Nulas explicaciones sobre el nuevo organismo

Puigdemont promete por plasma en el Palau que el Consell actuará "desacomplejado"

“El Consell per la República nace para hacer efectivo el mandato del 1-O, para ser consecuentes con el mandato de la ciudadanía”, ha apuntado el presidente Torra, que ha cerrado el acto

Foto: El presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, entre otros, aplauden la intervención por videoconferencia del 'expresident' Carles Puigdemont. (EFE)
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, entre otros, aplauden la intervención por videoconferencia del 'expresident' Carles Puigdemont. (EFE)

Carles Puigdemont se apareció este martes en el Palau de la Generalitat. Lo hizo por videoconferencia ante 200 personas en el Salón Sant Jordi. Lo hizo también ante otro centenar de personas, que seguían el acto en una pantalla gigante en plaza Sant Jaume. Lo hizo bajo el manto protector del expresidente de la Generalitat Artur Mas, presente en el acto. Lo hizo avalado por Quim Torra, que se dirigió a Puigdemont asegurando sobre el Palau: “Esta es vuestra casa”. El motivo: la presentación oficial del Consell per la República, del que los participantes no explicaron nada de nada, a excepción de lo que señaló Puigdemont: “Al Consell le toca hacer república de manera desacomplejada”.

Puigdemont promete por plasma en el Palau que el Consell actuará "desacomplejado"

Esta política se hará “sin amenazas y sin corsés. Y avanzaremos los debates que el Estado no quiere que tengamos en el Parlament y haremos la políticas que no quieren que hagamos”, ha apuntado Puigdemont en su intervención desde Bruselas.

En opinión de Puigdemont, “el nuevo ente nace como un espacio de libertad de expresión que es imposible en España. Hoy no podríamos hacer este acto en el Estado español. Hace un año, vivimos un verdadero golpe de Estado. Por eso hacía falta hacer efectiva la república”. Todos los presentes lo encontraron natural, pese a que el acto, en contra de lo señalado, tenía lugar en el centro de Barcelona.

“El Consell per la República nace para hacer efectivo el mandato del 1 de octubre, para ser consecuentes con el mandato de la ciudadanía”, ha apuntado el presidente catalán, Quim Torra, que ha cerrado el acto.

Por su parte, el director del nuevo Consell per la República, Toni Comín, ha asegurado que “al Consell per la República le toca actuar sin el apremio de un Estado autoritario y ser un espacio de coordinación y acción política que llegue allí donde las instituciones no pueden llegar”. Concreciones, ni una.

No se ha contado cuánto durará el mandato, qué legitimidad democrática lo ampara, cuál será su estructura jurídica o el presupuesto que tiene

No se ha contado ni cuánto durará el mandato, ni qué legitimidad democrática lo ampara, ni cuál será su estructura jurídica. Mucho menos, el presupuesto con el que cuenta. Se crea una nueva institución. Se asegura que es privada, pero se presenta en el Palau de la Generalitat en un salón abarrotado de cargo públicos y en una presentación pagada también con fondos públicos. Y a decir que se está “haciendo república”.

Concreción, más adelante

Nadie de prensa de la Generalitat ha querido concretar nada más del nuevo organismo. Comín ha dejado muy claro en su intervención que se quiere que el nuevo organismo trabaje de manera imbricada con la Generalitat, pese a que el mismo está presidido por un fugado de la Justicia. “El Consell trabajará de la mano con las instituciones públicas. Y estaremos a disposición de las entidades [se entiende ANC y Òmnium] para colaborar con ellas, y de la misma manera estableceremos vínculos estables con el Parlament y la Generalitat”.

El PSC, de mano de su portavoz, Eva Granados, ya ha advertido de que, a su juicio, el nuevo Consell per la República devalúa las instituciones. Por su parte, Puigdemont ha avanzado que habrá un “registro ciudadano” que permitirá votar a catalanes registrados en cuestiones que afecten al Consell. Pero no se ha explicado más.

Internacionalizar la causa

Comín ha explicado que el principal objetivo es internacionalizar la causa de Cataluña, obtener reconocimiento internacional y conseguir que se acepte el “derecho a la autodeterminación” como algo inherente a la situación catalana. Pero cosas prácticas, pocas. Fuentes del Palau han asegurado que al acto acudió algún representante de la CUP, pero no han dicho cual.

Cuando Puigdemont dejó de hablar, los altos cargos presentes se levantaron y aplaudieron de pie durante más de un minuto, todos con gesto grave. Después, cuando acabó, se hicieron selfis para inmortalizar otro día histórico.

Entre los presentes, el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès —quien tomó la palabra brevemente—, el presidente del Parlament, Roger Torrent, el portavoz de ERC en el Parlament, Sergi Sebrià, y el presidente del PDeCAT, David Bonvehí.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
29 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios