EL PRIMER socio que busca el ejecutivo

El hachazo a las eléctricas se tramitará fuera de los PGE y allana el apoyo del PNV

El golpe a Iberdrola estaba llamado a ser el gran escollo con los nacionalistas vascos, pero al tramitarse en otra ley al margen de los PGE no necesitarán apoyarlo junto a las cuentas

Foto: Aitor Esteban, portavoz del PNV, junto a Pedro Sánchez. (EFE)
Aitor Esteban, portavoz del PNV, junto a Pedro Sánchez. (EFE)

El golpe a las eléctricas que acordaron el Gobierno y Unidos Podemos no tiene por qué suponer un obstáculo para que el PNV apoye las cuentas públicas. Ese acuerdo, que incluye un hachazo a la hidráulica que afectaría a Iberdrola —tiene su sede y tributa en el País Vasco, lo que explica que los nacionalistas vascos estén tradicionalmente alineados con sus intereses—, se tramitará previsiblemente en la ley derivada del decreto ley del Gobierno para bajar el recibo de la luz, según fuentes de la negociación. Así que el PNV no estaría obligado a votar a favor. Aunque el Gobierno y Podemos vendieron el acuerdo como un paquete completo, las tramitaciones incluso de asuntos económicos se bifurcan en el Congreso y cada una puede tener vida y apoyos propios.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, anunció el lunes que el PNV sería el primer partido al que acudirían en busca de su apoyo para los Presupuestos. El PNV, que ya sostuvo a Rajoy, tiene cinco diputados clave y ha adelantado que no ve con malos ojos la subida del salario mínimo interprofesional ni del IRPF, una medida que en realidad no afecta en el País Vasco, porque tiene su Hacienda propia. Están dispuestos a negociar de forma constructiva para que no haya un adelanto electoral y el Gobierno considera que su apoyo es más sencillo que el de los independentistas catalanes. Oficialmente, no hay comentarios hasta analizar lo aprobado por el Ejecutivo.

Fuentes parlamentarias consideran que el principal obstáculo para que el PNV dé su apoyo son las medidas contra las eléctricas. Podemos y el Gobierno pactaron acabar con los "beneficios caídos del cielo" que cobran la hidráulica y la nuclear. Y la empresa con más energía hidráulica es Iberdrola, cuya sede está en el País Vasco. Esto hace que cualquier golpe a los beneficios de Iberdrola se traduzca en una menor recaudación por el impuesto de sociedades en el País Vasco. El viernes, tras el anuncio el jueves del pacto, las eléctricas lideraron las caídas en la bolsa española. Endesa (-4,%), Acciona (-3,97%), Iberdrola (-3,44%), Enagás (-2,93%), Red Eléctrica (-2,04%) y Naturgy (-1,96%) fueron las empresas que más bajaron.

En el sector se veía imposible que el PNV apoyara estas medidas, pero en realidad la reforma del mercado eléctrico mayorista y los Presupuestos tendrán diferentes vidas en el Congreso. Aunque Podemos ha exigido que el pacto sea inamovible y que no haya rebajas en la negociación con otros grupos, la realidad parlamentaria hace que cada una de las patas del acuerdo vaya a cobrar vida propia. La tramitación va a ser muy distinta. El PNV lógicamente puede vincular su apoyo a las cuentas a esa reforma del sector eléctrico o incluso puede que el recorte a los beneficios extra no sea aprobado si no logra los apoyos. Es decir, que el hachazo a las eléctricas puede morir en una comisión con el voto en contra del PNV mientras en otra salen los Presupuestos con voto a favor de los nacionalistas vascos.

Podemos exige que el pacto sea inamovible, pero cada medida tendrá su tramitación en el Congreso

Así, el recorte a los beneficios caídos del cielo irá en una reforma de la ley del sector eléctrico o en la tramitación como ley del decreto ley que aprobó el Gobierno para atajar la subida de la luz y que aún está pendiente de que lo convalide el Congreso. Podemos ha exigido que se tramite como ley para mejorar aspectos del bono social eléctrico. Además, la creación de nuevos impuestos exige la tramitación de nuevas leyes. Los Presupuestos sí pueden servir para subir impuestos existentes, como el diésel, pero no para crear nuevos tributos. Eso obliga a que todo el pacto Gobierno-Unidos Podemos vaya a tener mil cabezas en el Congreso.

El apoyo del PNV es clave para las cuentas, como lo es también el de alguno de los partidos independentistas catalanes. ERC es el principal candidato del PSOE, que considera que si suma a PNV y ERC podría bastar con la abstención de PDeCAT. Con estos partidos, el principal problema son los políticos presos del 'procés'. Pero incluso ahí hay signos a favor del acuerdo. ERC reclama que el Gobierno inste a la Fiscalía a que no acuse por rebelión —no pide que la Fiscalía no acuse— y el portavoz del PDeCAT, Carles Campuzano, ha declarado a la Cadena SER que no se puede exigir al Gobierno que la Fiscalía no acuse. El Ejecutivo ha transmitido a estos partidos la imposibilidad que tiene de influir en la Fiscalía, aunque queda la de la Abogacía del Estado, e incluso hay quien cree que cuando se voten los Presupuestos el PDeCAT puede estar ya escindido.

El resto de partidos esperan su turno y avisan de que tardarán en entrar en materia. La diputada de Coalición Canaria Ana Oramas, veterana en estas negociaciones, señala que es pronto para hablar de Presupuestos. "Estamos dispuestos a hablar de Presupuestos cuando haya un borrador de Presupuestos pero ahora no hay nada. Ahora hay un acuerdo de legislatura con medidas sociales, pero eso no son Presupuetsos. Ya veremos cuando vengan".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios