Es noticia
El soberanismo apuesta por el choque y el radical Torrent para investir a Puigdemont
  1. España
  2. Cataluña
SIN CAUSAS JUDICIALES POR EL REFERÉNDUM DEL 1-o

El soberanismo apuesta por el choque y el radical Torrent para investir a Puigdemont

Torrent es un radical, sí. Pero también es un hombre de partido. Y los puentes entre ERC y JxCAT se encuentran del todo rotos. Con lo que habrá que esperar a ver cómo actúa

Foto: El expresidente de la Generalitat y candidato de Junts per Catalunya, Carles Puigdemont (c), ofrece una rueda de prensa en Bruselas. (EFE)
El expresidente de la Generalitat y candidato de Junts per Catalunya, Carles Puigdemont (c), ofrece una rueda de prensa en Bruselas. (EFE)

Carles Puigdemont se ha apuntado un tanto con la elección de Roger Torrent como futuro presidente del Parlament de Cataluña. La llegada de Torrent está ligada a un acuerdo para impulsar la candidatura del 'expresident' de la Generalitat y su vuelta al Palau pese a que se encuentra en Bruselas, digan lo que digan los letrados de la Cámara catalana. Estos ya han anunciado que vetan la investidura a distancia a que aspiran los exiliados en la capital belga, según apuntan fuentes de ERC.

Roger Torrent, que es un independentista más radical que Carme Forcadell, ha llegado a la presidencia por descarte. Su partido intentó primero convencer al 'exconseller' de Exteriores Raül Romeva, pero este se negó. Antes ya se había autodescartado Ernest Maragall.

De hecho, los pasados días 6 y 7 de septiembre, cuando se aprobaron las leyes del referéndum y de transitoriedad, Torrent y Marta Rovira eran las personas que daban las indicaciones a Forcadell para que saliera airosa de aquellos tempestuosos plenos. Así, para Torrent, desafiar a los letrados del pleno no supone ninguna novedad. Ya lo hizo entonces y lo volverá a hacer mañana.

Roger Torrent agradece la confianza prestada por ERC para salir elegido presidente del Parlament

Un punto a favor del ahora alcalde de Sarrià de Ter es que no está investigado por ningún delito vinculado al referéndum ilegal del pasado 1 de octubre. El hecho de que esté libre de causas judiciales pendientes podría apuntar a una legislatura larga. Sin embargo, sus antecedentes rebeldes hacen pensar que Roger Torrent apoyará que los diputados residentes en Bruselas puedan delegar el voto, en contra de lo que consideran los servicios jurídicos de la Cámara. Es por ello que se puede adivinar una legislatura bronca, con batallas judiciales por cada paso que se dé o desde la Mesa o desde el propio pleno. Si el objetivo es forzar el reglamento de la Cámara, Torrent es el hombre. Si lo que se quiere es un cambio exprés del reglamento, Torrent podría intentarlo.

Todas estas medidas podrían acabar judicializadas y los plenos en las que verían la luz anulados por el Tribunal Constitucional. Es decir, se reproduciría un esquema similar al de la legislatura anterior, y la principal palanca del proceso secesionista no sería la Generalitat sino el Parlament.

Un hombre de partido

Torrent es un radical, sí. Pero también es un hombre de partido. Y los puentes entre ERC y JxCAT se encuentran del todo rotos. Con lo que habrá que esperar para entender cuál es la situación real. El acuerdo habla de investir a Puigdemont, pero no hace referencia alguna a que dicha investidura pueda ser telemática. Una baza de Roger Torrent podría ser autorizar las decisiones que de un modo u otro favorezcan a ERC, por ejemplo, que se pueda delegar el voto desde Bruselas, de lo que se beneficiarían Toni Comín o Meritxell Serret, de la formación republicana. Pero, luego, poner trabas a la investidura a distancia.

Roger Torrent tendrá unas semanas de margen hasta que el TC le empiece a anular decisiones, a partir de ahí comenzará la desobediencia

En todo caso, Torrent tiene un mes hasta que el Constitucional empiece a anular plenos y decisiones del Parlament, tal y como pasó en la pasada legislatura. Hasta ese momento no empezará a desobedecer, y de ese modo formalizar la comisión de delitos, por lo que hasta entonces no se sabrá hasta qué grado llega la rebeldía efectiva del republicano. En el pasado fueron otros los que han pagado el precio de sus consejos desde bambalinas. Ahora Torrent ha pasado a primera línea y no tendrá dónde esconderse.

Sesión tranquila

Previsiblemente, la sesión de hoy será tranquila. La Mesa de Edad, que encabezará Ernest Maragall, permitirá que los presos, encabezados por Oriol Junqueras, puedan votar de manera delegada. A partir de aquí se podrá aprobar por mayoría simple la Mesa que encabezará Torrent, sin mayor problema, sin forzar el marco legal y sin violentar a los letrados de la Cámara.

Los problemas vendrán luego, tanto si Roger Torrent facilita la investidura de un Puigdemont que seguiría residiendo en Bruselas como si no lo hace y JxCAT ha de buscar un candidato alternativo. Todas las opciones están abiertas.

Roger Torrent Carles Puigdemont Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Parlamento de Cataluña Nacionalismo Junts per Catalunya
El redactor recomienda