Torra y los republicanos a la greña

Sin elecciones a la vista y con el covid-19, la tensión sigue creciendo entre JxCAT y ERC

JxCAT ha encajado mal que las 'consellerias' con más peso en la gestión estén en manos de los republicanos y la pandemia no ha hecho más que agudizar la rivalidad entre ellos

Foto: Quim Torra, presidente de la Generalitat de Cataluña. (Reuters)
Quim Torra, presidente de la Generalitat de Cataluña. (Reuters)

Pese a que Quim Torra ya ha advertido que no habrá elecciones en Cataluña a corto plazo, y a pesar de una catástrofe como el coronavirus que ya le ha costado la vida a 10.200 catalanes, la tensión entre JxCAT y ERC está creciendo y cada vez se hace más evidente. No parece que haya un gobierno de coalición en la Generalitat, sino dos gobiernos. Cada uno va por su lado, cada uno tiene su estrategia y eso hace que la mala relación entre socios se vuelva cada vez más incómoda, más allá del mal rollo en el Parlament entre su presidente, Roger Torrent y el vicepresidente, Josep Costa.

La ironía es que esta semana Quim Torra pidió unidad con el constitucionalismo. Y, por primera vez, Cs tendió su mano dispuesta a un acuerdo que permitiese la reconstrucción económica de Cataluña. Pero parece difícil que Torra pueda entenderse con la oposición con este clima de falta de entendimiento con sus propios socios. De hecho, resulta significativo que en el estado de gravedad de la crisis económica y social que vive Cataluña Torra no haya llamado todavía a los líderes de la oposición para abrir ese diálogo que el mismo propuso.

En ERC también ha sentado mal que apareciese en TV3 el portavoz de JxCAT en el Parlament pidiendo "responsabilidad a Roger Torrent"

Pero es muy difícil firmar la paz con la oposición cuando uno está en guerra abierta con sus propios socios. La situación es tan mala que, este jueves, el vicepresidente Pere Aragonès no consultó con sus compañeros de bancada su reclamación de una inyección a fondo perdido de 4.000 millones para cubrir los costes provocados por el coronavirus: 2.000 millones para los costes sanitarios y otros 2.000 para apoyo a ayudas sociales y económicas. Aragonès propuso articularlo a través de un fondo de ayuda autonómico. Pero envió a Torra la propuesta a través de un grupo de WhastApp que comparten en el Govern, según apuntan fuentes de Palau. Y lo hizo poco antes de anunciarlo en rueda de prensa, en plan "hay lentejas, si quieres la comes y si no las dejas".

En ERC también ha sentado especialmente mal que apareciese en TV3 el portavoz de JxCAT en el Parlament, Eduard Pujol, pidiendo "responsabilidad a Roger Torrent" después de los diversos ataques que el presidente de la cámara catalana ha protagonizado una y otra vez con Josep Costa.

Dos puntos de vista

Ante la crisis del covid-19, los dos socios de la Generalitat enfocan el problema de manera diferente, aunque para la mayor parte de los votantes el matiz pasa desapercibido. ERC lo tiene claro: la culpa es de Madrid. JxCAT también lo tiene claro: la culpa es de Madrid y de sus socios en Madrid, léase ERC. ERC apoya a Pedro Sánchez en la declaración de los estados de alarma. ERC gestiona la 'consellerias' más implicadas en la lucha contra el coronavirus. Y, a las mismas, Torra les ha puesto proa. Con su asesor, Oriol Mitjà, ha ido minando a los expertos en salud pública de la 'conselleria'. Y también pidió la dimisión del 'conseller' de Treball Chakir el Homrani, que acabó perdiendo la competencia sobre las residencias de la tercera edad.

Lejos de asumir la dimisión, ERC ha jugado a reforzar a Homrani, algo complicado después de que hayan fallecido 2.900 personas en las residencias de mayores, según los datos de la Conselleria de Salut. Lejos de asumir responsabilidad, algunas secciones del partido, como la del Vallès, han organizado campañas de apoyo a Homrani.

ERC cerró filas con Homrani pese a la evidente catástrofe de las residencias de la tercera edad y JxCAT se ha cebado con la gestión de Alba Vergès


Cuando Alba Vergès, 'consellera' de Salut compareció ante el Parlament, las preguntas más duras fueron… las de JxCAT. Incluso Vergès aseguró que se sentía dolida. Es decir, no hay elecciones pero para ERC y los "juntaires" es como si las hubiera.

Se busca candidato

Además, la crisis del coronavirus está dibujando un nuevo candidato que ha hecho los puntos atacando a Vergès. Se trata del alcalde de Igualada, Marc Castells, según apuntan fuentes de JxCAT. Los piques de Castells con Vergès desde que la pandemia llegó a Cataluña y su pasado como presidente de la Diputación de Barcelona le otorgan un perfil perfecto para una formación huérfana de cabeza de lista, ya que Torra no repetirá, Laura Borràs está empantanada con sus problemas legales y Carles Puigdemont no puede optar al estar huido en Bélgica.

ERC piensa presentar a Aragonès. Pero el plan de grandes lucimientos sociales que albergaban en ERC a cuenta de los Presupuestos de la Generalitat deslucen ahora con la crisis sanitaria. Por eso, reclamar dinero a Madrid parece la mejor baza para ir marcando perfil presidencial.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios