Quim Torra insiste en designar a Laura Borràs candidata a presidir la Generalitat
  1. España
  2. Cataluña
busca tomar un rol activo

Quim Torra insiste en designar a Laura Borràs candidata a presidir la Generalitat

Uno de los argumentos del 'expresident' es que se trata de un mecanismo establecido. Así, Artur Mas ya nombró a Puigdemont, igual que Puigdemont en su momento lo escogió a él

Foto: Quim Torra insiste en designar a Laura Borràs candidata a presidir la Generalitat
Quim Torra insiste en designar a Laura Borràs candidata a presidir la Generalitat

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, insiste en designar a Laura Borràs como candidata a presidir la Generalitat, según apuntan fuentes del entorno de Waterloo. Torra juega con una ventaja: Laura Borràs es la favorita para las primarias de JxCAT. Unas primarias cuyo reglamento está aplazando la dirección del partido para no alterar los designios de Carles Puigdemont, quien hace meses que no se fía de colocar a Borràs en el Palau de la Generalitat. Laura Borràs está en a fase de recabar apoyos para esta carrera de designación interna y ya ha anunciado que se presentará: “Si hay primarias, me presentaré como candidata de JxCAT”, aseguró hace dos semanas.

Sin embargo, tras la determinación de Borràs se encuentra la presión de Quim Torra. El 'expresident' sigue sin militar en JxCAT pero ha argumentado ante Puigdemont que el pacto de Colliure contemplaba que él escogía al candidato a presidente de la Generalitat. Según lo que arguye el actual presidente saliente, al final del verano se firmó la paz entre Torra y Puigdemont. El entonces todavía residente en Palau renunció a convocar elecciones para que los comicios pudiesen ser en febrero. Pero a cambio, Torra solicitó colocar de candidata a la presidencia a su protegida: Laura Borràs.

Algunas fuentes aseguran que Puigdemont no se pronunció al respecto en Colliure. Otras apuntan que el residente en Waterloo no respondió ni que sí ni que no, pero dejó que su interlocutor creyese que estaba de acuerdo. Ahora han pasado dos semanas del cese de Torra y el ya 'expresident' exige su parte del trato.

Uno de los argumentos de Torra es que se trata en la práctica de un mecanismo establecido. Así, Artur Mas ya nombró a Puigdemont, igual que Puigdemont en su momento lo designó a él, pese a que era el número diez de la lista de JxCAT. Por eso, ahora Torra reivindica sus derecho a hacer lo propio y escoger a Borràs; y más si esta acaba refrendada en un proceso de primarias. Simplemente, ahora sería su turno. Además, el Torra cesado está desarrollando una agenda política más intensa si cabe que la que tenía cuando era 'president', prueba de que sigue tan metido en política como hace un mes.

Puigdemont y Torra, en el acto convocado la semana pasada en Perpiñán. (EFE)
Puigdemont y Torra, en el acto convocado la semana pasada en Perpiñán. (EFE)

Sobre Borràs pesa la amenaza de su juicio en el Tribunal Supremo, acusada de haber troceado contratos cuando dirigía el Institut de les Lletres Catalanes. Para la dirección de JxCAT, el caso es una losa sobre el futuro de la candidatura. En cambio, Quim Torra y los suyos alegan que ese proceso legal es una prueba, otra más, de la maquinaria represiva del Estado contra el soberanismo catalán. En este contexto, la causa en el Supremo no se contemplaría como un inconveniente sino como un atractivo, sobre todo cara a sus votantes.

Laura Borràs ya está trabajando en recabar apoyos para ganar las primarias en una actuación en dos líneas: los apoyos de mujeres y las redes sociales

Borràs ya se está trabajando los apoyos internos para su candidatura. Uno de ellos es el de la consellera de la Presidència, Meritxell Budó. Puigdemont no contaba con ella para la primera línea de las listas y Budó ha buscado el calor de Borràs para mantenerse en el candelero. Bien relacionada con sectores tradicionales de JxCAT, como el de su predecesor, Jordi Turull, Budó teme que tras las elecciones pase su momento. Otra de las personas que respalda a Borràs es la exdirigente de La Crida, Rosario Palomino. Es decir, Borràs está armando una red de apoyos para su candidatura en clave femenina, según apuntan fuentes de JxCAT.

Pactos de Instagram

Budó se apresuró a felicitar a Laura Borràs por su cincuenta cumpleaños en Instagram en lo que se auguran dos claves de la campaña: mucho feminismo, mucha sororidad y mucha campaña en redes sociales dirigida a las mujeres de JxCAT.

Fuentes del entorno de Meritxell Budó explican que la actual portavoz de la Generalitat no ha pedido una 'conselleria', sino algún tipo de cargo institucional como, por ejemplo, la presidencia del Parlament. El problema es que la presidencia de la cámara catalana solo la podría conseguir en un escenario en que Laura Borràs perdiese las elecciones ante Pere Aragonès, y que al quedar primeros los republicanos tuviesen que reeditar los pactos actuales de gobierno en Cataluña: Pero al revés: cediendo la presidencia del 'Parlament' a JxCAT. El presidente de la cámara es formalmente la segunda autoridad de Cataluña.

Hervidero en las primarias

Las primarias de JxCAT, si llegan a celebrarse, prometen ser un hervidero. El 'conseller' de Territori y hombre de Josep Rull, Damià Calvet, ya ha anunciado que se presentará. La propia Borràs reconocía en una entrevista en el Huffington Post, en la que anunció que se presentaba, que no hacía falta la “bendición” de Carles Puigdemont, con lo que reconocía, de manera implícita, que no contaba con ella. Por ahora no hay más nombres, pero el secretario general de JxCAT, Jordi Sànchez, desea que sean lo más concurridas posibles, en buena parte para que se diluya el efecto Borràs.

Por ahora no hay fecha. Algunas fuentes apuntan que una llamada de Puigdemont podría hacer que Borràs se retirase por el bien de Cataluña. Pero por el momento, la candidata ha mostrado mucha firmeza en sus intenciones.

Carles Puigdemont Quim Torra Meritxell Budó Junts per Catalunya Tribunal Supremo Independencia de Cataluña Cataluña Generalitat de Cataluña
El redactor recomienda