Es noticia
Menú
Tras el fuego, sequía: cortes de agua y menos consumo para los pueblos de Málaga
  1. España
  2. Andalucía
MEDIO AMBIENTE

Tras el fuego, sequía: cortes de agua y menos consumo para los pueblos de Málaga

"La conjunción de varios factores ha hecho que los depósitos que abastecen a Archidona estén prácticamente vacíos", mientras que los expertos han propuesto que los pueblos de la Axarquía reduzcan el consumo de agua un 20%

Foto: La sequía se está haciendo visible en todo el país. (EFE/Brais Lorenzo)
La sequía se está haciendo visible en todo el país. (EFE/Brais Lorenzo)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Cuando a finales de febrero un grupo de alcaldes de la comarca antequerana de Málaga comparecían ante los medios para anunciar la adopción de medidas de ahorro de agua por los efectos de la sequía, pocos querían imaginar un escenario en el que se produjeran restricciones. Han pasado los meses y, aunque las lluvias posteriores permitieron “ganar tiempo”, la situación ha vuelto a ser crítica con la llegada del verano. El incremento de las temperaturas desde el mes de junio ha disparado el gasto y el pueblo de Archidona anunció este martes la aplicación de cortes nocturnos para administrar los escasos recursos hídricos. No es el único en tomar medidas: la empresa pública Aguas y Saneamiento de la Axarquía (Axaragua) propuso este miércoles que los ayuntamientos de esta comarca establezcan planes de ahorro para reducir en un 20% el consumo humano.

Mercedes Montero, la alcaldesa de Archidona, una localidad de algo más de 8.000 habitantes, dio a conocer una medida que supondrá que el suministro de agua será inexistente en todo el término municipal desde las 00:00 a las 7:00. Se prolongará, inicialmente, durante una semana y el fin, explicó la regidora, es dar un respiro a unos depósitos que “se encuentran prácticamente vacíos”. Esto ha sido la consecuencia de una conjunción de factores donde el peso principal ha sido la avería de uno de los motores del pozo El Conjuro y que está limitando la reposición del agua consumida a diario.

Foto: Grave sequía en el embalse de Guadalteba, cerca de Málaga. (Reuters/Jon Nazca)

“En el pasado hemos tenido problemas con relacionados con el color y turbidez del caudal, no siendo apta para al consumo, pero nunca había dejado de salir agua por el grifo, circunstancia que ahora nos ocupa”, señaló la alcaldesa en una comparecencia pública tras una reunión con la junta de portavoces y los técnicos municipales.

La gerente de Aguas de Archidona, Tania Pérez, apuntó una variante que también influye en la paupérrima situación de los acuíferos: el alza de las temperaturas. El temprano incremento del calor, explicó, hizo que se disparase el consumo de agua en la localidad desde principios de junio. Factor al que en los municipios costeros hay que sumar el notable incremento de la población por la llegada de turistas y visitantes con segunda residencia.

Pérez detalló que en Archidona “tenemos tres pozos, y el agua que extraen no es suficiente para el consumo que hay en el municipio”. “La avería sufrida en uno de los pozos provocó que durante 24 horas se suministrase únicamente del agua almacenada, quedando estos totalmente vacíos”, manifestó, para alertar de que entra menos agua de la que se consume.

Benamargosa ha decidido suprimir la tradicional Guerra del Agua de sus fiestas municipales

La regidora y los expertos solicitaron a los vecinos un uso responsable de este bien de primera necesidad, “evitando el acopio o almacenamiento de agua, que agravaría el problema actual”, y cuidando su utilización en el sector agrario. Como es lógico, se pide que no se llenen piscinas o se baldeen patios y aceras, y se aconseja “la puesta a punto de depósitos y aljibes” como medida ante esta escasez de agua.

La provincia malagueña tiene en la actualidad sus reservas hídricas al 47, 89%; o lo que es lo mismo, 295 hectómetros cúbicos de una capacidad total de 616. Esta cifra supone 107 menos que la media de la última década en estas fechas, poniendo de relieve la gravedad de una situación que tiene escenarios donde el día a día es muy complejo. La comarca de la Axarquía es uno de ellos. Dependiente del pantano de La Viñuela, este embalse se encuentra al 13,3% y cuenta en la actualidad con 22 hectómetros cúbicos. Con este panorama, no resulta extraño que el vicepresidente de la empresa pública Aguas y Saneamiento de la Axarquía (Axaragua), Gregorio Campos, propusiese este miércoles que los ayuntamientos adopten planes de ahorro de agua para reducir en un 20% el consumo para abastecimiento humano.

Foto: Francisco Salado, presidente de la Diputación malagueña, durante la presentación del estudio. (Diputación de Málaga)

La medida, que viene recogida en el decreto de sequía de la Junta de Andalucía, fue expuesta en la Junta General de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Axarquía y, según avisó, debe ser seguida de otras iniciativas que se deben aplicar “lo antes posible” para “preservar los recursos de La Viñuela”. Algunas de las que enumeró fue la prohibición de emplear el agua para consumo humano para el baldeo de calles, llenado de piscinas privadas, riego de jardines, parques públicos y privados, campos de golf, lavado de coches fuera de los establecimientos autorizados, fuentes ornamentales que no dispongan de circuito cerrado de agua, duchas y surtidores públicos.

Esta falta de agua comienza a generar una sensación de escenario preapocalíptico acrecentada por los sucesivos incendios que se desatan en la provincia y otros puntos del país. Ni las fiestas populares, muy esperadas tras dos años de pandemia, pueden escapar a este contexto. Benamargosa, por ejemplo, ha decidido suspender su Fiesta del Agua. Fechada los días 6 y 7 de agosto, el consistorio de este municipio axárquico ha justificado su decisión en la “sequía extrema” que se cierne sobre la comarca, informó el diario Sur. “Cada gota cuenta”, señaló el regidor, Salvador Arcas, que explicó que “la guerra de agua y el tobogán acuático” se sustituirán por otras actividades.

Cuando a finales de febrero un grupo de alcaldes de la comarca antequerana de Málaga comparecían ante los medios para anunciar la adopción de medidas de ahorro de agua por los efectos de la sequía, pocos querían imaginar un escenario en el que se produjeran restricciones. Han pasado los meses y, aunque las lluvias posteriores permitieron “ganar tiempo”, la situación ha vuelto a ser crítica con la llegada del verano. El incremento de las temperaturas desde el mes de junio ha disparado el gasto y el pueblo de Archidona anunció este martes la aplicación de cortes nocturnos para administrar los escasos recursos hídricos. No es el único en tomar medidas: la empresa pública Aguas y Saneamiento de la Axarquía (Axaragua) propuso este miércoles que los ayuntamientos de esta comarca establezcan planes de ahorro para reducir en un 20% el consumo humano.

Málaga Agua Noticias de Andalucía
El redactor recomienda