La organización independentista de castellanohablantes salta por los aires
  1. España
  2. Cataluña
SUS AFILIADOS CASI LLEGAN A LAS MANOS

La organización independentista de castellanohablantes salta por los aires

En medio de acusaciones de oscurantismo y falta de democracia, la explosiva situación de Súmate ha llegado hasta su página web, que esta semana ha sido deshabilitada

Foto: La organización independentista de castellanohablantes salta por los aires
La organización independentista de castellanohablantes salta por los aires

El último invento de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) ha saltado por los aires: la entidad Súmate, la supuesta ‘gran’ plataforma que agrupa a los castellanohablantes partidarios de la independencia ha implosionado. En medio de acusaciones de oscurantismo, falta de democracia y situaciones tan tensas que casi llegan a las manos en reuniones internas, la explosiva situación ha llegado incluso hasta su página web, que ha sido deshabilitada esta semana. Según la organización, la gran afluencia de visitas “saturó” el servidor el pasado jueves, pero a medianoche de este viernes continuaba inoperativa.

De esa plataforma proviene Gabriel Rufián cabeza de lista de ERC a las elecciones del próximo 20 de diciembre. El semanario ‘El Temps’ reveló que en una de las reuniones, Rufián estuvo a punto de pegarse con otro asistente. Oficialmente, en cambio, se asegura que no ha habido situaciones tensas, sino “una discusión enérgica” y, si hubo gritos, fue porque en la asamblea había más de 30 personas y era difícil hacerse oír. El estallido de la situación, sin embargo, le llega en un inoportuno momento antesde una campaña electoral.

Porque, en Cataluña no es oro todo lo que reluce. Este viejo refrán se le puede aplicar a la mayoría de las iniciativas políticas de Cataluña en los últimos años. De todas ellas, la más curiosa es la creación de Súmate, una entidad que aparece de la nada en 2013 y que comienza a ser tenida en cuenta y mimada por los partidos políticos soberanistas e incluso por el Gobierno catalán, quien le da un trato preferente.

Súmate es todo un montaje político dirigido por ERC para proyectar una imagen aperturista, democrática e integracionista del independentismo

¿Es posible que los dirigentes políticos catalanes acepten de tan buen grado a una asociación de castellanohablantes de nuevo cuño y sin trayectoria? ¿O todo esto es un montaje mondo y lirondo? Más bien esto último: Súmate no es una inocente entidad ‘cívica’ que sólo agrupa a conciencias dolidas con el trato de España a Cataluña, sino que es todo un montaje político dirigido por ERC para proyectar una imagen aperturista, democrática e integracionista del independentismo. Si lo hubiese hecho ERC, nadie hubiese creído los planteamientos de Súmate. Pero haciéndolo una entidad neonata, había más posibilidades de éxito.

Independentista de pro

Para empezar, el dominio de Súmate fue registrado por Jordi Fexas Massanés, dirigente de Òmnium cultural y consejero del grupo municipal de ERC en el distrito de Sants-Montjuïc. La encargada de Estrategia y Comunicación era Núria Clotet, dirigente también de Esquerra. Otro de sus dirigentes, Jorge García, ‘Coque’, era secretario de Imagen y Comunicación de los republicanos en Hospitalet. Y Manolo Ortega, un emigrante que había tonteado con UPyD, es, nada más ni nada menos que asesor (es decir, cargo de confianza) del mismísimo Oriol Junqueras (presidente de ERC) en SantVicenç dels Horts, donde el líder republicano es alcalde. Fexas y Clotet llegaron a publicar juntos incluso el libro ‘Súmate. Cuando todos contamos’, una apología épica del independentismo.

Fexas, además, había sido tesorero de la Plataforma pel Dret a Decidir (PDD, uno de los precedentes de la ANC) y jefe de Proyectos del área del Magreb y África Subsahariana de la organización Igman Acció Solidària, así como tesorero del secretariado de Entidades de Sants, Hostafrancs y La Bordeta. Y no sólo eso: fue uno de los firmantes de un manifiesto pidiendo el no al último Estatuto catalán, que luego fue recortado por el TC y que ahora los republicanos reivindican como argumento de justificación a los planteamientos rupturistas. Porque, si no querían el Estatuto de 2006 y pidieron el no, ¿qué importa si el TC lo recorta o lamina?.

El clima interno comenzó a deteriorarse a pasos agigantados tras elecciones del 27 de septiembre. Su presidente fue incluido en la lista de Junts pel Sí

El clima interno de Súmate comenzó a deteriorarse a pasos agigantados tras elecciones del 27 de septiembre. Su presidente, Eduardo Reyes, tuvo su premio: fue incluido como número 6 de la lista de Junts pel Sí (JxS). Reyes había prometido dejar la presidencia si resultaba elegido diputado. Pero una vez el acta estuvo en su poder, se lo repensó y se aferró al sillón. En la junta celebrada el 29 de septiembre dijo que tenía un mandato de cinco años y que no dejaría su cargo, lo que causó un profundo malestar en la entidad. El pasado sábado, Súmate convocó asamblea general, (a la que asistieron unas 70 personas, según manifestaron a 'El Confidencial' fuentes solventes). Pero eso provocó el enfado de algunos militantes, que han impugnado el cónclave, argumentando que no se garantizaban los mecanismos de renovación de los miembros de la junta ni la independencia política, ni los objetivos contenidos en los estatutos, y que ni siquiera se había dado conocimiento de la asamblea a todos los socios.

La reunión, sin embargo, sirvió para que Eduardo Reyes revalidase su mandato por tres años. En la nueva junta, figura como vicepresidenta Montse Sánchez, mientras que Manuel Ortega, el asesor de Junqueras, es ahora el vicepresidente económico. Como secretaria, figura Ana Hinojosa y como vocales, Manuel Port, Paco Martínez, Ana Alcocer (que había sido vicepresidenta) y José Clavero. Además, contará con tres secretarías anexas a cargo de Gabriel Rufián (Relaciones Institucionales), Joan Solé (Comunicación) y Marc Santín (Organización).

Elecciones Generales 2015 - 20-D Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Junts pel Sí