Rufián: "Tenemos que meterle alguien duro a Pere. Tenemos que meterle whisky"
  1. España
  2. Cataluña
VENDRELL ASESORABA EN LA ESTRATEGIA DE ERC

Rufián: "Tenemos que meterle alguien duro a Pere. Tenemos que meterle whisky"

Los republicanos tenían su propio 'comité de sabios' para diseñar una estrategia con la que hacer frente a la política de tuits practicada por Carles Puigdemont desde Waterloo

Foto: Peré Aragonés, actual presidente interino de la Generalitat de Cataluña. (EFE)
Peré Aragonés, actual presidente interino de la Generalitat de Cataluña. (EFE)

Que las relaciones entre JxCAT y ERC no pasan por su mejor momento es evidente. Los dos socios de gobierno no se soportan, pero se aguantan para seguir manteniendo el control de la Generalitat de Cataluña. Los republicanos tenían su propio sanedrín o ‘comité de sabios’ para diseñar una estrategia con la que hacer frente a la política de tuits practicada por Carles Puigdemont desde Waterloo y a la agresiva estrategia rupturista que practica en el Parlament de Cataluña.

Ese sanedrín mantuvo una reunión el pasado 6 de marzo, cuando todavía sonaban campanas de elecciones anticipadas. La convocatoria la hizo Xavier Vendrell, empresario y ex alto cargo de ERC (detenido el pasado miércoles y en libertad con cargos el viernes), con el fin de diseñar la estrategia a seguir de cara a las elecciones que se veían venir para el otoño (al final, serán en febrero, al no haber sido convocadas por Torra antes de su inhabilitación). En esa ‘cumbre’, estaban su socio militante de ERC y exsecretario de Cultura de la Generalitat Eduard Voltas, el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, Sergi Sol, hasta hace poco asesor especial en políticas estratégicas de Vicepresidencia del Gobierno y responsable de Comunicación de ERC, y otra persona no identificada.

En la reunión, se pusieron sobre la mesa los puntos fuertes y las carencias de ERC, pero planeaba sobre todos la sospecha de un problema: el bajo perfil político de Pere Aragonès, vicepresidente del Govern y actual coordinador general de ERC. Recordaba Rufián que, en el pasado, ERC fue el ‘látigo’ de Aznar, Acebes, Cospedal o Aguirre. “Nadie podía decir que cuestionábamos la independencia de Cataluña. Y esto se hace con cojones y salíamos allí diciendo que esta gente me va a romper la cara. Esto tenemos que creérnoslo y hacerlo, porque yo creo que todo el mundo le daría las llaves de su casa a Pere Aragonès, pero no sé si todo el mundo se las daría para defendernos. Esto supone que tenemos que meterle al Pere alguien al lado que sea duro, que sea whisky, porque Pere Aragonès, Capella, Torrent, Vilalta, Sabrià son Pepsicola, Aquarius y Nesquik. Tenemos que meter whisky”.

Una alcaldesa ‘hippie’ para ayudar a Aragonès

“¿Qué whisky? ¿Se puede decir un nombre?”, le interpela Voltas. “Dolors Sabater”, responde Rufián. Sabater fue alcaldesa de Badalona entre 2015 y 2018 gracias a un pacto de toda la oposición contra el popular Xavier García Albiol, que había ganado las elecciones pero no tenía la mayoría absoluta. “Sería sensacional. Es un perfil muy chulo y trabaja muchas ‘fronteras’ a la vez, también la de la CUP”, dice en referencia a que podría captar votos de los ‘cupaires’.

Para Rufián, reconvertido en una de las eminencias grises de ERC, ha habido una campaña de una parte del independentismo contra Aragonès “porque va con gente de derechas a bodas de gente de derechas, etcétera”. Se refiere a la presencia del vicepresidente en la boda de una hija de Jaume Giró, director general de la Fundació la Caixa, en mayo del año pasado. Por tanto, Esquerra necesita, según Rufián, “una 'hippie' que vaya por las teles diciendo ‘este tío nos representa’. Es de cajón”.

Todos los presentes asienten. “Es una de las alcaldesas que fueron con la vara el 27 de octubre a la DUI”, reconoce Voltas. El 27 de octubre de 2017, varios cientos de alcaldes llevaron sus varas al Parlament para asistir al pleno en el que Carles Puigdemont iba a declarar la independencia. “Intervino en un momento en que estaba todo el mundo cagado”, admite Vendrell. Voltas señala, no obstante, que para ‘trabajar la frontera’ de JxCAT, los republicanos necesitan otra clase de perfil y habla de que debería utilizarse también a Marta Rovira, la secretaria general del partido fugada en Suiza, que es alguien a quien podría votar indistintamente el público de ERC y de JxCAT. Y Vendrell zanja que “tienen que poner en juego todos sus perfiles y no renunciar a ninguna ‘frontera’, pero Rufi puede tener razón en no obsesionarnos y atacar adelante”. Voltas asiente y añade: “La polarización la hacemos a los sociatas, no a Junts”.

Una persona, en la concentración que varias entidades independentistas llevaron a cabo en la plaza Sant Jaume. (EFE)
Una persona, en la concentración que varias entidades independentistas llevaron a cabo en la plaza Sant Jaume. (EFE)

En ese sanedrín, se analizó la estrategia de JxCAT de cuestionar continuamente el independentismo de ERC. Para ello, ponen en valor el hecho de que JxCAT capitaliza el voto del independentismo que se desplazó días antes a Perpiñán para ver a Puigdemont. Se trataba del mitin del 29 de febrero, que reunió a unas 100.000 personas, según los organizadores. “La pregunta es cuánta gente que fue a Perpiñán nos joderá”, planteaba Gabriel Rufián.

Uno de los puntos tratados en la reunión fue la posibilidad de que ERC abandone el Consell per la República. Voltas es partidario de que “ERC tiene que decidir si entra a saco con todo o si lo abandona completamente. Y creo que ERC, a diferencia de JxCAT, es un partido serio”. Razonaba también que “no se puede estar cayendo en las trampitas de Waterloo cada vez, y más si no estás dispuesto a aguantar la posición. Por eso yo digo del Consell per la República, con todo hacia adelante, con todos los militantes de los pueblos montando el Consell per la República o fuera”.

El Consell per la República, un chiringuito

Pero Rufián señala que si los republicanos ganan las próximas elecciones, “es mucho menos incómodo para ERC entrar en ese chiringuito, aunque Puigdemont sea el presidente que ahora nos incomoda (…), mi sensación es que si basamos nuestra victoria o derrota en cuánta gente de la que va a Persignan nos votará, nos pegaremos una hostia como la del 21-D. Porque nos entra el runrún y mi sensación es la misma. O copiamos la estrategia del 28 de abril y de noviembre, pasamos de esta gente y polarizamos, pasando del PSC, y empezamos a decir que esto va de [Miquel] Iceta o de [Pere] Aragonès. Al final, de tanto repetirlo, la gente se lo cree”.

Para Voltas, lo de Perpiñán eran JxCAT “con cuatro despistados de ERC”. “En cualquier caso, es imposible que ellos quieran consensuar una estrategia antes. Ellos quieren llegar a las elecciones con toda la gente convencida de que ERC ha hecho un giro autonomista y que quiere ir atrás”. Y Rufián se queja también de que la estrategia de Waterloo pasa por que “la única posibilidad que tienen es hacer ver que ERC es un submarino del CNI, no tiene más”.

Foto: Traslado de una anciana a un hospital para ser atendida durante el estado de alarma. (EFE)

Voltas también saca el tema del otro mantra de JxCAT: el de que ERC preferirá antes un tripartito de izquierdas que un frente independentista en la Generalitat. “Si no quieres tripartito, [dirá que] el único voto seguro es el de JxCAT, aunque ERC diga lo de la Diputación y tal… Ellos irán a ese punto, a esa frontera. Y hay dos posibilidades: eso tenéis que decidirlo vosotros con las encuestas en la mano. Os centráis en defender esa frontera o bien os olvidáis de ello y trabajáis en otra cosa. Se debería ser muy frío en esta decisión, porque a largo plazo es evidente dónde nos jugamos la partida de la independencia: entre sociatas y comunes. A corto plazo, es imposible sin la presidencia de la Generalitat. No se puede implementar la estrategia de ERC. Es condición imprescindible. No sé… Si los estudios os dicen que la partida que tenemos que jugar para ganar un escaño es pintar elefantes rosa, pues a pintar elefantes rosa, porque es condición indispensable”.

Polarizar la campaña con el PSC

El desconocido irrumpe entonces con los números de las encuestas. Asegura: “Lo que nos dicen es que en número de votos claramente seguimos ganando, pero nos han recortado votos. La frontera más grande es la de Junts y Esquerra [es decir, donde más tránsito de votos de uno a otro puede haber], y la ‘frontera’ entre comunes y el PSC. ERC consolida las ganancias y retiene todo lo ganado entre PSC y ERC, unos 250.000 [votos]”. “Eso es sensacional. Se está haciendo bien. El tema es si hay que hacer algún cambio para mantener la victoria”, aplaude Voltas.

Los reunidos plantearon, al final, basar una campaña electoral con la disyuntiva PSC o ERC y despreciando a los posconvergentes. “Se tiene que decir que nuestro adversario no es JxCAT sino que es el PSC, porque haciendo eso le haces daño a JxCAT”, advertía Eduard Voltas. Vendrell, por su parte, aseguraba que “Junqueras ganó a los convergentes abrazándolos. Cada vez que les tiras una flor, les quitas un voto”.

Foto: Víctor Terradellas.

Gabriel Rufián aportaba su punto de vista. “El Pere [Aragonès, vicepresidente del Govern] tendría que estar cada día en la tele y en Twitter diciendo que queremos ganar las elecciones y depende de Iceta o de mí. Eso todo el día. Y otra cosa muy importante: los importantes han dado la tercera institución del país al PSC, para que no la tenga ERC [se refiere a la Diputación de Barcelona, donde PSC pactó con JxCAT para la investidura de Núria Marín]. La pregunta es si también lo harán con la primera, porque nosotros no lo haremos. Si JxCAT gana las elecciones, podrán contar con nosotros, volveremos a investir a un presidente de JxCAT”. De esa manera, espera combatir la campaña alimentada por Waterloo de que ERC busca un tercer tripartito en la Generalitat.

Que las relaciones entre JxCAT y ERC no pasan por su mejor momento es evidente. Los dos socios de gobierno no se soportan, pero se aguantan para seguir manteniendo el control de la Generalitat de Cataluña. Los republicanos tenían su propio sanedrín o ‘comité de sabios’ para diseñar una estrategia con la que hacer frente a la política de tuits practicada por Carles Puigdemont desde Waterloo y a la agresiva estrategia rupturista que practica en el Parlament de Cataluña.

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Gabriel Rufián PSC Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont Campañas electorales Independencia de Cataluña Parlamento de Cataluña Miquel Iceta
El redactor recomienda