Hay de apoyo y también de competidores

Una red de asociaciones independentistas florece en Bélgica alrededor de Puigdemont

Hasta otras tres asociaciones sin afán de lucro, todas con la misma forma jurídica, se constituyeron en el pequeño país el año pasado después de que se crease CATGlobal

Foto: Carles Puigdemont participa en una concentración. (EFE)
Carles Puigdemont participa en una concentración. (EFE)

Una red de asociaciones sin afán de lucro (ASBL, según la terminología legal belga) ha florecido alrededor del entorno de Carles Puigdemont y su Consell per la República desde que el expresidente catalán se instaló en Bélgica. En algunos casos son entidades directamente vinculadas al político catalán, como CATGlobal, que incluso tiene sede en su mansión de Waterloo. En otros, son colectivos de apoyo. Y también los hay de competidores dentro del propio espacio soberanista pero que se han visto incapaces de resistirse al imán que supone el exilio belga. El Confidencial ha descubierto hasta otras tres asociaciones, todas con la misma forma jurídica, que se constituyeron el año pasado después de que se crease CATGlobal.

CATGlobal ASBL nace el 13 de marzo del 2018, que es cuando se registra como asociación. Es la más directamente vinculada a Puigdemont, que no ostenta cargo alguno en ella. Sus dos administradores son dos hombres de confianza de Puigdemont: el empresario Josep Maria Matamala y el ingeniero Jaume Cabaní, ideólogo del registro ciudadano y que se presenta en actos internacionales de la ANC como "responsable de operaciones de Republicat".

La web republicacat.cat lleva directamente al registro ciudadano, al que también se accede a través de consell.republicat.cat. En ambos casos se piden 10 euros para inscribirse como ciudadano de la república virtual. Según el contador ya hay más de 58.000 inscritos, lo que supone que se han recogido un mínimo de 580.000 euros —se pueden hacer donativos superiores—. Portavoces de Puigdemont han negado que la estructura jurídica de CATGlobal ASBL sea la que dé apoyo a estas dos webs, a los socios y a las donaciones. Pero no explican cuál es el respaldo jurídico con el que cuenta esta operativa. Hay otras webs que también recogen fondos como defensaexili.org. A defensaexili.org también se puede llegar a través de un enlace en la web oficial de CATGlobal, catglobal.be, un portal en donde se acusa a la UE de callar ante la represión que despliega el Estado español sobre el pueblo de Cataluña y se añade un largo repositorio de vídeos de YouTube sobre el 1 de octubre. La Comisión Europea ha denegado el pasado mes de enero a CATGlobal el registro como grupo de interés ante la UE.

Portavoces del expresidente catalán en Bélgica han sido requeridos para que expliquen qué estructura jurídica respalda la creación y actividad económica del Consell per la República, que preside el propio Puigdemont. Pero no se ha obtenido respuesta. También se les ha preguntado sobre su relación con las otras ASBL con el mismo resultado.

La recogida de fondos también es la principal función de la web artperlarepublica. Esta página web, de un formato y diseño muy similar a las anteriores, la ha creado la segunda asociación belga que se constituyó tras CATGlobal, que fue Catalunya Cultura i Progrés (CATCIP) ASBL. Se inscribió en mayo de 2018, dos meses después que CATGlobal y entre los fundadores se encuentra Joan Matamala, el hermano de Josep Maria Matamala. En su página web sortean obras de arte de temática independentista a aquellas personas que hagan donativos, con un mínimo de 50 euros y un máximo de 200.

Apoyo institucional

CATCIP ha tenido apoyo institucional, como el que ha respaldado al Consell per la República, que se presentó en un acto oficial en la Generalitat en octubre de 2018, pese a la falta de transparencia que marca su gestión. En junio de 2018, CATCIP anunció una exposición itinerante por Girona en donde se exhibían las obras de arte que luego se han rifado entre los donantes. La alcaldesa de Girona, Marta Madrenas (PDeCAT) acudió a la inauguración de la exposición. Madrenas elogió la iniciativa servía para no olvidar que "en estos momentos engañosamente tranquilos" que Cataluña sigue siendo "una nación secuestrada por un Estado opresor". CATCIP la preside Alfons Vázquez i Obiols que trabaja en la UE en la capital belga en Unidad de Nutrición Animal y Medicamento Veterinario de la Dirección de la Salud.

La red de apoyo a Puigdemont la completa otra asociación: Amics Neerlandofons de Catalunya ASBL, que preside Pascal Vanbellingen, quien tiene como perfil de Twitter una foto junto a Puigdemont. Vabellingen participó en un acto el 8 de marzo de 2018 en el que se recaudaron 7.596 euros para los abogados de los encausados independentistas. La asociación, en cambio, se creó más tarde, en diciembre de 2018. El secretario es Bram Hermans, portavoz de VVB, 'lobby' nacionalista flamenco; y entre los fundadores se encuentra Hilde Rosens, presidenta de este colectivo.

También competidores

Puigdemont ha sido como un imán para el independentismo. No solo ha atraído a aliados a Bélgica. También a competidores. Es el caso de la tercera ASBL: Federation de Comites Peuple Catalan, inscrita el 28 de mayo de 2018. Pueden parecer cercanos a Puigdemont, pero en realidad están compitiendo por su mismo proyecto. Esta organización se trasladó a Bélgica para buscar un entorno "jurídicamente seguro", según explicó hace un año su presidente Albert Bertrana. Bertrana es el impulsor desde hace años de un Censo Nacional del Pueblo Catalán.

El Consell per la República parecía innovador con su Registro Ciudadano, pero la idea original había nacido hacía 16 años: un censo independentista

Este proyecto de censo es muy parecido al registro ciudadano que impulsa Cabaní. Solo que nació en 2002, dieciséis años antes, y que su enfoque es "censal": tan solo ciudadanos que residan en Cataluña, la Catalunya Nord, Baleares y Valencia, mientras que en el registro de Puigdemont se puede inscribir cualquiera. Bertrana se ha negado a hablar con El Confidencial y por tanto ha sido imposible saber si está negociando en Bruselas fusionar los datos de este censo con los del Consell per la República. Todo apunta a que no. Por cierto, en el censo de Bertrana también se solicitan donativos que se abonan con tarjeta de crédito, solo que mientras en el registro del Consell de la República el pago es condición determinante, aquí el abono es voluntario.

Los dos enfoques tienen un efecto excluyente. Solo se apuntan los independentistas, de manera que al final solo tienen derecho a voto los electores de una opción política concreta, dejando fuera al resto. En su documento de constitución en Bélgica se declara un presupuesto máximo anual de 450.000 euros para la Federation de Comites Peuple Catalan, destinado a construir esta gigantesca base de datos, entre otros objetivos. Una de sus fundadoras es Daniela Grau, que en 2017 cargó contra Puigdemont en una carta abierta porque su apuesta por la independencia dejaba al margen el sur de Francia, donde se habla catalán. Por lo tanto, esta última asociación no parece que integre a aliados del líder soberanista.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios