Mas también culpa a Puigdemont: "Yo siempre busqué un referéndum a la escocesa"
  1. España
reuniones estratégicas en la residencia oficial del 'president'

Mas también culpa a Puigdemont: "Yo siempre busqué un referéndum a la escocesa"

Asegura que su sucesor le llamaba en ocasiones para pedirle consejo, pero dice que no ha vuelto a hablar con él desde su última visita a Bruselas

Foto: Mas también culpa a Puigdemont: "Yo siempre busqué un referéndum a la escocesa"
Mas también culpa a Puigdemont: "Yo siempre busqué un referéndum a la escocesa"

La declaración de Artur Mas ante el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena volvió a servir este martes para cargar las espaldas del 'expresident' Puigdemont con gran parte de la responsabilidad en la deriva hacia la unilateralidad de su Govern. Según informan a El Confidencial fuentes jurídicas, aseguró durante su declaración de tres horas que siempre defendió que había que buscar "un referéndum como el de Escocia", es decir, un acuerdo con el Ejecutivo central para que los catalanes se pronunciaran sobre su deseo de continuar formando parte de España o de separarse de Estado.

Negó su participación directa en el proceso y trató de demostrar que tras el nombramiento de su sucesor "dio un paso a un lado" que le colocó fuera de la política. Pese a ello, reconoció, además de su presencia en cuatro de las reuniones del comité estratégico celebradas en los meses previos al 1-O, que aquel alcalde de Girona que él mismo se encargó de encumbrar hasta la cúpula de la Generalitat le llamaba "en alguna ocasión" para pedirle consejo.

La lectura de la Fiscalía es que sus respuestas han servido para acreditar de forma total la veracidad de las anotaciones que el secretario de Estado de Economía Josep Maria Jové hizo en su agenda Moleskine, una de las pruebas básicas con las que cuentan los investigadores de la causa sobre el 'procés'. Mas confirmó tanto su presencia como la de otros participantes, como Oriol Junqueras y Marta Rovira, e incluso detalló que algunas de las citas se celebraron en la Casa dels Canonges, residencia oficial del 'president'.

Mas asegura que la DUI fue simbólica y que no hubo comité estratégico

Tras la salida de España de Puigdemont, la relación fue decayendo hasta desaparecer casi por completo, describió. Fue a verle en dos ocasiones a Bruselas, la primera en noviembre, antes de la celebración de las elecciones del 21 de diciembre, cuando aún era presidente del PDeCAT. La intención entonces era la de configurar las listas de la formación y acudió comisionado por su formación. Después volvió a verle, brevemente y no en privado, con ocasión de la manifestación celebrada en la capital belga. Eso fue todo. No ha vuelto a hablar con él, dijo.

Tras dejar caer la prueba gráfica de sus intentos por el pacto con el Estado y referirse a los esfuerzos para pactar "a tres" y en secreto con emisarios del PP y del PSOE durante más de año y medio desde su llegada al Palau de la Generalitat, ha asegurado que su presencia en los encuentros que reseña la Guardia Civil en sus informes ni siquiera se produjo en calidad de presidente del partido. Él era el experto en negociar con el Ejecutivo de Rajoy y esa fue toda su aportación, según su versión.

El experimento del 9-N

Preguntado por si no contribuyó con la pericia que traía acumulada del experimento del 9-N a definir el camino para financiar el 1-O, Mas dijo que nadie le preguntó al respecto. Las dos consultas eran diferentes, ya que él se inclinó por habilitar una serie de partidas específicas. "Así me va en el Tribunal Constitucional", llegó a decir. No sabe nada de cómo se pagó el referéndum ni recomendó maneras de sortear el control de gasto.

Foto: EFE.
Foto: EFE.

Dejó además claro lo mal que midieron los protagonistas del 'procés' el riesgo legal al que podían conducirles sus actos. Tras la consulta de 2014, todos tenían la idea de que se enfrentaban en todo caso a una desobediencia, un incumplimiento de mandatos del Tribunal Constitucional y poco más. Ahí colocaban su barrera penal, muy lejos de la sedición o la rebelión. Según su visión, todo lo que se hizo iba encaminado a ejercer una presión al Estado que abriera las posibilidades de negociación en cumplimiento del sentir de la ciudadanía, extraordinariamente defraudada tras el portazo del TC al Estatut.

Neus Lloveras, la ex de la AMI, se aferró por su parte a la ideología. Todas sus manifestaciones eran en defensa de su firme convicción independentista y fueron lanzadas desde la creencia de que Cataluña estaría mejor sin España. Respecto a su petición a los alcaldes para que cooperaran con locales llegó, incluso, a mostrarse arrepentida y dijo que quizá se dejó llevar por el calor del momento y que no era consciente de estar proponiéndole a nadie que cometiera un delito.

Independencia de Cataluña Artur Mas Carles Puigdemont Referéndum Cataluña 1-O Tribunal Supremo Marta Rovira
El redactor recomienda