según recoge un informe policial

El independentismo catalán ha recibido 20.000 M€ públicos desde tiempos de Pujol

La mitad se la han 'tragado' los medios de comunicación públicos mientras que el resto ha recaído en asociaciones y movimientos como Òmnium Cultural

Foto: (Efe)
(Efe)

La Asamblea Nacional Catalana (ANC) pactó con el Gobierno de la Generalitat su apoyo logístico y el control de los medios de comunicación subvencionados para reforzar el movimiento independentista de Cataluña. Ésta es la tesis del dossier que lleva por título Informe Asamblea, elaborado por los servicios de Información de la Policía y al que ha tenido acceso El Confidencial. Según el texto, en enero del 2012, la entidad cívica propuso a Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y a Convergència i Unió (CiU) “que acudan a la concentración del 11 de septiembre como una sola voz”.

Más tarde, a principios de marzo de ese año, representantes de la Asamblea se reunieron con Francesc Homs, portavoz del Gobierno catalán, que se comprometió a participar. La ANC exigía a la Generalitat “el control absoluto de los medios de comunicación que dependen de las subvenciones públicas”. Y añadía que, “igualmente, la ANC exige a CiU que fuerce a sus concejales y alcaldes a sumarse a la manifestación, ya que no todos ellos son partidarios de manifestarse bajo lemas claramente separatistas”.

La entidad, dice el citado informe, se creó el 30 de abril de 2011, fecha en la que “los separatistas radicales provenientes de diferentes sectores se unen en la ANC, dirigidos por elementos de extrema izquierda que incluso habían estado en el pasado detenidos por pertenecer o colaborar con organizaciones terroristas, consiguen esta vez el apoyo de elementos nacionalistas de CiU”.

Manifestación convocada por ANC y Omnium Cultural a favor de la consulta, a mediados de septiembre. (Efe)
Manifestación convocada por ANC y Omnium Cultural a favor de la consulta, a mediados de septiembre. (Efe)

El primer núcleo de la ANC, añade, estaba formado “por unas 30 personas, cuyo objetivo es separar a Cataluña del resto de España. Desarrollan para ello una actividad continua y organizada que contará con la colaboración de CiU y de todos los medios de comunicación a las órdenes de la Generalidad (sic) que, mediante multitudinarias subvenciones, propagarán todo lo concerniente a la nueva organización separatista denominada Asamblea Nacional Catalana”.

El informe afirma también que el Gobierno catalán, a las órdenes de CiU, dispone de cadenas de televisión, emisoras de radio, diarios, organizaciones, fundaciones, asociaciones deportivas lúdicas, culturales, musicales y empresas públicas “donde desde hace años ha ido colocando a personas afines a su causa y que se llevan una parte muy importante del presupuesto en forma de subvenciones y sueldos millonarios”.

También dice el dossier que “desde que Jordi Pujol llegó al poder en 1982 (sic), se calcula que sólo las asociaciones separatistas camufladas bajo diferentes nominaciones han recibido unos 20.000 millones de euros”. Obviamente, en esta cifra están comprendidos los presupuestos de los medios públicos catalanes, que percibían unos 330 millones de euros anuales a fondo perdido y que con los recortes de los últimos años se han reducido a “sólo” 260 millones. Sólo de fondos públicos en las casi tres décadas y media que llevan funcionando, los medios públicos se han comido más de la mitad de esos 20.000 millones.

Carme Forcadell. (Efe)
Carme Forcadell. (Efe)

Los socios en la sombra

El informe afirma también que “aunque la ANC es la que da la cara, hay otras 13 entidades y organizaciones independentistas que prestan su ayuda y las infraestructuras de que disponen, las cuales han recibido millones de euros en subvenciones durante los últimos años. Entre ellas destaca Òmnium Cultural (a la que, subraya el texto, le ha pagado el Gobierno las letras de su préstamo hipotecario tras comprar la sede en el centro de Barcelona). “Estas trece entidades, además, de la ANC, han formado al mismo tiempo una plataforma denominada El Clauer (El Llavero), registrada el pasado 28 de diciembre a nombre de Òmnium Cultural y con sede en la misma dirección que ésta”.

“La Asamblea, al final, actúa como el ‘brazo ejecutor’ de las consignas soberanistas por medio de una red de personas, campañas y asociaciones que siembran día a día la semilla independentista”, dice en una de sus conclusiones el informe.

Asimismo, hace referencia a la organización interna de la entidad y destaca que se divide en tres estructuras: la primera está formada por las asambleas territoriales por comarcas. “Cada comarca tiene una serie de poblaciones que están adheridas a la ANC y su objetivo es difundir en su demarcación el discurso independentista. No son unas pocas poblaciones las que están adheridas a la ANC y que difunden este discurso, sino que se trata de 44 comarcas con todos los pueblos que las componen (sic)”.

La presidenta de Òmnium Cultural, Muriel Casals. (Efe)
La presidenta de Òmnium Cultural, Muriel Casals. (Efe)

La segunda estructura son las asambleas territoriales exteriores, con delegación en 8 países. Y la tercera son las Asambleas sectoriales, compuestas por “54 asociaciones en diferentes sectores sociales”. También destaca que cuenta “con una amplia mayoría de municipios (674), consejos comarcales y diputaciones (36) que forman parte de la ANC y que se denominan Asamblea de Municipios por la Independencia (AMI)”. Entre otras cosas, también destaca el texto que la ANC tiene dos cuentas corrientes en el Banco Sabadell, una de ellas “en el extranjero”, se supone que parea recaudar las cuotas y donativos de los afiliados en el exterior.

Repaso a la familia Forcadell

No se queda aquí el informe: hace un detallado estudio de la presidenta de la ANC, Carme Forcadell, y de su familia. De ella, señala que es fundadora de la Plataforma per la Llengua (una entidad profusamente subvencionada) y miembro de la ejecutiva local de Òmnium Cultural en Sabadell. Militante de ERC, “entre los años 2003 y 3007 fue concejal del Ayuntamiento de Sabadell por dicho partido político. Miembro de la Comissió de la Dignitat y vicepresidenta de la plataforma Dret a Decidir, también es miembro del Moviment per la Independència”.

El informe de los servicios de inteligencia de la Policía hace un detallado estudio de la presidenta de la ANC, Carme Forcadell

Tras relatar su curriculum laboral a grandes rasgos (entre otras cosas, “fue coordinadora de Normalización Lingüística en la consejería de Educación”, señala), subraya que tiene su propia página web, “gestionada y dirigida por su hijo Ferran P. Forcadell, informático de profesión y dirigente de la empresa (…)”. Destaca, asimismo, el informe que tiene una activa participación en las redes sociales, especialmente en Facebook.

A continuación, desvela las propiedades de la familia de la presidenta de ANC, enfatizando que no existen vehículos a nombre de ninguno de sus miembros. Recoge, no obstante, que Forcadell y su marido son propietarios al 50% de una vivienda en Sabadell, de 168 metros cuadrados. A nombre de ella sola tiene también un parking en Esplugues de Llobregat y un terreno en Aldover (Tarragona) de 30.039 metros cuadrados.

Su marido, Bernat P., tiene también una parcela en Xerta (Tarragona) de 2.623 metros cuadrados y una casa en la misma localidad de 248 metros cuadrados. El hijo mayor dispone de un piso de 83 metros cuadrados en Sabadell y un apartamento en Platja d’Aro de 80 metros cuadrados. El hijo menor tiene un local comercial de 91 metros cuadrados, un almacén de 28 metros cuadrados y un piso de 114 metros cuadrados, todos ellos en Sabadell.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
192 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios