compromiso con el proyecto soberanista

Quim Torra suplica el apoyo de la CUP en su turno de réplica en el Parlament

La sesión de investidura del candidato propuesto por Puigdemont acaba con incertidumbre y habrá que esperar a la segunda vuelta del lunes para ver si se convierte en 'president'

Foto: Quim Torra en un momento del debate de investidura. (R)
Quim Torra en un momento del debate de investidura. (R)

El candidato de JxCAT y de Carles Puigdemont a presidir la Generalitat, Quim Torra, ha acabado con una réplica de compromiso a los grupos parlamentarios. Pero sobre todo se ha centrado en pedirle a la CUP que le apoye, lo que implicaría en este caso abstenerse”

Quim Torra ha explicado que “el 1-O es el momento fundacional de este movimiento”, pero ha pedido a la CUP que no se quede anclada en el pasado.

“Este gobierno no hará autonomismo en absoluto. Venimos del 1 de octubre. Pero hay que mirar hacia el futuro”, señaló en un tono de súplica que no augura lo mejor para el candidato el próximo lunes cuando debería ser escogido presidente de la Generalitat, en segunda vuelta y por mayoría simple. Bastaría que la CUP se abstuviese. Pero podría no ser así.

Quim Torra, tranquilo pero firme ha querido dejar claro su compromiso con el proyecto soberanista: “Sí que correremos riesgos, pero si los hemos de correr nosotros solos los correremos”.

“Sí, soy un radical, porque me gusta entrar en los problemas a fondo” se ha justificado Torra buscando puntos de conexión con la CUP, algo complicado por su perfil etnicista, elitista y ultracatólico. Quim Torra tiene un futuro complicado. Tanto si consigue su objetivo como si no.

Quim Torra suplica el apoyo de la CUP en su turno de réplica en el Parlament

Desobediencia retórica

En su primera intervención el candidato a la presidencia de la Generalitat, Quim Torra, se ha mostrado del todo entregado a Carles Puigdemont, diciendo que hablaba en su nombre. Y todo su relato se ha basado en centrarse en una desobediencia retórica: una proceso constituyente, una nueva Constitución y la ruptura con España y el régimen autonómico. Con mensaje al Rey Felipe VI en castellano, incluido, como si el monarca no hablase catalán. Esos han sido los ejes del discurso de Quim Torra en el Parlament. Un discurso tras el cual los miembros de la CUP han evitado aplaudir.

En el plano concreto, Quim Torra no ha anunciado ninguna medida de gobierno. De hecho, para las cosas prácticas, Torra ha asumido como propio el programa de gobierno que presentó Jordi Turull en su parlamento de investidura antes de ser encarcelado de manera provisional por la causa que se instruye en el Tribunal Supremo.

“Iniciamos una etapa de transición que señala un marco provisional”, ha señalado Torra, con lo que él mismo ha devaluado lo que será su figura como futuro 'president'. E, igual que le pasó a JxCAT en su programa electoral antes del 21-D, marcando los ejes de su plan en puntos que no dependerán ni de él ni de la Generalitat: “Libertad de los presos, retorno de los exiliados y aceptación de la voluntad de los catalanes”.

“Todos tienen el deber de trabajar por el país, de servirle. Este es el compromiso de la hora que a nosotros nos ha tocado. Os pido que lo cumpláis, que seáis conscientes de la hora grave y que os exijáis vosotros mismos lo que solo de nosotros depende. Sabéis que todo lo que estamos haciendo, todo lo que nos corresponderá hacer en adelante, no debemos esperarlo de la concesión de nadie más que la de nosotros. Sed leales a lo que Cataluña pide. Y entonces, tened la certeza de que superaremos todos los embates”, ha declarado el Quim Torra radical invitando a las masas a la movilización, tal vez detectando que el politiqueo de los últimos meses les está distanciando de sus bases.

Quim Torra y Elsa Artadi durante el debate de investidura. (R)
Quim Torra y Elsa Artadi durante el debate de investidura. (R)

Denuncia contra España

Torra ha dibujado en su primer discurso un panorama dantesco de Cataluña y de España, que ha calificado, de nuevo de “crisis humanitaria”. Y esta vez lo ha hecho en sede parlamentaria. Así ha asegurado que “hoy, en Cataluña, el derecho universal de cualquier pueblo a autodeterminarse está criminalizado. Los derechos cívicos de expresión, de manifestación y de pensamiento, son pisados y amenazados”.

“Hay presos políticos, hay exiliados, hay centenares de catalanes investigados por haber expuesto sus ideas, resulta que votamos el 1 de octubre y el 21-D pero no se respeta la voluntad expresada en las urnas”, ha insistido Quim Torra, quien además, en un correctísimo ingles, se ha dirigido al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, pidiendo su intermediación.

“Algunos querrían hacernos creer que vivimos en un país normal; pues, no, al contrario, nos encontramos en un momento político excepcionalmente anormal, de una enorme gravedad”, ha denunciado Torra desde la tribuna de oradores. Por lo tanto, si Mariano Rajoy aspira a levantar el 155 y volver a la política cotidiana con Quim Torra como president, que se olvide a la vista de sus palabras. "Haremos frente y lo haremos desde la base, garantizando unas políticas públicas que lleguen a todos, y recuperando todo lo establecido y aprobado por este Parlamento en las leyes suspendidas”, un comentario con el que alude también a la Ley de Transitoriedad y Referéndum que supusieron la gran ruptura del pasado mes de septiembre.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios