casi todo el dinero adjudicado por erc

Puigdemont recibió como editor 433.000 € en subvenciones y dejó colocada a su mujer

'Catalonia Today', la empresa creada por el expresidente en el año 2003, recibió, en total, 433.380 euros en subvenciones públicas a fondo perdido

Foto: El expresidente catalán, Carles Puigdemont. (Reuters)
El expresidente catalán, Carles Puigdemont. (Reuters)

'Catalonia Today', la empresa creada por Carles Puigdemont en el año 2003, recibió, en total, 433.380 euros en subvenciones públicas a fondo perdido. Todas estas ayudas vinieron casi en exclusiva de departamentos controlados por ERC durante el Tripartito, excepto algunas, durante un periodo de tiempo en que estuvo al mando de la consejería de Cultura el socialista Ferran Mascarell, luego pasado con armas y bagaje a las filas del independentismo. En ocasiones, las ayudas se canalizaban a través de consejerías como Bienestar Social o Acción Social. Y algunas de ellas se daban directamente desde el departamento que controlaba el 'conseller en cap'.

Puigdemont aprovechó el control de los resortes de la Administración que tenían sus amigos para ordeñar el tesoro público en una periódica sangría dineraria. La partida más onerosa que recibió fue una otorgada en el tercer trimestre de 2006 por la propia presidencia de la Generalitat, con Pasqual Maragall en capilla, a punto de irse y peleado con la cúpula socialista. Fueron 97.450 euros para la "edición de nuevos suplementos: 'CT Review' y 'Money and Business'".

Otra importante subvención de 97.300 euros fue concedida en el año 2005 por Xavier Vendrell, entonces secretario general de la consejería del Conseller Primer. Su finalidad era "potenciar la política comercial del semanario y mejorar su posible posicionamiento en el mercado". Vendrell, que luego sería fugaz consejero de Gobernación, también había sido secretario de Organización de ERC y recientemente participó en buena parte de las reuniones de altos cargos del Govern (encabezadas por el propio Puigdemont) preparatorias del referéndum del 1 de octubre.

Una subvención de 97.300 euros fue concedida en el año 2005 por Xavier Vendrell, entonces secretario general de la consejería del Conseller Primer

Fuentes cercanas a Puigdemont reconocen que la publicación fue ideada para ser mantenida con subvenciones públicas, siguiendo la estrategia que habían impulsado los sucesivos gobiernos de Jordi Pujol, con lo que mantenían una corte de amigos fieles cuyas cuentas corrientes se llenaban a costa de dinero público y, en contrapartida, garantizaban un apoyo político mediático y mediatizado.

Chollo para la esposa y el amigo

Puigdemont abandonó sus responsabilidades administrativas en 'Catalonia Today' en el año 2011, poco antes de ser elegido alcalde de Girona, ciudad de la que ya era concejal desde años antes. Pero tras su salida de la publicación, su esposa, Marcela Topor, siguió como editora de la revista (su nombre aparece como directora de la misma). El entonces alcalde de Girona consiguió que su socio de 'El Punt' contratase a Topor como entrevistadora de un programa en El Punt Avui TV, la emisora privada que montó el grupo Hermes Comunicacions. Los agujeros económicos causados por la televisión fueron cubiertos a trancas y barrancas hasta el año pasado, cuando el Gobierno catalán fue intervenido y el grifo del dinero dejó de verter fondos perdidos.

Marcela Topor, mujer de Carles Puigdemont. (Reuters)
Marcela Topor, mujer de Carles Puigdemont. (Reuters)

En ese momento, Puigdemont movió hilos e hizo que su esposa y uno de sus socios entrasen en la Xarxa Audiovisual Local, la red de emisoras públicas controladas por la Diputación de Barcelona, en manos del PDeCAT. Para este cometido, fue indispensable la ayuda de Francesc Pena, un hombre de partido ubicado estratégicamente en la Xarxa como consejero delegado. El nombre de Pena estaba en el alero hace pocos meses, cuando ya se daba por seguro su cese como consecuencia de las batallas internas entre sectores de Convergència. Ahora, esos rumores han desaparecido, pero Marcela Topor cobrará 6.000 euros mensuales por hacer su entrevista, aunque esta vez recibiendo el dinero directamente de fuentes públicas. Por otro lado, el socio de 'Catalonia Today' Francesc Fornells Sala acaba de ser nombrado consejero de la Xarxa.

Otro colega colocado en la ACN

Por otro lado, los más de 400.000 euros de 'Catalonia Today' no son los únicos fondos recibidos por un proyecto de Puigdemont. En el tercer trimestre de 2006, cuando Pasqual Maragall estaba a punto de abandonar la Generalitat, recibió otros 16.000 euros para el proyecto de "edición de un portal y diario informativo de Internet en catalán dedicado a los bloques políticos catalanes". La empresa que lo recibía se llamaba Doble Utopía y sus administradores solidarios eran Carles Puigdemont y Saül Gordillo. La compañía había sido creada en abril de 2006 y en su objeto social figura la "prestación de servicios informáticos, telemáticos y de comunicaciones, comercio electrónico, diseño gráfico, creación de páginas web y otras actividades relacionadas con las nuevas tecnologías y comunicaciones". A mediados del año 2016, la empresa se cerró y causó baja en el índice de entidades jurídicas.

La empresa que recibía ese dinero se llamaba Doble Utopía y sus administradores solidarios eran Carles Puigdemont y Saül Gordillo

Se da la circunstancia de que Gordillo ya era apoderado desde el año 2003 de la sociedad Comit Premsa BCN, una filial del grupo Hermes, para el que también trabajaba Puigdemont en aquellos momentos como redactor jefe del diario 'El Punt' y al que tenía como socio en su proyecto 'estrella', 'Catalonia Today'. Al año siguiente, tras enterrar este nuevo proyecto, Gordillo fue nombrado director de la Agencia Catalana de Noticias (ACN), la agencia pública de la Generalitat.

En el año 2016, cuando Puigdemont fue elegido presidente de la Generalitat, sus dos primeras decisiones fueron nombrar un nuevo director de TV3 y un nuevo director de Catalunya Ràdio. Gordillo fue el designado para este último puesto (también figura como consejero de Intracatalonia, la matriz de la ACN), con un salario de 108.000 euros anuales, casi asimilado al de un 'conseller'. Su sueldo es superior al de Núria Llorach, por ejemplo, que hasta hace unos días era la presidenta en funciones de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) y, por tanto, superiora del propio Gordillo. Pero ella no era amiga del 'jefe'.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
61 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios