Evita pactar con el resto de grupos

JxCAT intenta colar teorías de la conspiración en la comisión del atentado de las Ramblas

La tesis conspiranoica considera que como Es Satty había sido confidente del CNI en algún momento, los servicios secretos habrían estado al tanto de los preparativos del ataque

Foto: Un grupo de personas deposita flores en el mosaico de Miró en las Ramblas en recuerdo de las víctimas de los atentados del 17-A en Barcelona y Cambrils. (EFE)
Un grupo de personas deposita flores en el mosaico de Miró en las Ramblas en recuerdo de las víctimas de los atentados del 17-A en Barcelona y Cambrils. (EFE)

JxCAT ha intentado colar la teoría de la conspiración sobre los atentados yihadistas de las Ramblas en agosto de 2017 en la conclusiones de la comisión de investigación del Parlament. Así consta en el borrador del 'Dictamen de la comisión de investigación sobre los atentados del 17 y el 18 de agosto de 2017', al que ha tenido acceso El Confidencial y en donde se abonan tesis de que el CNI tenía conocimientos previos de lo que podía pasar, algo que diversas investigaciones periodísticas han dejado claro que no fue así. La tesis conspiranoica considera que como Es Satty había sido confidente del CNI en algún momento de su vida, los servicios secretos habían estado al tanto de los preparativos de un atentado en el que perdieron la vida 16 personas, tanto en las Ramblas como posteriormente en Cambrils, Tarragona. Ni los Mossos ni ninguna fuente oficial han respaldado esta tesis, por lo que sorprende que JxCAT, un partido que gobierna en la Generalitat, insista en ello desde la Cámara catalana.

“Uno de los hechos más relevantes que aún no encajan es la vinculación entre el imán Es Satty y el Cuerpo Nacional de Policía (CNP) y el CNI. Todo hace pensar que Es Satty estaba al tanto de toda la operación terrorista; en este sentido, una vez muerto, el CNP hace desaparecer la ficha con el objetivo de desvincularlo del cuerpo policial, porque el hecho de que un informador de la policía fuera uno de los cabezas pensantes del atentado habría supuesto admitir un fracaso”, se asegura en la conclusión 21, página 168 del dictamen. El problema: es falso, nunca se destruyeron las fichas, tal y como demostró 'La Vanguardia'.

En la conclusiones de la comisión de investigación, se propone el siguiente redactado: “la autoridad judicial autorizó que el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) interviniera los teléfonos de quienes resultaron ser los participantes de los atentados, en los cinco días previos al atentado. Durante estos días, hablaron de cómo llevar a cabo los atentados, por lo que se puede afirmar que los cuerpos policiales españoles sabían que Cataluña se encontraba ante una amenaza inminente. De hecho, el sumario del CNI muestra que se conocía la intención de los presuntos terroristas de actuar de una manera inminente”, se señala en la conclusión 20, página 167. Pero la conclusión tampoco responde a la verdad, ya que la reconstrucción de las llamadas entre los miembros del comando se llevó a cabo de manera posterior a los atentados.

Irregularidades en la elaboración

Fuentes del grupo parlamentario PSC-Units per Avançar han explicado que se ha evitado consensuar la conclusiones de la comisión y que las mismas han sido redactadas por Mercé Arderiu, letrada del Parlament, en vez de negociarse entre los miembros. El PSC ha protestado porque se ha eliminado una de las conclusiones que había introducido y que aseguraba que del hecho de que Es Satty hubiese sido confidente del CNI no podía deducirse que los servicios secretos estuviesen al tanto de los atentados, los cuales, además, en buena parte se improvisaron tras volar la casa de Alcanar.

Al final se ha aceptado que la reunión de la comisión de investigación se celebrase de manera presencial la semana que viene en el Parlament y que allí se negocien la conclusiones, lo que implicará cambios en el documento actual.

Las conclusiones de la comisión de investigación son pródigas en teorías sin respaldo de pruebas que vinculan el yihadismo con los servicios secretos


Por ahora, no es así. En la conclusión 22 del dictamen de la comisión de investigación página 167, se afirma: “La Policía Nacional no informó al Cuerpo de Mossos de los datos de que disponía. Varios testigos apuntan que Es Satty era el número dos de la célula terrorista y por los datos obtenidos se puede concluir que Es Satty era informador del CNI”. Los Mossos nunca han mantenido esta tesis, pero esto le da igual a la comisión de investigación.

Enfoque parcial

Así, en la propuesta de conclusiones de Cs del dictamen, se apunta que “la realidad, reconocida también por mandos de los Mossos que han pasado por la comisión, es que este supuesto vínculo, como explicó oportunamente el que fue director del CNI al mismo Congreso, no fue más allá que la investigación que habitualmente se hace con individuos que han estado en contacto con elementos radicalizados. Decir y mantener que el imán estaba a sueldo del CNI es, sencillamente, falso” (pág. 65). Pero esta, como otras, son ignoradas en la conclusiones finales.

Como apunta también Cs (pág. 55): “Pero también se ha visto, y está recogido en las actas del pleno del Congreso y de su Diputación Permanente, que el interés de PDeCAT (JxCAT) y Esquerra Republicana de Cataluña estaba limitado a investigar la supuesta relación del CNI con el que parece que ha sido el principal impulsor de los atentados, el que fue imán de Ripoll”.

Hace más de un año que la teoría conspirativa ha desaparecido de la prensa catalana, incluida la independentista, que la cobijó en 2018, por lo que ahora ha sorprendido este resurgimiento y además en el Parlament.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios