Es noticia
Menú
Macarena Olona eleva el órdago a Vox y desliza que tiene información privilegiada
  1. España
  2. Andalucía
"No es el momento" de lanzar un partido

Macarena Olona eleva el órdago a Vox y desliza que tiene información privilegiada

La exdiputada desvela que le ofrecieron encabezar una candidatura en Valencia y que le han ofrecido financiación para montar un partido. Además, avisa a quienes la atacan desde su antigua formación: "Yo no soy ETA"

Foto: Macarena Olona, en Sevilla, antes de dar una conferencia en el Hotel Alfonso XIII. (EFE/José Manuel Vidal)
Macarena Olona, en Sevilla, antes de dar una conferencia en el Hotel Alfonso XIII. (EFE/José Manuel Vidal)

Si algo sabe hacer bien Macarena Olona, es organizar una puesta en escena. Pasadas las dos de la tarde de este lunes, llegó sola al hotel Alfonso XIII de Sevilla con un vestido bicolor, su maletín de abogada del Estado y un nuevo peinado. Donde hace unos años se grabó una escena de 'The Crown', con Helena Bonham Carter interpretando a una princesa Margarita del Reino Unido acosada por la prensa, la esperaban decenas de periodistas. Y allí desgranó su escandaloso final en Vox y los pasos que está dando ahora, para disgusto de sus excompañeros de partido.

"No tengo ni partido, después de lo ocurrido la semana pasada", admitió con cierto tono de resignación. Se refería así al "fin del camino" que escenificó Iván Espinosa de los Monteros, un portazo en toda regla a su intención de volver al núcleo duro de la formación. "Ahora todos sabemos que si no estoy en Vox no es porque no quiera", insistió la política alicantina cuestionada sobre la reacción de la dirección cuando solicitó una reunión con Santiago Abascal que no se ha llegado a producir.

Foto: Abascal con un cartel de Olona de fondo. (EFE)

A Olona se le dan bien las puestas en escena, pero también tiene habilidad en amagar con sus mensajes. Como cuando dice que se ha sorprendido por la alegría mostrada por su marcha en "personas que nunca habría esperado". O cuando deja caer que las críticas que ha lanzado contra la dirección de Vox (o parte de ella) son solo algunas de las informaciones que podría desvelar y que harían mucho daño en el partido de Santiago Abascal. "Espero que no vayamos por esa senda", zanjó.

Son algunas de las pinceladas que ha dejado una nueva reaparición de Macarena Olona, que desde que anunció su intención de hacer el Camino de Santiago de forma pública, no ha parado de acaparar atención mediática. El intento fallido por volver a la formación no parece haberla desanimado, aunque juega con esa incertidumbre que hace difícil elucubrar dónde acabará la vida política de la exdirigente alicantina de Vox.

placeholder Mario Conde, a su llegada al hotel donde ha presentado a Macarena Olona antes de una conferencia de la exdirigente de Vox. (EFE/José Manuel Vidal)
Mario Conde, a su llegada al hotel donde ha presentado a Macarena Olona antes de una conferencia de la exdirigente de Vox. (EFE/José Manuel Vidal)

En su entorno se preguntan, en un símil arquitectónico, cómo hay quien piensa en Vox en atizar a Olona cuando tiene "todos los planos del edificio". La breve portavoz en Andalucía aludió hace unos días a una cuenta de Twitter y amagó con hacer pública la identidad de sus promotores y su financiación. "No es amenaza. Pero voy a defenderme", avanzó la exparlamentaria andaluza, que antes de su intervención en Sevilla se quejó por las críticas en redes sociales que ha recibido desde ese entorno: "Yo no soy ETA, no soy un saco de boxeo".

Olona se mostró especialmente crítica con un episodio desvelado por 'El Mundo' hace unos días, cuando alguien pidió cita en nombre de la abogada del Estado para registrar un partido político en el Ministerio del Interior. La exdiputada afirmó en Sevilla que ya conoce la identidad de quienes lo hicieron, sin aclarar si se trata de personas relacionadas con Vox. El asunto se resolverá en los tribunales, ya que Olona ha puesto una denuncia por suplantación de identidad.

El serial tendrá más capítulos, puesto que Olona tiene una nueva charla este martes en Madrid que, según avanzó, será más personal y no estará relacionada con los recursos al Constitucional que ella encabezó contra las declaraciones del estado de alarma cuando era dirigente en Vox. Sobre ese asunto versó el coloquio celebrado en Sevilla, igual que ocurrió hace unos días en Granada y en Murcia. Esta vez, en el hotel más lujoso de la capital hispalense, agradeció que no le hubieran organizado "un escrache" antes de pronunciar su conferencia.

Foto: Macarena Olona, en Santiago de Compostela. (EFE / Xoán Rey)

Fue presentada por el exbanquero Mario Conde, que negó su intención de entrar en política junto a Olona, en un almuerzo organizado por el Rotary Club, organización presidida en Sevilla por el abogado penalista Luis Romero. Conde tachó de "tormentita de tintes esquizofrénicos" la polémica sobre la alicantina y su vuelta a la política antes de que ella comenzase su charla pidiendo perdón a los andaluces y dejando claro que "cualquier paso al frente en el ámbito político tiene que pasar por Andalucía".

Según los pronunciamientos previos realizados por Olona, las municipales del próximo mes de mayo son una meta demasiado cercana, pero es cierto que el lunes no descartó una posible candidatura en Granada, que en cualquier caso no podrá ir de la mano de Vox. En dicha provincia figuró como aspirante a las andaluzas del 19 de junio, ya que fue cunera por Granada en su entrada en el Congreso en 2019.

Para esos mismos comicios, Olona ya ha recibido una oferta, aunque no en Andalucía. La exdirigente de Vox confirmó este hecho, que se produjo poco después de su vuelta al escenario público, a finales de agosto. Lo que no explica es desde dónde le llegó el ofrecimiento, el más formal de todos los que ha tenido, asegura, sobre todo, en las redes sociales.

Si algo sabe hacer bien Macarena Olona, es organizar una puesta en escena. Pasadas las dos de la tarde de este lunes, llegó sola al hotel Alfonso XIII de Sevilla con un vestido bicolor, su maletín de abogada del Estado y un nuevo peinado. Donde hace unos años se grabó una escena de 'The Crown', con Helena Bonham Carter interpretando a una princesa Margarita del Reino Unido acosada por la prensa, la esperaban decenas de periodistas. Y allí desgranó su escandaloso final en Vox y los pasos que está dando ahora, para disgusto de sus excompañeros de partido.

Vox
El redactor recomienda