los independentistas cercan la sede en terrassa

La Guardia Civil registra Unipost y halla las notificaciones para las mesas electorales

Unipost es un servicio privado de mensajería que podría ser la alternativa a Correos, que avisó a sus trabajadores de que no debían enviar cartas relacionadas con el 1-O

Foto: La Guardia Civil registra la empresa de mensajería privada Unipost en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona). (EFE)
La Guardia Civil registra la empresa de mensajería privada Unipost en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona). (EFE)

La Guardia Civil ha registrado las sedes de la empresa de mensajería Unipost en L'Hospitalet de Llobregat y Terrassa en busca de material relacionado con el 1-O. Y los han encontrado. En una de ellas, los agentes han hallado las notificaciones que la Generalitat debía haber enviado ya a los presidentes, vocales y suplentes que conformarán las meses electorales de cara al referéndum. Dichas notificaciones se han encontrado en sobres cerrados que no pueden ser abiertos sin una orden judicial. Además, también han incautado otro material relacionado con el censo electoral, que podrían ser las tarjetas censales que la semana pasada el 'vicepresident' de la Generalitat, Oriol Junqueras, aseguró que los catalanes recibirían "muy pronto".

El teniente de alcalde de Terrassa, Miquel Samper, ha denunciado que el registro policial se ha hecho sin orden judicial. "Tienen 24 horas para rectificar", ha dicho en Catalunya Ràdio.

Unipost, cuyo dueño (de la familia Raventós) es uno de los accionistas de Codorníu, es la misma que envió las notificaciones para la mesa electoral y la propaganda para la consulta del 9 de noviembre de 2014. Unipost, presidida por Antón Raventós Reventós y dirigida por Pablo Raventós Sáenz, presentó el pasado mes de julio un concurso de acreedores tras varios meses de impagos a trabajadores, proveedores y entidades bancarias. La empresa lleva años en números en rojos, ya que acumula una deuda de más de 50 millones de euros y pérdidas por valor de 23 millones.

Hasta la sede de L'Hospitalet se han desplazado varios agentes, entre ellos una decena de ellos vestidos de paisano. Lo primero que han registrado han sido las furgonetas que estaban preparadas para el reparto del día. Después han entrado en las instalaciones. Alrededor de las 8:45 han abandonado el recinto.

La Guardia Civil registra Unipost y halla las notificaciones para las mesas electorales

Uno de los trabajadores de esta sede, Óscar, ha relatado a RAC1: "He visto 10 furgonetas de la Guardia Civil y agentes con metralletas". En el interior, ha dicho, los agentes "estaban buscando las cartas de la gente que tenía que formar parte de la mesa".

Independentistas cercan la sede de Terrassa

La sede de Unipost en Terrassa también ha sido registrada. Hasta allí se han desplazado al menos seis dotaciones de la Guardia Civil.

El registro ha finalizado pasado el mediodía y los agentes han salido con varias bolsas con documentación. Miembros de ERC Terrassa han acudido a esta sede para mostrar su apoyo a los trabajadores. "Ante la presión, sonrisas y gritos de votaremos", dicen.

A las puertas se han congregado decenas de personas con carteles con el lema 'Votemos para ser libres', esteladas y claveles blancos que han colocado sobre los vehículos de la Guardia Civil. En varias ocasiones han cantando al unísono 'L'Estaca', de Lluís Llach, diputado de Junts pel Sí. A través de las redes sociales se está haciendo un llamamiento para que acudan cuanto antes a Terrassa para demostrar que no tienen "miedo" y en defensa de la libertad de expresión.

Unipost: del 9-N al 1-O

Unipost es un servicio privado de mensajería que podría ser la alternativa a Correos después de que la dirección remitiera la semana pasada una circular interna a directores de oficinas y sucursales recordándoles que debían abstenerse de hacer cualquier envío relacionado con el referéndum, suspendido por el Tribunal Constitucional.

Esta no es la primera vez que la empresa de mensajería de los Raventós está en el punto de vista de las autoridades. En noviembre de 2014, la Fiscalía Superior de Justicia de Cataluña solicitó a Unipost que explicara quién, cómo y cuándo le fue encargado el envío de notificaciones de la mesa electoral y el buzoneo para la consulta del 9-N. La Fiscalía les reclamó además la hoja del encargo, el contrato y la factura, así como quién les facilitó el censo electoral.

"No nos vamos a parar, vamos a votar"

Ante estos registros, el Govern ha reaccionado dejando claro a todos los catalanes que el próximo 1 de octubre se podrá votar a pesar de que se haya incautado material esencial para el referéndum. "No nos vamos a parar, vamos a votar", ha dicho la presidenta del Parlament de Cataluña, Carme Forcadell, que ha añadido que la consulta "no es ilegal".

Misma línea ha seguido el diputado de Junts pel Sí Marc Sanglas, que ha asegurado que si la Guardia Civil ha confiscado tarjetas censales y notificaciones a los miembros de las mesas electorales del 1-O, "son cuestiones técnicas" que no evitarán la celebración del referéndum. Además, se ha mostrado convencido de que el Govern encontrará una solución.

Quedan 12 días y 55.000 cartas no han llegado

En los últimos días, agentes de la Guardia Civil han incautado más de un millón y medio de carteles, dípticos y folletos de propaganda relacionados con el 1-O en varios registros, el último de ellos este lunes en una nave de un polígono industrial de Sabadell (Barcelona). A ellos hay que sumar la actuación de policías locales de distintas localidades de Cataluña, como la ocurrida este domingo en Vic, cuando varios agentes incautaron a la CUP 500 octavillas propagandísticas en un 'stand' tras la denuncia de un vecino. De hecho, tras esto, la alcaldesa de Vic, Anna Erra (PDeCAT), está estudiando cómo evitar que la Guardia Urbana acate las instrucciones de la Justicia relacionadas con el 1-O, al considerar que estos agentes no deben actuar como policía judicial.

El sorteo de los miembros de las mesas electorales se realizó entre el 8 y el 14 de septiembre, por lo que la notificación debería haber llegado ya a las 55.000 personas designadas la semana pasada. Por el momento, no hay constancia de que ningún ciudadano de Cataluña haya recibido dicha carta. Tampoco las tarjetas censales informándoles del centro de votación que se les ha asignado para depositar su voto el próximo 1 de octubre.

La semana pasada, Oriol Junqueras aseguró que "muy pronto" los catalanes recibirían las notificaciones para las mesas electorales así como la tarjeta censal. A 12 días para el referéndum, aún no han sido enviadas.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
55 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios