Es noticia
Menú
El genovés que se hizo con la exportación de naipes a América desde Málaga
  1. España
  2. Andalucía
RUTAS HISTÓRICAS

El genovés que se hizo con la exportación de naipes a América desde Málaga

El Ayuntamiento de Málaga reconoce la figura de Félix Solesio, un empresario vinculado a la familia De Gálvez, que pone de relieve la importancia de la ciudad en las empresas de ultramar

Foto: Placa que se ha colocado en el que fuera palacio del empresario. (Ayuntamiento de Málaga)
Placa que se ha colocado en el que fuera palacio del empresario. (Ayuntamiento de Málaga)

El histórico Palacio de Solecio de Málaga es también el Palacio Solesio. Sólo cambia una palabra entre una denominación y otra, pero esa alteración tan nimia es la raíz de una historia singular. La de Félix Solesio (17039-1806), un emprendedor genovés que en el siglo XVIII se asentó en la ciudad malagueña, y al que José de Gálvez, ministro de Indias, recompensó con un curioso negocio internacional: la exportación de barajas de naipes para la América española.

La concejala de Cultura del Ayuntamiento de Málaga, Noelia Losada (Ciudadanos), acompañada por Antonio Solesio, descendiente de este personaje histórico, y del historiador Víctor Heredia, desplegó este pasado viernes una placa en honor a su figura y como reconocimiento a su contribución para el desarrollo de la ciudad. Ha sido colocada en el Hotel Palacio Solecio, un edificio señorial ubicado en el corazón de la urbe sobre el que el empresario gestó parte de su legado.

Foto: Ernest Hemingway junto a  Antonio Ordonez. (JFK Library)

Heredia explicó que los restos arqueológicos hallados reconstruyen la memoria de una parcela sobre la que gravitó parte del desarrollo económico de Málaga. “Bajo dominio fenicio acogió almacenes portuarios, y posteriormente fue la primera panadería de la ciudad, para pasar a acoger unas cocheras” y finalmente convertirse en patrimonio de Félix Solesio. El Consistorio malagueño recordó que los Gálvez de Macharaviaya consiguieron que su localidad natal acogiera la Real Fábrica de Naipes y que José de Gálvez encargó al empresario italiano, experto en la industria del papel en Génova, la dirección de la compañía. Este personaje, además, fue el fundador del núcleo de Arroyo de la Miel, en la localidad de Benalmádena, donde funda varias fábricas de papel.

Después de una trayectoria empresarial floreciente, se acaba arruinando y se le embarga su casa palacio en calle Granada, donde se coloca la placa y que en la actualidad es un hotel tras un largo proceso para culminar su rehabilitación. El edificio, que muchas personas consideraron erróneamente propiedad de los Gálvez, pasó a tener distintos usos y en una etapa contemporánea fue un colegio para niñas e incluso un anticuario.

placeholder Antonio Solesio, Noelia Losada y Víctor Heredia, en la inauguración de la placa. (Ayuntamiento de Málaga)
Antonio Solesio, Noelia Losada y Víctor Heredia, en la inauguración de la placa. (Ayuntamiento de Málaga)

Antonio Solesio, sexta generación de la familia, contó como sus antepasados, tras pasar por Málaga, se extendieron por Ayamonte (Huelva) y Madrid, antes de cruzar el ‘charco’ y asentarse en México. En la capital malagueña “no queda nadie”, señaló, para después explicar que el inmueble se llama Solecio en vez de Solesio porque “se castallenizó” el apellido.

Losada incidió en este reconocimiento se enmarca dentro del Plan ‘Málaga hace historia’ del Consistorio con el que destacar la vida, labor y trayectoria de personas insignes. Una iniciativa a través de la que se están generando rutas históricas en las que “se proporcione información y se genere curiosidad”. La dedicada a Solesio se puede unir a la de Luis de Unzaga, en la Alameda, que fuera gobernador de Lousiana; y a la Ruy López de Villalobos, el hombre que nombra a las Filipinas, en calle Compañía. De esta forma se pone de relieve “la importancia de la ciudad en logros de ultramar”.

Foto: Vista desde arriba de la calle Larios en Málaga, que rinde honor a esta familia. (Toñi Guerrero.)

La primera placa se colocó el 26 de marzo de 2021 en Villa Maya en honor del cónsul mexicano Porfirio Smerdou, quien diera cobijo a decenas de refugiados de ambos bandos durante la Guerra Civil. Y a estas le han seguido otras en memoria de personas tan relevantes como Anita Delgado, que alcanzó su máxima relevancia al ser majaraní de Kapurthala, la primera princesa española de la India; la familia Orueta, una de las sagas familiares más importantes en la historia de la ciencia de España, como fundadores de la Geología moderna; o la diputada republicana Victoria Kent, una de las abogadas pioneras en España y la primera en intervenir en un tribunal militar.

El histórico Palacio de Solecio de Málaga es también el Palacio Solesio. Sólo cambia una palabra entre una denominación y otra, pero esa alteración tan nimia es la raíz de una historia singular. La de Félix Solesio (17039-1806), un emprendedor genovés que en el siglo XVIII se asentó en la ciudad malagueña, y al que José de Gálvez, ministro de Indias, recompensó con un curioso negocio internacional: la exportación de barajas de naipes para la América española.

Málaga Historia Rehabilitación Noticias de Andalucía