ejecutivo central, las ministras Calviño y Maroto han aunado voces para apoyar a su presidente. "La confianza y la estabilidad política, económica y social es un activo económico" y "todo lo que pueda contribuir" a ello "es positivo, en principio para la evolución económica", ha expresado la vicepresidenta de Asuntos Económicos y Transformación Digital, mientras que la titular de la cartera de Turismo declara que existe "un clamor general" entre los empresarios catalanes y españoles en favor de esta medida.

El presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) y vicepresidente de la CEOE, Javier González de Lara, ha destacado que el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, "es un hombre que apuesta por la Constitución y por el Estado de derecho con absoluta contundencia", al tiempo que ha añadido que "siempre lo va a apoyar, aun cuando se equivoque porque el que tiene boca se equivoca".

Por su parte, Lorenzo Amor, también vicepresidente de la CEOE, se ha mostrado "en contra" de los indultos "a título personal", pues, según ha expresado, "estamos viendo que no hay ni reconocimiento de los errores ni tampoco hay propósito de enmienda". Amor ha aclarado que en la patronal "no hemos debatido esto, ni creo que se vaya a debatir".

"Se ha liado parda porque en el país hay actores políticos que continuamente están apostando por que en todo se líe parda"

El secretario general de Comisiones Obreras, Unai Sordo, ha opinado que lo que el poder económico busca sobre todo es "estabilidad política y no polarización extrema y confrontación interinstitucional". A su juicio, en relación con la medida y con las palabras de Garamendi, "se ha liado parda porque en el país hay actores políticos que continuamente están apostando por que en todo se líe parda, en los estados de alarma, en la situación política de Cataluña y en la canalización de fondos europeos", a pesar de que "España necesita cierta calma y una derecha equiparable a otras derechas europeas que no se sitúe en esta extrema polarización", ha sentenciado.

El exlíder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha expresado que "en Cataluña el problema nunca fue la presencia del Estado, al contrario, el nacionalismo creció ante la renuncia del Estado en educación, medios o política exterior". "Los indultos, sin lealtad al proyecto democrático español, son en realidad otra renuncia, esta vez a la Justicia", apunta en su cuenta de Twitter.

Su sucesora, Inés Arrimadas, ha reiterado que la medida "demuestra que Sánchez está arrodillado ante los separatistas". "Pero los constitucionalistas estaremos siempre de pie contra los señalamientos y los insultos del 'procés", ha declarado y añade: "Si ellos lo vuelven a hacer, nosotros lo volveremos a frenar".

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha lamentado que la medida sea un "primer paso", aún "insuficiente", para resolver el "conflicto político" catalán, que "corrige una sentencia del Tribunal Supremo que fue injusta". "Con esta decisión del Gobierno español se corrige una sentencia del Tribunal Supremo que fue injusta. Con esta decisión hay una corrección, una enmienda a una sentencia injusta, porque defender y trabajar para que la ciudadanía de Cataluña pueda decidir libremente su futuro nunca puede ser delito", ha recalcado.

Por su parte, la presidenta del Parlament, Laura Borràs, ha avisado al jefe del Ejecutivo central, Pedro Sánchez, de que la búsqueda de la concordia con los catalanes hay que demostrarla "con hechos, no sólo con palabras" a la vez que ha señalado con los indultos "llegan, pero tarde". Así lo ha manifestado en declaraciones a los medios desde la Ciudad de la Justicia, donde este lunes ha acompañado a una decena de exaltos cargos de la Generalitat que han sido citados para declarar por la organización del 1-O. "Cuando algunos hablan de reencuentro, de momento lo que nos reencontramos es con los exaltos cargos que se ven perseguidos, algo que vemos cada día", ha lamentado.

Toni Cantó ha calificado el anuncio de Sánchez sobre los indultos como "vergüenza ajena" tras señalar que el socialista confirma que "mañana se aprobará" la medida y "le responden desde el público con gritos de: '¡La independencia es la única solución!".

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha señalado en Twitter que es "un paso definitivo para acabar con la judicialización de la política". "Vamos a avanzar conjuntamente con Catalunya, con fraternidad, diálogo y negociación. 'Hem de fer camí junts".

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha afirmado que los indultos son "inútiles" y "van a complicar más la situación en Cataluña". En una rueda de prensa, preguntado por esta medida, Mañueco ha pedido un "diálogo sincero y sin cartas marcadas", dentro del marco constitucional y ha defendido que su postura refleja "el sentir mayoritario" de los ciudadanos de Castilla y León.

El líder de Más País, Íñigo Errejón, ha puntualizado que el Gobierno "está siendo valiente y pensando en el reencuentro". "Para nosotros este no es el paso final, sino el que permite iniciar el camino".

Jorge Buxadé, de Vox, cree que el presidente ha ido al Liceo "a arrodillarse ante el separatismo" y que le han gritado "amnistía" al anunciar los indultos, porque "cuando uno se arrodilla y agacha la cabeza lo normal es que le caiga una colleja". "Y cada vez que vaya le caerá otra vez", ha augurado, con el argumento de que, "al nacionalismo, si le das un dedo te coge la mano y si le das la mano, el brazo", pues "tiene el mismo apetito que un niño mimado".

La portavoz de Podemos, Isa Serra, ha aseverado que "son la apuesta para defender la democracia". "Una valiente decisión para el diálogo, la fraternidad con Cataluña, y acabar con la vía de la judicialización de la política que tanto daño ha hecho. Puentes, no muros. La política es el único camino", ha afirmado.

La organización de Societat Civil catalana dice que tiene la convicción de que no se dan las condiciones para los indultos, lamenta la decisión anunciada y reclama al Gobierno que la reconsidere atendiendo a la lamentable disposición de los afectados. "Solicitamos que se escuche la voz y las reivindicaciones de quienes defendimos la Constitución en Cataluña en los momentos más difíciles. Pediremos de nuevo que el presidente nos reciba", piden.

Gran Teatro del Liceu Mossos d'Esquadra Isabel Díaz Ayuso Carles Puigdemont Independencia de Cataluña Pedro Sánchez Referéndum Cataluña 1-O
El redactor recomienda