Primer fallecido en Lleida

Cataluña: 25 brotes y 482 contagios, pero la Generalitat busca evitar otro confinamiento

Ahora que tiene competencias, la Generalitat está intentando evitar nuevas medidas que puedan ser impopulares. En Lleida, ha aconsejado a las personas mayores quedarse en casa

Foto: Aspecto de la entrada del pabellón 3 de la Fira de Lleida, donde se encuentran alojados de forma temporal varias decenas de trabajadores del campo. (EFE)
Aspecto de la entrada del pabellón 3 de la Fira de Lleida, donde se encuentran alojados de forma temporal varias decenas de trabajadores del campo. (EFE)

El coronavirus sigue creciendo en Cataluña. La gran diferencia entre ahora y el pasado mes de marzo es que las competencias están en manos de la Generalitat. Hay 25 brotes, es decir, una tercera parte de los brotes españoles está en Cataluña. Y también el mayor de ellos, el que ha afectado a Lleida por culpa de la falta de previsión con los temporeros de la fruta. Los positivos también se han disparado: en un día, han pasado de 282 a 482, un 70% más. Y ahora que la Generalitat tiene las competencias, está evitando a toda costa nuevos confinamientos, ni siquiera parciales. Todo lo contrario de lo que pasaba en abril, cuando Quim Torra clamaba una y otra vez por que el Gobierno español endureciese sus medidas.

Mientras, cada vez hay más sensación de caos. Pero según ha explicado en Catalunya Ràdio Xavier Llebaria, director de la Agencia de Salud Pública de Cataluña: "Los brotes de Barcelona son pequeños y se tiene la trazabilidad de los casos. En este momento, se incorporan epidemiólogos de campo en toda Cataluña". Lleida es un problema, pero hay poca población. Barcelona, en cambio, si los brotes se descontrolan, puede convertirse en un problema serio.

Llebaria ha asegurado que “se quiere evitar un nuevo encierro”. Pero eso contrasta con lo que defendía la Generalitat hace dos meses, cuando con el estado de alarma las competencias estaban en manos del Gobierno central. Ahora, en cambio, ante las consecuencias económicas de lo que se avecina, el Govern se muestra más tibio. Aunque en privado Torra sigue pidiendo mano dura. La obligatoriedad de llevar mascarilla por la calle en cualquier situación va en esa línea.

Cataluña: 25 brotes y 482 contagios, pero la Generalitat busca evitar otro confinamiento

De los 25 brotes en Cataluña, Lleida sigue siendo la zona más afectada. Hay 20 brotes. Pero en Tarragona ya se han dado tres. Hasta las exclusivas colonias del Real Club de Polo de Barcelona han tenido que suspenderse por un brote. Cataluña se ha esforzado en hacer vida normal, en especial desde San Juan, en que hubo celebraciones, aunque en pequeño formato. Ahora hace 15 días de San Juan y hay que tener en cuenta que el virus tiene unas dos semanas de incubación hasta que los síntomas son evidentes.

En Lleida, donde no se registraba un fallecimiento por covid-19 desde el 22 de junio, ayer ya se hizo público otro muerto por la enfermedad. El Gobierno español ya ha mostrado su preocupación por la evolución de la enfermedad.

Cataluña: 25 brotes y 482 contagios, pero la Generalitat busca evitar otro confinamiento

La dureza, para otros

La principal reacción de la Generalitat ha sido hacer obligatorio el uso de la mascarilla en cualquier ocasión bajo multa de 100 euros en caso de desobediencia. Pero todavía se está esperando un documento que regule las múltiples excepciones a esta medida. Al mismo tiempo que se anuncian la obligatoriedad y las sanciones, se invoca al sentido común. Y todo parece muy confuso.

Cataluña: 25 brotes y 482 contagios, pero la Generalitat busca evitar otro confinamiento

Pero la Generalitat está intentando evitar nuevas medidas que puedan ser impopulares. En Lleida, la Generalitat ha aconsejado a las personas mayores que no salgan de casa. Pero se trata de una recomendación. Nada más. Las medidas duras que antes se reclamaban al Gobierno español ahora se evitan, se aplazan, aunque la evolución de los números indique, y más con lo que se sabe ahora, que esa dureza, la que se pide desde el Ministerio de Sanidad, es más necesaria que nunca.

Entre el martillo y la danza, Quim Torra pedía a Madrid martillo hace dos meses, pero ahora que gestiona la Generalitat, prefiere prolongar la danza


La ironía es que Torra acusó prácticamente al Gobierno español de agravar la situación creada por la pandemia al retrasar lo que entonces definió como “confinamiento duro”. Ahora, es la Generalitat la que prefiere aplazar esa 'dureza'.

Actuar a tiempo

La Generalitat asegura que ha actuado a tiempo en Lleida. Pero la percepción de la población es que se ha llegado a tarde, incluso con lo que se sabe ahora. Torra estuvo dos meses reclamando las competencias de Salud. Ahora las tiene y la evolución de las cifras bajo su mando parece muy inquietante.

Cataluña: 25 brotes y 482 contagios, pero la Generalitat busca evitar otro confinamiento

Quim Torra sigue echando la culpa a España. Lo volvió a hacer en el Parlament esta semana, pero no parece que el discurso pueda tener mucha credibilidad. La Generalitat quería pasar página, y más con el panorama electoral que se avecina. Torra y las principales autoridades se han gastado casi 300.000 euros en un acto de homenaje a los fallecidos por el coronavirus celebrado a las 10 de la noche en Montjuic. Como si no fuera a haber más.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios