"El clamor por la independencia es del s. IX": una tv pública recrea el origen de Cataluña
  1. Cultura
épica medieval del 'procés'

"El clamor por la independencia es del s. IX": una tv pública recrea el origen de Cataluña

La Diputación de Barcelona produce una serie sobre la declaración de independencia de Barcelona en el siglo IX. Su director es amigo de Puigdemont y hace campaña por JxCAT

placeholder Foto: Cartel promocional de 'Comtes'
Cartel promocional de 'Comtes'

"¿Cuál fue el origen de la nación catalana? El clamor a favor de la independecia se remonta al siglo IX, un periodo capital en nuestra historia". Así promociona la Xarxa, la red de televisiones de la Diputación de Barcelona, gobernada por el PDCAT, la serie 'Comtes' ('Condes'), que recrea los problemas de los primeros condes con el imperio Carolingio por un lado y los sarracenos por otro y que empieza a emitir el 27 de diciembre. Es imposible no ver paralelismos entre los cuatro condes tratados en la miniserie y Puigdemont y su procés (el primero incluso tiene de apodo el peludo). Almanzor sería Rajoy y la UE, el imperio carolingio que deja de lado a sus aliados de Barcelona por lo que se ven casi obligados a proclamar la independencia. El director de la serie, Carles Porta, admite que "desgraciadamente hay mucho paralelismo con la actualidad" pero jura que ha hecho "una serie histórica, no política". Porta es por cierto amigo del ex president Carles Puigdemont, como él mismo contó en su libro 'L'amic president' (La Campana, 2016), y se ha sumado activamente a la campaña por la independencia de Junts per Catalunya.

Cuenta Porta que hace año y medio consejero delegado de la Xarxa, Francesc Pena, le propuso hacer una serie sobre el origen de Cataluña. "A Pena le gusta mucho la historia y quería una serie de ficción o docuficción que contara el embrión de Cataluña", explica Porta por teléfono, un periodista reconocido entre otras cosas por su investigación sobre los crímenes de Tor, un pequeño pueblo del Pirineo. El modelo de la Xarxa, una especie de hermana pequeña de TV3 que da contenidos a televisiones locales- era la serie "Los alemanes", de la ZDF, aunque a escala. "Ellos tenían medio millón de presupuesto por capítulo y nosotros con poco más hemos hecho los cuatro capítulos", cuenta Porta, que trabajó junto al guionista Albert Sánchez Piñol. Este sostiene que el encargo no está relacionado con el procés aunque hace año y medio ya estaba en marcha la legislatura de la independencia.

El primer capítulo trata la historia de Guifré 'el Pilós' (Wifredo 'el Velloso'), un conde dependiente del imperio carolingio que antes de morir cede el título a su hijo, en vez de esperar a que el emperador designase a un nuevo conde. Así se funda la dinastía. "Guifré tuvo que enfrentarse a un terrile dilema moral: elegir entre secundar a su pueblo o a su rey. Optó por el pueblo, una decisión que le va a costar la muerte en combate contra los musulmanes. Pero antes, Guifré había tomado una decisión trascendenetal que fundaría la nación", según resume la cadena en la web de la serie.

Porta ironiza que puestos a buscar paralelismos 'El Pilós' no sería Puigdemont, sino Borrell II, el cuarto de los condes, mientras que Guifré sería solo un delegado del Gobierno. "Almanzor era el mejor general de su época y probablemente de muchos siglos y Córdoba era la ciudad más importante del mundo. Al Andalus llegaba entonces hasta el río Llobregat". Borrell II intentó apaciguar a Almanzor con concesiones pero al final, en el año 985, el sarraceno arrasó e incendió Barcelona. Borrell II había pedido ayuda al imperio Franco y como no la obtuvo proclamó la independencia. Lo hizo, eso sí, tras haber intentado apaciguar todo lo posible a Almanzor y tras sufrir una durísima derrota militar. "Borrell fue el conde que proclamó 'de facto' la independencia del país".

"Guifré tuvo que enfrentarse a un terrile dilema moral: elegir entre secundar a su pueblo o a su rey"


No hay que tener la mirada sucia para ver ahí a un medieval Puigdemont atrapado entre Rajoy y Juncker, un hombre primero pactista y que solo tras una derrota se ve obligado a proclamar la independencia. El director de la serie jura que ha hecho "una serie histórica, no política", aunque admite que "desgraciadamente hay muchos paralelismos y se pueden ver cosas que están pasando actualmente". Eso sí, advierte de que en el documental "no se habla ni una vez de Cataluña, concepto que no surgió hasta dos siglos después, ni de nación, una figura del XIX". Aunque es con la idea del nacimiento de la nación catalana como la están promocionando. "Este país no ha avanzado por las victorias, sino por las derrotas", sostiene uno de los historiadores en alusión a Cataluña, un mantra repetido y que ahora el independentismo amenaza con aplicar al abrupto fin del procés.

El docuficción tiene partes dramatizadas y otras en las que historiadores ponen el contexto. Por razones de presupuesto no fue posible hacerlo todo guionizado. "Es una época muy difícil porque hay muy poca documentación, pero hemos intentado ir al mínimo que se sabe que pasó, que nadie pueda decir que eso no fue así. También hemos sido fieles a las ropas, los escenarios. Los historiadores nos dan el contexto", explica Porta. La serie está cuidada y se ve de forma amena, aunque es mucho más entretenida la parte de ficción que la académica.

No hay que tener la mirada sucia para ver a en el conde Borrell II a un medieval Puigdemont atrapado entre Rajoy (Almanzor) y la UE (el imperio Franco)

La Xarxa es una empresa pública que da servicio a las emisoras locales de Barcelona. La diputación está en manos de PDECAT -el partido originalmente de Puigdemont y que para estas elecciones ha sido fagocitado por la "lista del President"- y el consejero delegado de la Xarxa, Francesc Pena, es un hombre próximo a Artur Mas que antes fue director de la Agencia Catalana de Noticias. Según las cuentas del registro, la Xarxa recibió el año pasado 23 millones de euros en subvenciones. La presidente de la diputación es Mercè Conesa, alcaldesa de San Cugat del Valles y presidenta del Consejo Nacional del PDECAT.

No es la primera vez que la cadena entra en el terreno de la historia de Cataluña siempre con un enfoque catalanista. Otras series anteriores son 'Soñar un país, construir un sueño', sobre la Mancomunidad de Cataluña de principios del siglo XX: '1714, la Guerra a comarques', y 'Pintando el gris', sobre el final del franquismo. La nueva serie se estrena el 27 de diciembre y también se puede ver en Movistar+. El director sostiene que la fecha de emisión no está vinculada con el procés -montaban los últimos capítulos en noviembre en plena tensión por la indepenedncia- y que si ha caído así será porque "la historia es cíclica y caprichosa".

"Hay rigor histórico. No se habla ni una vez de Cataluña, concepto que no surgió hasta dos siglos después, ni de nación, una figura del XIX"

La serie no ha tenido polémica en Cataluña pero llega en un momento en que los medios de comunicación públicos autonómicos están en el centro de la polémica. El socialista Josep Borrell ha pedido "desinfectar las heridas antes de cerrarlas", en alusión al uso partidista de los medios de comunicación públicos, en especial TV3 y Catalunya Radio, que defienden su independencia también de la Junta Electoral. La Xarxa sería como la hermana pequeña de TV3 en el conglomerado de televisiones públicas en Cataluña.

Cataluña Josep Borrell Artur Mas Partit Demòcrata Català (PDeCAT) Independencia de Cataluña Nacionalismo TV3 Televisiones Televisión Movistar
El redactor recomienda