el periodista ramón triviño escribe la obra

Historia de la dinastía Larios, una fortuna invisible y enfrentada

El libro 'La herencia envenenada del marqués de Larios' rescata las vicisitudes de esta familia que formó un imperio en el siglo XIX. Manejan un patrimonio de cerca de 700 millones de euros

Foto: Vista desde arriba de la calle Larios en Málaga, que rinde honor a esta familia. (Toñi Guerrero.)
Vista desde arriba de la calle Larios en Málaga, que rinde honor a esta familia. (Toñi Guerrero.)

Si Bill Murray interpretara la segunda parte de 'Lost in translation' lo mismo brindaría con ginebra Larios. En aquella película que tan bien refleja la soledad de la megalópolis tokiota, Murray rodaba un anuncio para la marca de whisky Suntory. La cinta es de 2003. Desde 2014, Larios (entonces del grupo Pernod Ricard) pertenece a Suntory. Esa conexión de Málaga y Japón es una de las múltiples asociadas a la dinastía multimillonaria de los Larios. La familia se enfrenta a una "herencia envenenada", como titula el periodista Ramón Triviño en el libro que acaba de publicar.

Quién le iba a decir a Manuel Domingo Larios Larios, II marqués de Larios, que da nombre a la principal calle de Málaga, una de las más caras de Europa, que el imperio que empezó Martín Larios y Herreros, el primer marqués de Larios, título concedido por la reina Isabel II en 1865, iba a convertirse en uno de los más prósperos del país. Aquella etapa en la que Málaga se convirtió en el segundo centro industrial de España, solo por detrás de Barcelona.

El grupo, con un patrimonio de unos 700 millones de euros, cuenta actualmente con un capital social de más de un millón de euros. Un 'holding' (Mazacruz SL), con una plantilla de 150 personas y sede social en Madrid, y una cartera de suelo de diez millones de metros cuadrados basada en la promoción inmobiliaria, el alquiler de edificios de oficinas (poseen un complejo en Madrid, en la calle Alfonso XI de 2.600 metros cuadrados), Albacete y fundamentalmente en Málaga: la calle Larios y el centro comercial El Ingenio de Vélez-Málaga como centro de operaciones clave. Apenas el 11% del negocio proviene de fuera de Andalucía.

Un 70% más de resultado neto

"Vamos a seguir con velocidad en nuestra actividad inmobiliaria", explica a El Confidencial María Mata, directora general de Salsa (Sociedad Azucarera Larios), que acaba de recibir un galardón a la mejor empresa en los premios Andalucía Inmobiliaria. El año pasado entregaron 19 viviendas. Este año, 101. "Desde 2007 la promotora estaba casi parada. La actividad era casi nula", admite. Prevén cerrar 2018 con una cifra de negocio de 51,2 millones de euros, un 47% más que en 2017 y un 70% más de resultado neto (13,4 de este año frente a los 7,9 del ejercicio anterior). El endeudamiento ha bajado un 11%.

"Empecé a conocer las andanzas de la familia y vi fascinante su historia. Han tenido más luces que sombras", explica Ramón Triviño

La historia. Triviño empezó la investigación del libro en 2005. Le invitaron en su etapa de director del diario 'Informaciones de la Axarquía' a la inauguración de unos jardines en El Ingenio. "Empecé a conocer las andanzas de la familia y vi fascinante cómo amasaron la fortuna: prestaban dinero a intereses muy altos y al final terminaban comprando la deuda. Se pelean entre ellos. Son muy endogámicos", explica Triviño. "Los Larios lo han intentado tapar todo, como un asesinato en 1944 que ocurrió en su propia casa y que cuento en el libro. Han tenido más luces que sombras", narra el periodista.

Los Larios siempre han creído en los negocios. La Aurora e Industria Malagueña, que cerró en octubre de 1970 tras 130 años de actividad, fueron sus principales actividades empresariales en el siglo XX. Larios S.A. dio el relevo a Larios y Cía en 1933. De este año procede la ginebra Larios, según Triviño "tan famosa como el brandy 1866" y elaborada por las bodegas locales y la destilería que poseían en Manzanares (Ciudad Real).

Queso manchego artesano curado de Dehesa de Los Llanos. (Albacete)
Queso manchego artesano curado de Dehesa de Los Llanos. (Albacete)

1997 fue una fecha clave. La compañía francesa Pernod Ricard adquirió los activos del grupo español de bebidas Larios por un valor de 35.000 millones de pesetas. Se vendió la fábrica de Málaga (donde ahora se ubica un centro comercial de referencia diseñado por el prestigioso arquitecto Salvador Moreno Peralta), la de Manzanares y las oficinas de Madrid. La familia continúa al frente de la Sociedad Azucarera Larios, al igual que en Dehesa de los Llanos S.L., las dos joyas de la corona. Sociedad Azucarera Larios Patrimonio S.L. (Salsa Patrimonio), que gestiona arrendamientos urbanos; Salsa Natura S.L. (Salsa Agrícola), centrada en la explotación de fincas de aguacates y arrendamientos rústicos son otras sociedades del grupo.

Dehesa de los Llanos es la 'niña mimada' del holding. Esta explotación agropecuaria y cinegética, de 9.700 hectáreas, está situada a cinco kilómetros de Albacete. Además de sus viñedos que ofrecen resultados extraordinarios en el vino Mazacruz y el Gran Reserva han conseguido producir en la finca "el mejor queso del mundo" logrado en el World Cheese Awards 2012. "Este exquisito queso se elabora con leche cruda que respeta su personalidad y que refleja fielmente el entorno. Las ovejas se alimentan de los mejores forrajes, granos y plantas aromáticas que se producen en la misma finca lo que confiere al queso un toque único y especial. Los quesos se voltean y cepillan con aceite de oliva virgen. Así se elimina la capa de moho natural", relata Triviño en su obra.

Reyes, dictadores, millonarios...

La actividad cinegética en el entorno de la Dehesa, un paraje natural de 1.500 hectáreas, ha sido muy intensa y todo el poder político nacional e internacional, desde reyes (Alfonso XIII o el rey emérito Juan Carlos I) a presidentes como George Bush o Giscard d’Estaing; generales como Franco y poderosos como los March, Abelló, los Albertos o Agnelli se han rendido a los encantos de la finca albaceteña, el paraíso manchego de los Larios.

Esta dinastía oculta para el gran público, poco amiga de los focos y que tiene diseñado a conciencia un discreto primero plano mediático, se ha visto salpicada en un sinfín de embrollos familiares. La parte más dura arrancó con el cuarto marqués de Larios, José Antonio Larios Franco, quien testó a favor del hijo de su esposa de un matrimonio anterior.

El elegido fue Carlos Gutiérrez-Maturana-Larios-Príes. Este se casó dos veces. De su primer matrimonio nació Carlos Gutiérrez-Maturana-Larios Altuna, que durante años ha mantenido un litigio en el Tribunal Supremo con la segunda esposa de su padre, Bárbara Gutiérrez Maturana Kalachnikoff (cuenta con el 23,36% de Mazacruz), que tuvo tres hijas, una de ellas fallecida. Viven Bárbara (controla el 23,36% de la sociedad) y Christina (25,8%), Larios Altuna, de 62 años, posee el 27,45% del 'holding'. Es presidente de Mazacruz desde febrero de 2011.

José Collado, supuesto hijo del cuarto marqués de Larios. (EFE)
José Collado, supuesto hijo del cuarto marqués de Larios. (EFE)

José Collado, llamado Pepe 'el trompeta', también aspira al título de IV marqués de Larios. Tras varios contratiempos judiciales y cuando la familia ya daba por hecho que la reivindicación nobiliaria era ya una vieja pesadilla del pasado, Collado está a punto de reiniciar otra batalla legal para reclamar sus derechos al marquesado. "Hay nuevas pruebas", confirman a este diario fuentes próximas al aspirante, que vive entre Marbella y Orense, según el escritor del libro.

Cuenta Ramón Triviño la importancia del año 1994 cuando el patrimonio familiar se canaliza a través de Mazacruz. El intercambio de demandas entre Carlos G. Maturana Larios y Príes, VIII marqués de Paúl, con uno de sus hijos, Carlos Altuna (el otro es José Antonio, formado en la Universidad de Buckingham), provocó un desgarro familiar que aún sigue latente, con heridas aún sin cicatrizar.

Sentencia del Tribunal Supremo

La herencia del marqués de Paúl originó un gran revuelo en la familia. En una sentencia del pasado mes de febrero, el Tribunal Supremo dio la razón a 'El País' en un reportaje publicado sobre los rifirrafes familiares en torno al reparto del millonario legado de Carlos Gutiérrez-Maturana-Larios y Príes. Fuentes próximas a la familia no quisieron dar su opinión a El Confidencial sobre este asunto.

"Me quedo con la impresión de que una mano negra a lo largo de la historia de los Larios trató, haciendo uso de un poder omnímodo, de tapar cualquier asunto relacionado con la saga o sus descendientes", concluye el autor de 'La herencia envenenada del marqués de Larios'. Esta herencia "envenenada" llena de intrigas y pasiones regadas con exquisitos quesos, vinos y ginebra… aunque ahora sea más japonesa que malagueña.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios