wert, el constitucional, rajoy, boadella...

Una entidad ‘regada’ por la Generalitat insta a elegir al 'Enemigo del Catalán 2014'

La Plataforma per la Llengua, entidad que ha recibido miles de euros en subvenciones de la Generalitat, insta ahora a elegir al 'Enemigo del Catalán 2014'

“Somos una organización no gubernamental que trabaja para promover la lengua catalana como instrumento de cohesión social. (…) Los éxitos conseguidos nos han traído reconocimientos como el Premio Nacional de Cultura 2008 a la Proyección Social de la Lengua Catalana, otorgado por la Generalitat de Cataluña”. Así dice el preámbulo de la memoria de 2013 de la Plataforma per la Llengua, una entidad cívica que se ha revelado como una de las más activas de lo que se conoce como la sociedad civil catalana.

Pero esa reivindicación de herramienta de la cohesión social queda ahora en entredicho por una iniciativa, cuando menos polémica, por lo poco que tiene de cohesionadora y lo mucho que tiene de enfrentadora. Porque, esta vez, la Plataforma se ha superado a sí misma.

No es para menos: la pasada semana, los representantes de la entidad eran recibidos con todos los honores por el presidente de la Generalitat, Artur Mas, para conmemorar los 20 años del funcionamiento de su fundación. Pero también con motivo de esa efeméride la asociación ha creado un peculiar concurso: propone que los ciudadanos elijan al “Enemigo del Catalán 2014”. En otras palabras: lleva a la calle el debate y el enjuiciamiento al “mal catalán”. ¿Es eso un posicionamiento ideológico con trasfondo de discriminación identitaria? El Confidencial ha querido conocer la versión de la Plataforma, pero nadie de esta asociación ha querido pronunciarse sobre el particular. Las llamadas a la entidad y los mensajes dejados por este diario sólo encontraron un absoluto silencio por parte de los responsables de la misma.

Álbum: Pinche en la imagen para conocer a los candidatos

 

En un llamamiento a la población, la Plataforma señala que con motivo de su vigésimo aniversario “hemos seleccionado 20 personas y entidades que en pleno siglo XXI maltratan nuestra lengua y frenan su desarrollo y queremos que entre todos estos candidatos nos ayudéis a elegir al enemigo del catalán 2014”. Los seleccionados por los cabezas pensantes de la entidad “insultan nuestra lengua, la ignoran, la discriminan, se niegan a utilizarla, desde sus cargos de responsabilidad, toman medidas en contra del crecimiento y la internacionalización del catalán o en contra de los que la utilizan con normalidad”, asegura la entidad cívica.

Los 20 nominados

Los nominados para optar al polémico galardón son el ministro de Cultura, José Ignacio Wert; el presidente balear, José Ramón Bauzá; el presidente valenciano, Alberto Fabra; el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; el actor y dramaturgo Albert Boadella; el Tribunal Constitucional; el presidente de Ciutadans, Albert Rivera; la presidenta aragonesa, Luisa Fernanda Rudi; el periodista Francisco Marhuenda; la Constitución Española; la fiscal jefe de Barcelona, Ana Magaldi; la Coca-Cola; la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía; los eurodiputados del PP y del PSOE; el periodista Federico Jiménez Losantos; el presidente francés, François Hollande; la empresa Granini; la Casa Real; el presidente del Gremio de Empresarios de Cines de Cataluña, Camilo Tarrazón, y Telemadrid.

La anterior lista está ordenada por orden de mayor a menor votado hasta este momento: en ella destaca Wert, que ya atesora 1.819 votos (le sigue Bauzá con 597), mientras que Telemadrid sólo cuenta con siete sufragios.

Pero ¿quién está detrás de la Plataforma? La entidad se escuda en un consejo consultivo encabezado por el sociólogo Salvador Cardús, convertido en referente del independentismo (en algunos sectores soberanistas le atribuyen el papel de líder del pijoindependentismo) y con el que se han mantenido contactos para que se incorpore al Gobierno provisional que se habría de constituir tras unas “elecciones plebiscitarias” adelantadas por Artur Mas. En ese consejo también se encuentran el eurodiputado de ERC Josep Maria Terricabras, el expresidente de Òmnium Cultural Jordi Porta, el exdirector del diario Avui y dirigente de Convergència Vicenç Villatoro o la escritora Isabel-Clara Simó. Su fundador y principal activista, Martí Gasull, murió en septiembre del 2012 cuando practicaba alpinismo en el Himalaya y Artur Mas le otorgó a título póstumo la Creu de Sant Jordi, el máximo galardón de la Generalitat. En la actualidad, su presidente es Òscar Escuder.

600.000 euros anuales

La polémica iniciativa de la Plataforma, no obstante, reviste más relevancia por el hecho de que la organización es una de las niñas mimadas de la Generalitat y una gran receptora de fondos públicos. De hecho, es una de las 14 entidades que han creado la asociación El Clauer (El Llavero), juntamente con la Asamblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural. El cometido de El Clauer (formalizada el 28 de diciembre del 2012, aunque la fecha del Día de los Inocentes es sólo una mera coincidencia) es crear un espacio para “encontrar y difundir la información que muchos hemos debatido, preguntado y cuestionado en charlas de café, almuerzos familiares o en diálogos improvisados mientras esperábamos el autobús”.

Entre otras campañas, la Plataforma se ha distinguido por elaborar listas de empresas que no etiquetan en catalán, a las que denuncia públicamente. En marzo pasado, inició una campaña para enviar cartas a las 200 personas más influyentes del planeta, a las que remitía un informe de 52 páginas para demostrar la colonización de Cataluña por España.

El presidente de la Generalitat Artur Mas. (EFE)
El presidente de la Generalitat Artur Mas. (EFE)

En los últimos años, sus ayudas públicas se funden con las del pequeño Collectiu l’Esbarzer, del que nadie conoce ni el personal que trabaja en sus campañas ni cómo gasta los millones de euros que recibe de las arcas de la Generalitat. L’Esbarzer ha llegado a recibir casi 100.000 euros para sus campañas, provenientes de herencias intestadas y adjudicadas a dedo por el Gobierno catalán. Los brutales recortes que afectaron a los empleados públicos y a los servicios del Gobierno autonómico apenas tuvieron su reflejo en las cuantiosas subvenciones recibidas tanto por l’Esbarzer como por la Plataforma, que siguen percibiendo ayudas públicas indiscriminadas año tras año: aproximadamente unos 600.000 euros por ejercicio. Casi nada. Suficientes para organizar las campañas que se le pongan por delante.

Y máxime si, como la del Enemigo del Catalán 2014, tiene unos premios así de interesantes: el candidato más votado será beneficiado con una camiseta amarilla (el color del independentismo) y el lema Volem viure plenament en català (Queremos vivir plenamente en catalán).

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
64 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios