El SEM catalán compra decenas de coches y provoca un cisma en la cúpula sanitaria
  1. España
  2. Cataluña
MILLONES DE EUROS SIN CONTROL

El SEM catalán compra decenas de coches y provoca un cisma en la cúpula sanitaria

"Se han comprado coches que no se tenían que comprar y se han comprado hospitales de campaña hinchables que a estas alturas ya no se van a usar. Esto es un desbarajuste total"

placeholder Foto: El presidente de la Generalitat, Quim Torra. (EFE)
El presidente de la Generalitat, Quim Torra. (EFE)

Malestar, decepción y mucho enfado. Ese es el resumen en la cúpula del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) de Cataluña, que vive una situación de crisis añadida a la del coronavirus. "Hay enfado en el consejo de administración por varias cosas, pero sobre todo por la desconexión de los ejecutivos con el propio consejo y con lo que es la realidad. El dinero circula incontroladamente y el director gerente ordena compras importantes sin pasar antes por el consejo", señala a El Confidencial una fuente interna del SEM. Esta fuente destaca que, mientras hay colectivos desatendidos dentro del mismo SEM, se canalizan millones de euros hacia compras de servicios que podrían ser asumidos por este organismo si se inyectara el dinero en él. "Están recortando gastos y hay unidades que no se cubren", acusan.

No fue ya el hecho de externalizar el seguimiento a los enfermos de coronavirus que, dicen fuentes médicas, "se había hecho muy bien desde la atención primaria". Para reforzar los servicios de atención al público, también se concedió un extra al proveedor de más de 5 millones de euros por menos de dos meses de trabajo. Y ahora les llega el turno a otros gastos. "Se han comprado coches que no se tenían que comprar y se han comprado hospitales de campaña hinchables que a estas alturas ya no se van a usar. Esto es un desbarajuste total", argumentan las mismas fuentes.

Foto: Un miembro de los servicios médicos toma la temperatura al presidente de la Generalitat, Quim Torra. (EFE)

Desde algunos sectores se afirma que "aprovechando el decreto de alarma, se está utilizando el Semsa como central de compras y no como un verdadero servicio de urgencias. Tanto es así que ha habido tensiones en el consejo de administración, porque algunos de sus integrantes se han negado a ratificar algunas operaciones", explican a El Confidencial fuentes solventes.

Lo cierto es que el decreto de alarma ha sido el detonante para que el 3 de abril pasado, el gerente de SEMSA, Antoni Encinas, ordenaba comprar 3 vehículos colectivos (expediente 34-2020) por un monto total de 147.812 euros. Ese mismo día, adjudicaba otro contrato para la compra de vehículos "de refuerzo para el territorio", conforme el expediente 22-2020, por un importe de 137.214 euros. En la adjudicación no consta de cuántos vehículos se trata, aunque sí especifica que son "vehículos B y A2".

El 6 de abril, el expediente 38-2020 ordena la compra de otros cuatro coches: dos de ellos son de intervención todo terreno, otro es un SVA 4x4 (una UCI 4x4) y un cuarto es un "vehículo CCA" (ambulancia medicalizada). El precio de estos coches fue de 281.985,75 euros.

Las extrañas compras

El 8 de abril, Encinas firmaba la adquisición de 17 vehículos basándose en la compra de emergencia causada por el coronavirus. La resolución, que lleva el número 49-2020, a la que ha tenido acceso El Confidencial, ordenaba dicha adquisición por un importe de 771.425,69 euros. El 16 de abril, realizaba otra compra de emergencia; un vehículo NRBQ (para guerra nuclear, biológica y química) por 91.596 euros. El 13 de mayo, compraba también un camión rígido de 12 toneladas por 157.713,21 euros.

En total, pues, SEMSA ha efectuado compras de vehículos por más de 1.587.000 euros, aunque en esa cifra solo estarían encuadrados, supuestamente, menos de la mitad de los vehículos comprados. La curiosidad es que todas las compras, excepto una (el expediente 22-2020 fue adjudicado a una unión temporal de empresas formalizada por Ambulancias Egara, Falck, Transport Sanitari de Catalunya (TSC) y Grup La Pau), fueron a parar a la misma empresa: Transforma 21, que tiene su sede en la localidad barcelonesa de Gironella. Su presidente, Josep Maria Canals, fue uno de los integrantes del grupo coordinador del Plan de Salud de Gironella 2019-2023. Otro de los socios de la compañía, Jordi Feliu, no oculta su devoción por el alcalde de Gironella, David Font (que sacó 9 de los 11 concejales en las últimas municipales), que compagina su cargo de primer edil con el de director de la Agencia Catalana de Turismo (ACT), un organismo que depende directamente de la consejería de Empresa y Conocimiento de la Generalitat.

Foto: El presidente de la Generalitat, Quim Torra. (EFE)

Se da la circunstancia de que esta compañía es una firma dedicada exclusivamente a personalizar carrocerías, que trabaja en realidad para las empresas de ambulancias, coches fúnebres y coches policiales. Según fuentes del sector, nunca se ha dedicado a la intermediación, por lo que resulta un tanto extraña la adjudicación. "Normalmente, transforma las carrocerías que le llevamos las empresas del sector, pero no vende coches, al menos que nosotros sepamos", explica a este diario un alto directivo de una de las principales empresas de ambulancias de Cataluña.

Fuentes cercanas a la Generalitat explican a este diario que "al empezar la crisis del Covid, el Govern no tenía recursos propios suficientes. Se llamó a empresas proveedoras para mirar la disponibilidad que tenían y al final se decidió la compra directa de ambulancias". Ese extremo es criticado por círculos del propio sector sanitario y por la oposición, que considera que hubiera sido más fácil ampliar los servicios con los proveedores habituales. Fuentes de estos señalan, por su parte, que en los propios contratos con la Administración ya se especifica que hay que hacer renovaciones de flota para mantener los servicios y que en algunos casos ya había ambulancias pedidas y a punto para ser incorporadas.

El PSC pregunta por 70 coches comprados

La diputada socialista Assumpta Escarp ya presentó varias preguntas parlamentarias sobre el tema. El 4 de mayo abrió el fuego, inquiriendo a la consejería de Salud si era verdad que se compraron "30 vehículos de mando y camiones para el Servicio de Emergencias Médicas sin licitación, usando el estado de alarma y de emergencia". La diputada del PSC requería también si está permitido bajo el estado de alarma efectuar adquisiciones sin licitación y si era verdad también que había coches preparándose en "algún concesionario".

El día 14 de mayo, volvía a la carga y preguntaba: "¿Se han adquirido por el procedimiento de compra de emergencia más de 70 vehículos por el SEM? ¿Para qué necesidad? ¿A dónde se han destinado estos vehículos? ¿Cuál ha sido la urgencia para esta compra?". Ese mismo día, registraba otra pregunta para conocer el motivo "por el cual se compran más vehículos para el SEM poco después de haber adquirido otros de 'renting'". Estas preguntas, que han de ser respondidas por escrito, aún no tienen respuesta, a pesar de que la primera de ellas se formuló hace más de un mes.

Escarp reconoce a El Confidencial que el SEM tiene déficit en transporte. "Es un servicio que utiliza mucho el transporte para la recogida de muestras y el traslado al laboratorio. Las pruebas se extraen en los centros de atención primaria pero han de mandarse a los laboratorios, con lo que se necesitan esas herramientas. Y somos conscientes de que en la comarca del Garraf, por ejemplo, este viernes no se hicieron transportes porque no había vehículos disponibles", explica la diputada socialista.

Sin embargo, otra cosa es la compra incontrolada de decenas de vehículos que, normalmente, se adquieren por 'renting' y que se van renovando. En este sentido, recuerda que "hay una parte del transporte no urgente que está externalizada y se encuentra bajo la gestión del SEM, pero en realidad no sabemos para qué se han adquirido decenas de vehículos durante las últimas semanas".

Ciudadanos, sobre el tema

Ciudadanos también se ha movido parlamentariamente. El diputado Martín Barra solicitó el pasado 5 de junio todos los expedientes de contratación realizados por la consejería de Salud o de sus entes considerados contratos de emergencia desde el 12 de marzo en el marco de la estrategia de respuesta a la epidemia del covid-19, así como todos los informes de auditorías del SEM desde el 2012.

"Ciudadanos está ocupado y preocupado por el tema. Hemos mantenido contactos con representantes de la plantilla del SEM y allí hay mucha preocupación, que ahora trasladamos al área parlamentaria. Somos conscientes de que los recortes en el SEM han sido duros y hay unidades con graves carencias. Así se lo hemos hecho saber a la consejera y también le hemos transmitido que en momentos de crisis tan profundos, se esté destinando tanto dinero a la compra de unos vehículos que posiblemente se podría haber priorizado de otra forma", señala a El Confidencial el diputado de Cs, Jorge Soler, responsable del área de Salud del partido naranja.

Según Soler, los propios trabajadores "no tienen claro que haya transparencia en esa licitación. Y no parece que la haya tampoco en otras adjudicaciones, como se desprende del hecho de que El Confidencial haya dado a conocer hace muy poco los 18 millones destinados a una empresa privada para realizar trabajos que se podrían hacer desde el sistema público. Y el millón seiscientos mil euros destinados a una sucursal de la OMS, que también publicó El Confidencial, va en la misma dirección. Por tanto, nosotros estamos preocupados por la forma en que se está gastando el dinero de una forma absolutamente opaca en un momento en que se tenía que hacer con transparencia y con prioridad pública".

Catalán PSC Ciudadanos OMS Coches
El redactor recomienda