El independentismo radical prepara el colapso de Barcelona para boicotear el acto de Sánchez
  1. España
  2. Cataluña
EL PRESIDENTE NO contenta A nadie

El independentismo radical prepara el colapso de Barcelona para boicotear el acto de Sánchez

Diversas plataformas extremistas, apoyadas por los CDR, han convocado ‘columnas’ y ‘marchas’ desde distintos barrios barceloneses hasta las inmediaciones del Liceu

placeholder Foto: Una manifestación protagonizada por los CDR. (EFE)
Una manifestación protagonizada por los CDR. (EFE)

El acto del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Liceu de Barcelona este lunes, para presentar a la sociedad civil su hoja de ruta catalana con los indultos como principal hito, no será un camino de rosas. Si algo quiere el independentismo radical es que no haya ni un puente de diálogo con el Gobierno español. Por ello, partidos políticos como Poble Lliure u organizaciones como La Forja, un sector extremista de los cachorros de la CUP, así como la Asamblea Nacional Catalana y diversas plataformas ultraindependentistas, han llamado a sus activistas a concentrarse en la Rambla, donde se encuentra la sede del Liceu, para boicotear el encuentro.

El acto no deja indiferente a nadie: Pedro Sánchez recibe palos por parte del independentismo, pero también por parte del constitucionalismo, ya que del abanico de entidades que defienden la Constitución solo invitó a Sociedad Civil Catalana (SCC), y eso después de negociaciones intensas a alto nivel. De hecho, Moncloa no había previsto invitar a las organizaciones civiles unionistas y solo aceptó enviar la invitación a Fernando Sánchez Costa, presidente de SCC, después de varias mediaciones ante Iván Redondo. Ante ello, los demás dirigentes constitucionalistas arrean palos al presidente del Gobierno desde sus posicionamientos.

Foto: Pedro Sánchez. (EFE)

El acto, pues, será ampliamente boicoteado por todas las instituciones catalanas (no asisten ni el presidente catalán, Pere Aragonès, ni la presidenta del Parlament, Laura Borràs). La presidenta de la Cámara de Barcelona, Mònica Roca, también ha rechazado su presencia, al entender que es un acto partidista a mayor gloria de Pedro Sánchez: “No asistiremos al acto de don Pedro Sánchez en el Liceu. Nuestra misión es defender al empresariado. No nos ‘reencontraremos’ encima de una base de recorte de libertades, antidemocrática, que no permite votar, reprime y encarcela. Seguiremos defendiendo la economía declinando la invitación”. El expresidente del Govern Quim Torra tampoco estará: “Don Pedro, no asisto jamás a los actos de propaganda del paternalismo colonial de su Gobierno español. El único reencuentro lo haremos en la mesa de Estados del Consejo de Europa, libres y de igual a igual”, tuiteó, adjuntando la invitación personalizada de Pedro Sánchez dirigida a él. Los gurús del radicalismo no se han quedado atrás: desde Lluís Llach hasta el exvicepresidente del Parlament Josep Costa, que ha llamado a “impedir pacíficamente la celebración del acto de Pedro Sánchez en el Liceu”.

La ANC asegura que se ha sumado a los actos de boicot, llamando a concentrarse a las 10:30 de la mañana en la plaza de la Boqueria, al lado del Liceu. Su razonamiento es que se trata de un “espectáculo propagandístico protagonizado por Pedro Sánchez” y que “no se puede indultar un delito inexistente ni mucho menos esperar que este hecho sea la solución del conflicto catalán”. Acusa al líder del PSOE de practicar “una falsa compasión hacia un movimiento independentista que continúa reprimido y perseguido”, y subraya que los indultos son la solución particular para los presos y sus familias, “pero en ningún caso se pueden considerar una solución colectiva, ni mucho menos en favor del movimiento y, por extensión, del país”. Critica también que el indulto deja fuera “a las personas exiliadas y a los más de 3.000 represaliados” y que “es preciso movilizarse y trabajar incansablemente para alcanzar la independencia. Es esta la que amnistiará a todas las personas que están padeciendo la represión del Estado español”.

La ANC asegura que se ha sumado a los actos de boicot, llamando a concentrarse a las 10:30 de la mañana al lado del Liceu

Otra de las organizaciones, BCN por la Independencia, señalaba que “el presidente del país vecino viene este lunes a Barcelona, al Liceu. Dicen que nos quiere vender los indultos. Digámosle que no tenemos nada a perdonar. La autodeterminación es un derecho”.

Y diversas plataformas extremistas, apoyadas por los comités de defensa de la república (CDR), han convocado ‘columnas’ y ‘marchas’ desde distintos barrios barceloneses hasta las inmediaciones del Liceu con el fin de rodear el emblemático edificio. De hecho, se han previsto cuatro puntos de confluencia de estas ‘columnas’: el monumento a Colón, al final de la Rambla; el monumento a Macià en plaza Cataluña, en el inicio de la travesía; la plaza de Sant Jaume, y la confluencia de la plaza Sant Agustí con la calle Hospital. El grupúsculo Acabem la Partida es uno de los dinamizadores de los actos e incluso repartió consignas este domingo por la tarde para tomar la Rambla con urgencia y antes del lunes, con el fin de adelantarse a cualquier intento de blindaje desde primera hora de la jornada por parte de la Policía.

Algunos activistas se quejaban en sus canales de comunicación de la poca movilización del radicalismo. “¿Qué nos han de hacer para que nos despertemos de una p… vez? España ha sido siempre vengativa y nosotros somos pocos y mal avenidos, no tenemos nada, ni policía ni Ejército. ¿Qué se proponen 5 Urquinaonas [altercados violentos similares a los producidos en esta plaza de Barcelona en otoño de 2019]? ¿Y creéis que con esto España dará marcha atrás si no lo hizo ni con ETA?”, se quejaba otro activista. “Hay muchos ejemplos, uno es Eslovenia: una semana de alborotos y la independencia. ¿Vale la pena el precio? Yo diría que sí”, respondía Santi. “En Kosovo, creo que no llegaban al 50% [de los votos a favor] y lo hicieron”, argumentaba una tercera activista. Tras diversos diálogos sobre muertos en distintas “revoluciones”, uno de los responsables del foro avisaba: “Se está gestionando todo desde la Asamblea de Representantes, pero no podemos dar más detalles. Ya se irá informando sobre la marcha”. Y luego subrayaba que “lo importante es, si llega al momento, saber responder con todos los recursos que nos pida la autoridad que lidere la ofensiva”.

Foto: Pantallazos de diversos vídeos incautados a los CDR detenidos.

Las entidades constitucionalistas, por su parte, tampoco están satisfechas con el proceder de Pedro Sánchez. Impulso Ciudadano, S’ha Acabat y Asamblea por una Escuela Bilingüe (AEB) dirigieron una carta abierta al presidente del Gobierno este domingo en la que subrayan que Cataluña vive una “anomalía democrática como consecuencia de la evidente deslealtad de las autoridades autonómicas” y se quejan de que “no hemos recibido invitación para asistir a su discurso”. Aseguran a Sánchez que el Gobierno español “está aplicando recetas equivocadas al problema del que se deriva la fractura social que padecemos” y denuncian “el desacato expreso, los incumplimientos y desobediencias, así como la vulneración de los derechos de los ciudadanos” en Cataluña, que “no se resuelven indultando a los políticos presos”.

Afirman los constitucionalistas que “interpretar que los indultos pueden servir para recuperar la convivencia es confundir convivencia con sometimiento”, y que “desde nuestra más absoluta lealtad, tenemos que expresarle nuestra discrepancia con esa fórmula”, que “refuerza al adversario secesionista en vez de debilitarlo”. Piden las organizaciones firmantes una rectificación de las políticas aplicadas y se muestran dispuestas a participar en encuentros y abrir un “diálogo fructífero con quienes no piensan como nosotros”, pero subrayan que “desconfiamos de actos propagandísticos que no tienen en cuenta nuestra voz y que se han diseñado para premiar a quienes incumplieron la ley y quebraron la convivencia”.

Pedro Sánchez Catalán CUP Sociedad Civil Catalana
El redactor recomienda