con vistas a una huelga general en cataluña

Los CDR acusan a los 'comuns' de traidores y ponen rumbo a la huelga general

Las llamadas a la calma de Xavier Domènech y su petición de que los CDR pongan fin a las acciones en la calle han sido la golta que ha colmado la escasa paciencia de los radicales

Foto: Miembros de los CDR se concentran alrededor de la estación de Sants de Barcelona. (EFE)
Miembros de los CDR se concentran alrededor de la estación de Sants de Barcelona. (EFE)

¿Se dirige Cataluña hacia un conflicto social? Desde algunos sectores de la izquierda comienzan a alzarse voces preocupadas sobre el tema. Incluso de políticos que no están alineados precisamente con el Gobierno español. Es el caso de Xavier Domènech, líder parlamentario de Catalunya En Comú-Podem (CECP) y candidato a liderar Podemos en esta comunidad en las primarias a celebrar la próxima semana, para quien “el camino de los comités de defensa de la república —a los que la Fiscalía ya investiga por un posible delito de rebelión— puede llevar a expresiones de conflicto violento”. Lo curioso es que no lo dice alguien identificado con el ‘franquismo’, que es lo que el independentismo achaca siempre a sus detractores, ni con el PP ni con el Gobierno español. Lo dice alguien de izquierdas, catalanista y que se fotografía a menudo con el frente separatista.

[¿Qué son los CDR de Cataluña?​]

Desde los sectores independentistas se ha puesto el grito en el cielo, máxime porque el propio Domènech se fotografiaba hace pocos días en buena sintonía junto a los restantes líderes parlamentarios independentistas para visualizar una unidad transversal frente al Estado español opresor. Allí estaban Elsa Artadi (JxCAT), Sergi Sabrià (ERC) y Carles Riera (CUP), al lado del presidente del Parlament, Roger Torrent, que acababa de leer un durísimo comunicado de apoyo a los ‘presos políticos y exiliados’.

Los CDR acusan a los 'comuns' de traidores y ponen rumbo a la huelga general

Pero el independentismo catalán siempre se ha caracterizado por su cainismo. De ahí que a Domènech le hayan comenzado a llover palos. “Es falso y contribuye a criminalizar nuestra lucha. Exigimos una rectificación. Seguimos en el camino de la desobediencia no violenta. ¡Siempre en pie de paz!”, le contestaron vía Twitter los CDR. Los comandos han confeccionado una base de datos donde tienen recogidos “un total de 199 tipos de acciones de resistencia no violenta con casos reales de todo el mundo”.

Pero Domènech no ha sido el único en dar la voz de alarma. Salvador Illa, secretario de Organización del PSC, aseguró este lunes que “no es descartable que haya un enfrentamiento civil en Cataluña”, ante la actividad desplegada por los CDR. De ahí que haya hecho un llamamiento a “formar lo antes posible un Gobierno que respete la legalidad, la Constitución y el Estatuto de Autonomía”. Illa calificó de “actos insurreccionales” las protestas de los comandos y dijo que estas “no entran dentro del pacífico y legítimo derecho de manifestación”. También explicó que el mundo independentista se debate entre dos pulsiones: el fracaso de la vía unilateral e ilegal y la realidad de seguir persistiendo en esa vía unilateral que “solo ha traído caos y división". "Nos gustaría que se impusiera la vía más pragmática, más de aceptación del fracaso de la vía unilateral e ilegal, y que se forme un Gobierno que acepte la legalidad vigente”, añadía.

Preparando la huelga indefinida

Pero lo cierto es que los CDR van a su ritmo y marcan el mambo que les interesa. Su intención era solo caldear el ambiente durante la Semana Santa para tener una excusa con la que convocar una “huelga general indefinida” o “paro de país”, solicitado por una central sindical minoritaria. Luego, esa huelga se instrumentará políticamente.

Y el modo de calentar el ambiente era mantener la tensión en las calles y las carreteras. Su principal acción ha sido el corte de vías de comunicación en unas fechas donde priman los desplazamientos en coche. El domingo, los CDR sacaban pecho: “¡Pasos hacia la república! ¡Primera acción directa de desobediencia civil masiva de los CDR!”. Se referían al levantamiento de las barreras de los peajes este domingo, un día con pocos desplazamientos. Se hizo en la autopista de Barcelona a Tarragona y en la de Berga, que lleva hacia el Pirineo y la nieve. También en la C-16, en Sant Vicenç de Castellet. 'En la república catalana no hay peajes', decían carteles reivindicativos, obviando que quien pactó los peajes fue, precisamente, el Gobierno catalán, con Jordi Pujol a la cabeza.

Pero ese dato poco importa, porque el culpable, según la propaganda oficialista, es el Estado español, que impide “que los catalanes decidamos sobre nuestro futuro” y que obliga a los catalanes a “rescatar las autopistas de Madrid”. Además, afirman que “133 euros de cada miembro de tu familia irán a ‘tapar’ el agujero de las autopistas radiales de Madrid”, según los dípticos repartidos durante toda esta Semana Santa en las autopistas catalanas. Algunos CDR eran más prácticos, como el de Manlleu: “El dinero que no des a Abertis, dónalo a la caja de resistencia de los CDR, de los presos políticos o exiliados”.

Al final de la jornada, el CDR de la Cerdanya, la comarca donde tienen su segunda residencia gran parte de las fortunas catalanas, se felicitaba por la ‘victoria’: “Despedimos la semana de la dignidad y a todos los visitantes de nuestra comarca con una acción festiva, pero manteniendo el control del territorio”. Porque ese control efectivo del territorio es el elemento que determina si las acciones tienen o no tienen ‘éxito’.

Próximas acciones

Este lunes por la tarde, los comandos cortaron la C-32 en Sitges, uno de los peajes de entrada a Barcelona. Vidal Aragonès, diputado de la CUP, señalaba a última hora de la tarde (y con ello contestaba al socialista Salvador Illa): “Puedes rescatar concesiones de autopistas en quiebra garantizando los beneficios de las oligarquías tal y como hace el PP o abrir las barreras de los peajes como garantía de la movilidad del pueblo sin limitaciones económicas. Gracias, CDR, por construir república. ¡Basta de criminalización!”.

Los CDR acusan a los 'comuns' de traidores y ponen rumbo a la huelga general

Las movilizaciones ciudadanas proseguirán esta semana, hasta que la petición de huelga general esté lista. La ANC ha convocado para este martes en el barrio de Gràcia de Barcelona un acto a favor de las “presas políticas, exiliadas y encausadas”. Se refieren a Carme Forcadell y Dolors Bassa (en la cárcel) y Meritxell Serret, Clara Ponsatí, Anna Gabriel y Marta Rovira (fugadas). “No permitiremos que se repita el olvido de las mujeres. Nos conjuramos para mantener la memoria de aquellas que padecen la violencia de un Estado reaccionario, nacionalista y centralista y el carácter machista de esta violencia”.

En Alemania, se ha previsto un acto de entrega de un comunicado en la embajada española a las 12 del mediodía. El partido Izquierda Castellana (Izca), tradicional aliado de la CUP en Madrid, se ha unido a la convocatoria, a la vez que ha convocado una manifestación para el próximo sábado en Madrid, en reivindicación del derecho a decidir de los catalanes.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
38 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios