Los positivos de coronavirus en Cataluña cuestionan el confinamiento de Igualada
  1. España
  2. Cataluña
Hay localidades con más casos sin esa medida

Los positivos de coronavirus en Cataluña cuestionan el confinamiento de Igualada

El caso de Viladecans es sintomático. Esta ciudad muestra un ratio de positivos por encima del de Igualada. Un total de 708,8 por cada 100.000 habitantes en la zona de Montbaig

placeholder Foto: Sanitarios del SEM salen del CAP Igualada con un paciente. (EFE)
Sanitarios del SEM salen del CAP Igualada con un paciente. (EFE)

Los datos de positivos en Cataluña, que la Generalitat ha hecho públicos a través de un mapa dinámico cuestionan el confinamiento de Igualada, que desde hace más de dos semanas se está aplicando a este y otros municipios de la cuenca de Òdena (Barcelona). Así se ha practicado un confinamiento perimetral de Igualada y otras ciudades menores, lo que supone que 70.000 personas no pueden ni entrar ni salir de la conurbación. Pero no se hace lo mismo con el foco de Viladecans, que destapó El Confidencial o con otros en localidades como El Prat de Llobregat o Badalona.

El caso de Viladecans es sintomático. Muestra un ratio de positivos por encima del de Igualada. Un total de 708,8 por cada 100.000 habitantes en la zona de Montbaig contra los 626,1 de la parte de Igualada más infectada. Es cierto que el ratio de mortalidad en Igualada es superior. Ya han fallecido 57 personas. En cambio, el de Viladecans es un misterio, porque la conselleria de Salut se niega a dar los datos de las defunciones en este municipio pese a que ha sido requerida sobre esta cuestión en repetidas ocasiones por este medio.

Se da la circunstancia de que el confinamiento de Igualada, Ódena, Santa Margarida de Montbui y Vilanova del Camí se está utilizando todos estos días como arma política de la Generalitat para desprestigiar las medidas sanitarias del Gobierno español y como solución a la catalana de una crisis, en la que la política de Quim Torra ha sido culpar a Madrid de no dejar a la administración catalana manos libres para un confinamiento total, con paralización de la actividad económica, para frenar el virus. Pero los datos no reflejan eso.

placeholder .
.

En términos demográficos y epidemiológicos la situación sería similar. Viladecans tiene 66.000 habitantes, versus los 70.000 confinados por la Generalitat en la capital de l’Anoia y alrededores, donde la media de edad de la población es ligeramente más envejecida que en la localidad del Baix Llobregat. Por tanto, los dos casos focos en Viladecans, 708,8 en la zona de Montbaig y 468,8 por cada 100.000 habitantes en el centro tendrían una importancia similar. Pero no se les trata así. En rueda de prensa, la consellera de Salut, Alba Vergès, llegó a decir cuando confirmó los casos en Viladecans, que “no era un brote”. Ahora los propios datos de la Generalitat no ratifican esa valoración.

Pocas pruebas

Los datos que ofrece la Generalitat son de pruebas positivas en coronavirus. Pero eso solo es una pequeña parte de los contagiados. Se calcula que en realidad son diez veces más. Se está diagnosticando gente por teléfono, se están dando bajas laborales a distancia. Como en el resto de España hay pocas pruebas disponibles, precisamente una de los instrumentos claves para luchar contra la pandemia.

Viladecans, El Prat de Llobregat, Sant Quirze, distritos de Barcelona como Nou Barris: los focos se multiplican sin confinamientos geográficos


En todo caso, Viladecans solo es un ejemplo pero no el único. Hay muchos más. Badalona, la tercera ciudad de Cataluña, tiene dos focos muy importantes en los barrios de la Morera y en Llefià, con más de 500 positivos por cada 100.000 habitantes en ambos casos. También Barcelona cuenta con un foco de la misma importancia en Nou Barris, lejos del centro pero una zona muy populosa. O el barrio de Santa Eulàlia sud, de L’Hospitalet de Llobregat, la segunda ciudad de Cataluña.

placeholder .
.

El Prat de Llobregat, cerca de Viladecans, o Sant Quirze del Vallès son zonas con un alto nivel de positivos, pero en ningún momento se ha planteado un confinamiento de estas localidades.

Política y muertos

La mayoría de estos ayuntamientos, a excepción de Sant Quirze, están gobernados por alcaldes ajenos a JxCAT o a ERC. Una de las claves del confinamiento de Igualada es que precisaba un alcalde del mismo color que se alinease con la Generalitat. De hecho, Ada Colau ya ha discrepado con la Generalitat por el tratamiento de esta crisis en varias ocasiones.

Fuentes policiales apuntan que la realidad es más prosaica y que no depende de colores políticos. La Generalitat no puede confinar diez ciudades más como ha hecho con Igualada. Literalmente, los Mossos no cuenta con efectivos suficientes. Y menos en un momento de emergencia como este. Además, el confinamiento ni ha servido para proteger a Igualada –los 57 muertos son prueba indiscutible– ni a los alrededores. Uno de los grandes focos está en Capellades –494,5 positivos por 100.000 habitantes– que está fuera del cerco y 15 minutos en coche de Igualada. El confinamiento perimetral parecía buena idea pero no ha funcionado.

Y mientras el grueso del foco político en Cataluña se centra en Igualada, los muertos siguen subiendo. Ayer se superó por primera vez la cifra de mil fallecido, en concreto perdieron la vida por el Covid-19, un total de 1.070 personas, un 21% más que en el día anterior. La buena noticia, es que las muertes crecen pero a menos ritmo que en días pasados en los que se había sucedido los incrementos de 30% diario.

Coronavirus Mortalidad Quim Torra Cataluña Sanidad pública Sanidad Generalitat de Cataluña
El redactor recomienda