JxCAT pretende eliminar esta figura

Nuevo roto negociador en Cataluña, ahora a cuenta de la vicepresidencia de Junqueras

El pasado martes, Josep Rull y Jordi Turull visitaron a Junqueras en la cárcel de Estremera y le pidieron que asumiera la vicepresidencia para cambiar de opinión apenas dos días después

Foto: El líder de ERC, Oriol Junqueras. (EFE)
El líder de ERC, Oriol Junqueras. (EFE)

Las negociaciones entre JxCAT y ERC siguen siendo largas y tortuosas. Esta vez a cuenta de la figura de la vicepresidencia. JxCAT quiere que desaparezca del futuro organigrama de la Generalitat, mientras que los republicanos defienden mantenerla y que en un principio la ocupe Oriol Junqueras, aunque tenga que retirarse por imperativo legal, igual que le pasaría Jordi Sànchez, ambos por estar en prisión preventiva, lo que convertiría a Jordi Turull en presidente. Con estos mimbres, las conversaciones vuelven a embarrancar y este jueves no fue un buen día para acercar posturas.

La parte buena es que Puigdemont cede en apartarse de la primera línea, un paso al lado que se oficializaría a final de mes. Y la parte mala es el resto, sobre el que fuentes conocedoras de los contactos destacan los enormes vaivenes que están sufriendo las conversaciones.

Sin ir más lejos, cuando el pasado martes los liberados Josep Rull y Jordi Turull visitaron a Junqueras en la cárcel de Estremera, le pidieron que asumiera la vicepresidencia, como fórmula para que ERC aceptase la candidatura, aunque solo fuese testimonial, de Jordi Sànchez. Ahora, en lo que se supone que ha de ser el tramo final de las conversaciones, la vicepresidencia se cae de un organigrama en el que habrá 14 'consellerias', según adelantó este jueves 'Naciodigital'. Un bandazo más, fruto tanto de la cambiante personalidad de Puigdemont como de la desconexión entre Bruselas y el equipo negociador en Barcelona.

Nuevo roto negociador en Cataluña, ahora a cuenta de la vicepresidencia de Junqueras

En ERC cunde el desánimo y se preguntan si la verdadera intención no será concurrir a elecciones de nuevo. Sin embargo, otras fuentes consultadas insisten en que habrá acuerdo y que lo que está pasando se limita a un tramo final especialmente tenso de unos contactos que se están llevando a cabo en situación muy complicada.

Otro foco desestabilizador es la figura de Francesc Homs, la antigua mano derecha de Artur Mas que ahora ha renacido a la sombra del círculo de más cercanos a Puigdemont. Homs está ejerciendo de coordinador de las defensas, pese a no ser un experto en derecho penal. Sin ir más lejos, acudió a Estremera a visitar a Junqueras con Rull y Turull. Sin embargo, Marta Rovira, la persona que tiene la última palabra a la hora de marcar el paso en las conversaciones, no se fía de él.

Filtraciones como arma

Fuentes del entorno legal de la secretaria general de ERC, Marta Rovira, señalan a Homs como el culpable de haber filtrado la declaración de Rovira ante el juez Pablo Llarena, en las que confesaba que había pedido a Carles Puigdemont que suspendiese la votación del 1-O, lo que le ha perjudicado mucho ante sus bases. Rovira no entiende, además, que a ella se la crucifique por eso, cuando todas las declaraciones de independentistas ante Llarena acaban siendo más o menos polémicas: sin ir más lejos la últimas de Artur Mas asegurando que la DUI del 27 de octubre había sido meramente simbólica y que, por lo tanto, habían estado mintiendo a sus propios seguidores.

Rovira ve inquieta cómo a ella se la crucifica por haber pedido supender el 1-O mientras que a Artur Mas se le perdona haber mentido a sus votantes

ERC no ha designado quién será su vicepresidente en la Generalitat, ese que ahora JxCAT no quiere que exista. Junqueras se autodescarta, según fuentes próximas a los republicanos. Y todo apunta a que la persona que se acabe designando será alguien de la confianza de Rovira.

Cesiones

La última cesión de JxCAT fue ofrecer a los de Oriol Junqueras la Conselleria de Cultura, que en principio iba a caer de su lado. Sin embargo, esta oferta se retiró este jueves, también de manera sorpresiva, al parecer por orden directa de Puigdemont desde Bruselas. Más desconcierto y peor rollo.

En este clima, ERC ha pedido a Turull, tanto en su calidad de portavoz de JxCAT como de futuro presidente de la Generalitat, que se abstengan de nuevas visitas a Junqueras a la cárcel hasta que no se haya cerrado un pacto de gobierno de manera definitiva.

Otro punto de batalla abierto por el que sangra la herida en los contactos entre ambas formaciones es la presidencia de Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), de la que dependen TV3 y Catalunya Ràdio. Ambas formaciones quieren copar el control de los medios públicos en Cataluña. Así que en este aspecto tampoco hay acuerdo.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios