queda libre con fianza de 60.000 euros

Rovira dice que trató de parar el 1-O y que quería elecciones anticipadas

El juez Llarena abre con la declaración de la número dos de Junqueras una intensa semana de interrogatorios

Foto: Marta Rovira, a su llegada al Supremo. (Reuters)
Marta Rovira, a su llegada al Supremo. (Reuters)

El juez del Tribunal Supremo ha dejado este lunes libre a Marta Rovira y le ha impuesto una fianza de 60.000 euros, a depositar en un plazo razonable. El magistrado dictará mañana un auto en el que fundamentará su criterio y concretará el periodo para el pago. La dos de Oriol Junqueras ha asegurado este lunes en su comparecencia que la declaración unilateral de independencia "fue una manifestación política sin efectos jurídicos" y, ha concretado, la intención era abrir 'a posteriori' "un periodo electoral". Tras ella, Marta Pascal ha comparecido poco más de una hora sin que ninguna de las partes reclamara, en su caso, medidas cautelares. La coordinadora general del PdeCAT ha seguido la misma línea y también ha dotado a la DUI de un carácter simbólico.

Rovira ha tratado de defenderse. Ha concretado que a la una de la tarde del día del referéndum el 'expresident' convocó una reunión en la que ella propuso "parar la votación" en vista de "la violencia policial" contra los votantes en distintos colegios electoral. Puigdemont se negó al valorar que el elevado número de personas que hacían cola en distintos puntos podía agravar la situación si había marcha atrás. Era consciente de que la votación no tenía cobertura legal.

Rovira dice que trató de parar el 1-O y que quería elecciones anticipadas

La Fiscalía había pedido que quedara libre con una caución sin determinar, mientras que la acusación popular que ejerce VOX ha reclamado su encarcelamiento incondicional. Llarena se ha decidido en este caso por un punto medio. Ha cifrado la fianza muy lejos de los 150.000 que impuso en su día a Forcadell, a la que envió a prisión una noche hasta que reunió la cantidad especificada, pero por encima de la de los miembros de la Mesa parlamentaria (25.000) y los 'exconsellers', que tuvieron que abonar 50.000. La ANC ya ha anunciado que asumirá el pago a través de su caja de resistencia. Ambas han rechazado la violencia. "La violencia me disgusta", ha dicho textualmente Pascal.

[Galería: Marta Rovira y Marta Pascal declaran en el Tribunal Supremo]

Rovira ha reconocido, en respuesta a las preguntas formuladas por la fiscal Consuelo Madrigal, su asistencia a reuniones estratégicas destinadas a marcar el ritmo del 'procés'. "Intenté acudir a todas las reuniones a las que me convocó Puigdemont", ha dicho y ha agregado que conocía "la hoja de ruta y la firmó en representación de ERC en marzo de 2015", informan a El Confidencial fuentes presentes en la declaración. Ha reconocido distintas reuniones en Bruselas con el 'expresident' y ha indicado que en todas le dejó claro que su formación "no iba a permitir un bloqueo del Parlament".

La responsable de ERC se ha referido a los meses previos al referéndum y ha asegurado que no tenía, en su organización, "ningún cargo de gestión". También ha destacado que en el Parlament habían trabajado en la fundamentación jurídica del 'procés'. Contaban —ha dicho— con dictámenes de juristas españoles e internacionales que apuntaban que conforme a la Constitución y al derecho internacional había encaje para que "el pueblo fuera consultado".

No ha recordado algunos de los encuentros reseñados en la agenda de Jové y ha contestado a las preguntas del Ministerio Público, las que le ha formulado el juez y a su defensa. Su comparecencia ha abierto una intensa semana de declaraciones fijada por el juez Pablo Llarena. Tras ella declaró la coordinadora general del PdeCAT, Marta Pascal, y a partir de mañana el magistrado interrogará a Artur Mas y a la expresidenta de la Associació de Municipis per la Independència (AMI) Neus Lloveras, mientras que la exdiputada de la CUP Anna Gabriel está citada para el miércoles 21 a las 9:00.

El juez ha centrado su interrogatorio en los indicios que le ha presentado la policía judicial en sus informes. El último de ellos sitúa a Rovira en el centro de una hoja de ruta que arrancó hace dos años. La Guardia Civil la coloca también como responsable de la logística del referéndum del 1 de octubre. Junto a Junqueras, lideró las órdenes al que se considera como 'cerebro' de la consulta, Josep Maria Jové, según el nuevo atestado que ya está en manos del magistrado.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
54 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios