Los Comunes se vuelven clave

Podemos media para que Pedro Sánchez tenga sus Presupuestos y ERC los suyos

Con este pacto Madrid-Barcelona, todos quieren lo que quieren: alargar la legislatura y evitar ir a elecciones, con el Podemos que encabeza Pablo Iglesias como facilitador de esta alianza

Foto: Fotografía de archivo del líder de Podemos, Pablo Iglesias, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. (Reuters)
Fotografía de archivo del líder de Podemos, Pablo Iglesias, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. (Reuters)

Las circunstancias han convertido a Podemos en el mediador necesario para que tanto Pedro Sánchez en Madrid como el vicepresidente de ERC, Pere Aragonès, en Barcelona, tengan cada uno de ellos sus Presupuestos para 2019, según fuentes políticas del Parlament. Sin los votos de Carles Puigdemont y el resto de los encausados en el Tribunal Supremo (TS), a los independentistas les basta el apoyo de los comunes para sacar adelante sus cuentas. Por tanto, en el Parlament las cosas están más claras y eso servirá para que la legislatura de Quim Torra llegue hasta la sentencia de julio. En Madrid, la cuestión es más compleja, pero en medios políticos catalanes son optimistas: el Ejecutivo de Sánchez también tendrá su ley presupuestaria.

El papel de los comunes es clave porque permite a todas las partes cerrar este pacto sin renunciar a sus líneas rojas. Pedro Sánchez tendrá la Fiscalía en primera línea en el juicio del TS. Junqueras y el resto de los encausados afrontan un futuro judicial difícil. Por su parte, el PDeCAT y ERC también pueden mantener una ventana abierta a la vía unilateral, aunque en la práctica cada vez son menos los que apuestan por esta opción. Así, todos quieren lo que quieren: alargar la legislatura y evitar ir a elecciones, tanto en Cataluña como en España, con los comunes y el Podemos que encabeza Pablo Iglesias como grandes facilitadores de la operación.

La nueva situación tiene una ventaja para todos: el PSC no necesita mojarse. Los socialistas catalanes no votarán a favor de unos Presupuestos catalanes que impulsan grupos que no renuncian a la vía unilateral para la independencia y que, además, aseguran de manera oficial que usarán esas partidas para “hacer república”. Por otro lado, le evitan a Quim Torra el bochorno de ser apoyado por uno de los partidos que respaldaron el 155. En Madrid, Pedro Sánchez recibe el voto de ERC, y puede que de parte de los diputados del PDeCAT, en el Congreso y no tiene que devolver el favor. Lo harán los comunes por ellos.


Ada Colau también gana. ERC y el PDeCAT votarán a favor de los Presupuestos de los comunes en el Ayuntamiento de Barcelona. Los últimas cuentas de Colau y que serán su programa electoral para las municipales. Su pequeña comisión política por los servicios prestados.

Semanas y negativas

En Madrid saben que quedan unas semanas de negativas públicas mientras se maniobra en privado. Ayer mismo, Aragonès en persona negó que fueran a apoyar los Presupuestos del Gobierno español. Se volvió a pedir lo mismo, que la Fiscalía rebaje su petición de penas hacia los encausados por los “hechos de octubre”. Esta teatralización durará hasta que se presenten los Presupuestos en el Congreso, dentro de unas tres semanas.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra (d), y su vicepresidente, Pere Aragonès (ERC). (EFE)
El presidente de la Generalitat, Quim Torra (d), y su vicepresidente, Pere Aragonès (ERC). (EFE)

Sin embargo, los interlocutores del Gobierno ya están enviando a Barcelona el mensaje de que el gesto ya se ha hecho: que la acusación por rebelión permite cargar a los encausados con menos penas a causa de un tecnicismo legal: en caso de que la Fiscalía hubiese pedido sedición y malversación, eso permitía acumular las penas, mientras que la malversación queda subsumida en el delito de rebelión. Por activa y por pasiva, el Gobierno ya ha comunicado que poco más puede hacer. Como mucho, algún gesto de la Abogacía del Estado. Pero los presos del independentismo no pueden esperar mucho más.

Los opositores

La 'consellera' de Presidència, Elsa Artadi, y Pere Aragonès están a favor del pacto. Pero ni Torra ni Puigdemont lo ven con simpatía. Al contrario, se oponen. Igual que la ANC y los impulsores de la Crida per la República, con Jordi Sànchez al frente. El proceso de centrifugación que sufre el PDeCAT y sus mutaciones posteriores es inacabable y la negociación de los Presupuestos no hace sino tensionar todavía más el colectivo. Quim Torra aseguró ayer que “lucharían hasta el final con todas la consecuencias” y pidió la absolución de los independentistas.

Carles Puigdemont, Quim Torra y Jordi Sànchez estan en contra de dar apoyo a los Presupuestos del Gobierno central y los tres impulsan la Crida


Por tanto, habrá parto de pacto presupuestario, pero será con dolor. Incluso podría dividir el subgrupo parlamentario del PDeCAT en el Congreso, ya que Míriam Nogueras, fiel a Puigdemont, es partidaria de votar en contra de los Presupuestos.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
47 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios