ASÍ SON LAS INSTRUCCIONES DE LOS ALBOROTADORES

Okupas de Barcelona: cómo actuar contra la Policía y cómo fabricar explosivos

En una comunicación interceptada a grupos anarquistas se explica qué hacer cuando empiezan las cargas policiales y "cómo protegernos nosotros y a los nuestros"

Foto: Altercados en el barrio de Gràcia. (EFE)
Altercados en el barrio de Gràcia. (EFE)

Los organizadores de los incidentes de Barcelona son unos auténticos expertos en la organización de protestas callejeras y en la desestabilización de la seguridad. Negres Tempestes y Áurea Negra, los dos grupos que controlan las protestas (y que ayer desveló El Confidencial), que van acompañadas de incendios, destrozos en el mobiliario urbano y rotura de escaparates de tiendas, comercios y vehículos aplican técnicas de guerrilla urbana que, según comentan a este medio fuentes solventes, han venido siendo utilizadas en muchos lugares. Algunas de esas técnicas ya fueron probadas -con éxito- en la propia Barcelona en 2014, con motivo de otro desalojo, el del edificio de Can Vies, en el barrio de Sants.

Aunque hay informes sobre algunas reuniones de activistas de la Candidatura d’Unitat Popular (CUP) con ‘colegas’ vascos y castellanos (y se ha seguido a dos miembros de la CUP que hace 15 días se desplazaron a Madrid para participar en varias reuniones), las sospechas de que los actuales disturbios del barrio de Gràcia no son obra de ellos cobran mayor peso. Hay un componente anarquista en las actuaciones que pone el acento sobre el grupo Áurea Negra, aunque también se investiga a otro grupo internacionalista relacionado con anarquistas italianos y sudamericanos llamado Cruz Negra.

En la madrugada del pasado 24 de mayo, pocas horas después de haber procedido al desalojo del ‘Banc Expropiat’ de Gràcia, los Mossos d’Esquadra interceptaban algunas comunicaciones de los grupos anarquistas. En una de estas comunicaciones, que llevaba el significativo título de ‘¡Cuidémonos!’, se explicaba que “cuando las cargas empiezan y se desata la represión, es importante saber qué debemos hacer, cómo protegernos a nosotros y a los nuestros”.

Contenedores incendiados en la calle Gran de Gràcia de Barcelona. (EFE)
Contenedores incendiados en la calle Gran de Gràcia de Barcelona. (EFE)

En otro punto, señala que “la policía depende de la movilidad, bloquear los accesos con barricadas para retrasar su movimiento, aunque los furgones pueden abrirse paso, y empujar las barricadas. Por eso es recomendable prenderlas (sic) fuego. Además, el fuego ayuda a contrarrestar el gas lacrimógeno”.

La furgoneta de mando

En una de las algaradas, uno de los furgones policiales se abalanzó sobre la barricada que estaban formando los manifestantes. Lo que éstos desconocían era que aquella era un furgoneta “de mando, no de línea”. Era, en definitiva, la furgoneta que portaba las transmisiones adaptadas para coordinar la operación policial. Y fue el responsable de ella el que, ante el peligro de detenerse en la barricada y que se pudiese incendiar el vehículo, dio orden al conductor de arremeter contra la barricada y atravesarla, como así sucedió. Los manifestantes, en cambio, no se dieron cuenta de la importancia de aquel vehículo en todo el dispositivo.

Las comunicaciones entre los antisistema son meridianamente claras: “La policía se siente segura cuando los manifestantes huyen en pánico. Este es el momento que aprovechan para apalizar a los que huyen y hacer detenciones. Para evitar que te muelan a palos, solo hay una opción: hostigar constantemente a los antidisturbios y mantenerlos a raya”.

En el caso de que la policía cargue, los ‘profesores’ de la ‘kale borroka’ recomiendan "agarrarnos de los brazos o los cinturones para que no se lleven a nadie"

También recuerdan que “para protegernos contra los proyectiles lanzados por la policía (balas de FOAM, botes de gas o a veces recogen y lanzan piedras), usar contenedores, barricadas, muebles, puertas o cualquier objeto que encontremos en contenedores de escombros. También es recomendable usar cascos de moto”.

En el caso de que la policía cargue, los ‘profesores’ de la ‘kale borroka’ recomiendan “mantener la calma en todo momento, agarrarnos de los brazos o los cinturones para que no se lleven a nadie detenido. No darles la espalda. Una o varias líneas de ‘compas’ con cascos y palos o pancartas reforzadas puede actuar como defensa ante una carga”.

Los dirigentes de las algaradas advierten a los manifestantes de que “escaleras, columnas o lozas del suelo pueden ser rotas con martillos, escarpas y otras herramientas para hacer proyectiles. También se pueden buscar contenedores de vidrios o de escombros. Los cohetes y la pirotecnia también es una buen opción para mantener lejos a la policía”.

Varios contenedores de basura tirados en la calle. (EFE)
Varios contenedores de basura tirados en la calle. (EFE)

Aconsejan, eso sí, a sus acólitos. “Procura que NADIE (sic) te grabe o fotografíe, sobre todo si vas a participar activamente en la resistencia. Oculta y protege tu identidad, tápate la cara".

Cómo fabricar cócteles

Pero la máxima que parece prevalecer es que la mejor defensa es un buen ataque. En otro momento de la comunicación, indican que “si se quieren usar cócteles molotov, es importante saber hacerlos y manejarlos para evitar accidentes”. Y explican, punto por punto, cómo construirlos, para lo que hay varias maneras. Una de ellas es con una botella de vidrio con gasolina y “algún retardante para que el fuego sea más duradero (aceite usado de motor, líquido para antorchas, un par de cucharadas de azúcar, corcho blanco…). No llenar más de la mitad de la botella”. Añade cómo hacer la mecha con un trapo, trozo de camiseta o de sábana, cómo se hacen los nudos y cómo fijar esta mecha “con una presilla de plástico, alambre o cinta adhesiva”.

"Una alternativa a los molotovs es meter el combustible más el retardante en una botella de plástico y adosarle con cinta un petardo"

Y más: “Para evitar el olor durante su transporte, colocar plástico film alrededor del trapo en la boca de la botella y cubrirlo todo. No es necesario retirar el papel film, ya que se prende igual”. También se pueden meter en varias bolsas de plástico y, si es necesario, “rociar con algún desodorante” para evitar el olor.

Advierten, no obstante, que “las botellas deben estar limpias de huellas y ADN (por ejemplo, no usar las botellas si hemos bebido de ellas porque tienen restos de saliva). Lo mejor es cogerlas de algún contenedor de botellas”.

Pero no son las únicas armas: “Una alternativa a los molotovs es meter el combustible más el retardante en una botella de plástico y adosarle con cinta un petardo, cuanto más grande, mejor. Este tiene la ventaja de que, al ir cerrado con tapón, no se desprenden olores”.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios