Es noticia
Menú
José Miguel Espina, el concejal acusado por daños en Doñana, intocable del PSOE
  1. España
  2. Andalucía
INTERVENCIÓN EN EL ASPERILLO

José Miguel Espina, el concejal acusado por daños en Doñana, intocable del PSOE

La Fiscalía de Huelva reclama para él cuatro años de cárcel y 15 de inhabilitación por presuntos delitos de prevaricación y contra los recursos naturales. Está a la espera de que se fije la fecha para el inicio del juicio

Foto: Uno de los puntos de acceso a la playa de Matalascañas. (EFE/J. J. Guillén)
Uno de los puntos de acceso a la playa de Matalascañas. (EFE/J. J. Guillén)

El concejal en el que el Ayuntamiento de Almonte, gobernado por Mesa de la Convergencia y el PSOE, tiene depositadas las competencias para velar por la legalidad del Urbanismo y el Patrimonio está acusado de haber causado daños "irreversibles" en Doñana por dar el visto bueno, sorteando la legalidad, a unas obras en el acantilado del Asperillo, un sistema de dunas fósiles que se extiende a lo largo de varios kilómetros en las playas del espacio protegido.

El también primer teniente de alcalde, el socialista José Miguel Espina Bejarano, llegó a emitir hasta tres autorizaciones para ejecutar estas obras siendo consciente de las consecuencias que tendrían en el entorno del que es el mayor humedal de Europa, Reserva de la Biosfera y Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Así lo sostiene la Fiscalía de Huelva, que lo acusa de presuntos delitos de prevaricación y contra los recursos naturales, por los que le reclama cuatro años de cárcel y su inhabilitación para empleo o cargo público durante 15 años.

placeholder José Miguel Espina. (Ayuntamiento de Almonte)
José Miguel Espina. (Ayuntamiento de Almonte)

Espina autorizó la intervención "a sabiendas de su completa ilegalidad y del daño que suponían las obras tanto para el monumento natural del Asperillo como para Doñana y sin tener en cuenta en ningún momento el procedimiento legalmente establecido", afirma la acusación pública en su escrito, al que ha tenido acceso El Confidencial.

El concejal socialista, imputado desde 2019 y acusado por la Fiscalía desde hace más de un año, está a punto de sentarse en el banquillo, solo a la espera de que la Audiencia Provincial de Huelva busque un hueco en el calendario para poner fecha al juicio, cerrada ya la instrucción de la causa. Bejarano, con una decena de áreas municipales a su cargo, se ha negado en todo momento a dimitir y el PSOE lo sostiene en su puesto, con acusación en firme y a las puertas de juicio.

placeholder Concentración de ánades en una zona de dunas de Doñana. (EFE/José Manuel Vidal)
Concentración de ánades en una zona de dunas de Doñana. (EFE/José Manuel Vidal)

La dirección del Partido Socialista en Huelva y Andalucía, preguntadas por El Confidencial, han eludido pronunciarse sobre la continuidad de Bejarano como concejal y miembro del equipo del Gobierno de Almonte. "El PSOE me ha pedido que no dimita", se limitó a asegurar el edil durante la instrucción. Defendió que en dos ocasiones se puso a disposición de la Asamblea Local y no solo fue validado en el cargo sino que además hubo una petición expresa de que no se marchara.

Los hechos

¿Qué ocurrió en el monumento natural del Asperillo?. En el verano de 2019, se excavó una de las dunas fósiles para construir una nueva rampa de acceso desde la conocida como playa de Castilla hasta la parte superior, la meseta del Asperillo. Según el informe evacuado por el Espacio Natural de Doñana, se llevó a cabo un movimiento de tierras de en torno a 800 m3 para realizar la rampa, de tres metros de ancho y con un recorrido de 52 metros, superando un desnivel de 12 metros.

Foto: Las llamas devoraron el entorno de Doñana en el verano de 2017. (EFE/Julián Pérez)

La intervención en las dunas se hizo a demanda de la sociedad Marismas de Doñana 2003 S.L, cuyo gerente y administrador están también acusados por presunto delito ambiental, y por el que cada uno se enfrenta a cuatro años de prisión.

La rampa no contó con proyecto de obras ni licencia de Urbanismo ni con las autorizaciones preceptivas del Espacio Natural de Doñana, dependiente de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico y del Servicio Provincial de Costas de Huelva. En su construcción, se saltaron todos los procedimientos bajo "el amparo" de las autorizaciones que fue dando Bejarano, según el fiscal.

Foto: Juan Espadas, entre Ángeles Férriz y Noel López, en el Parlamento andaluz. (EFE/Raúl Caro)

Para argumentar la intervención en el Asperillo, el concejal acusado emitió un primer informe "de necesidad" de un contrato menor para llevar a cabo la obra, bajo la justificación de su uso para la bajada a la playa de los vehículos de emergencias, a la que sumaba el acceso al club hípico de Matalascañas, precisamente a través del que Marismas de Doñana 2003 S.L., empresa dedicada al turismo rural, organizaba bajadas a caballo a esta zona.

Según lo previsto, se adjudicaron los trabajos mediante la fórmula de obra menor a una empresa con la que solía trabajar el Ayuntamiento, mientras Bejarano comunicó por escrito al departamento de Desarrollo Sostenible de la Junta que se iban a desarrollar "labores de acondicionamiento" en algunas bajadas a la playa, dentro del Dominio Público Marítimo Terrestre.

Daño "irreversible"

La empresa adjudicataria no pudo continuar por acumulación de otros trabajos para el mismo Ayuntamiento, de manera que el edil delegó las obras en el espacio natural a los otros dos acusados y otorgó una nueva autorización en favor de otra empresa de excavaciones. El Servicio Provincial de Costas de Huelva detectó la situación en el Asperillo y advirtió entonces de las ilegalidades existentes, aviso que se obvió con la tercera de las autorizaciones del concejal acusado.

placeholder Vista de los humedales de Doñana. (EFE)
Vista de los humedales de Doñana. (EFE)

Finalmente, la obra quedó paralizada por orden judicial, momento en el que se inició la causa que se va a juzgar y en la que serán decisivos los testimonios, solicitados por la Fiscalía, del director del espacio natural de Doñana, Juan Pedro Castellano, y del máximo responsable en Huelva de la Dirección General de Costas, Gabriel Cuena.

El daño en el entorno de Doñana se considera "irreversible" por los informes oficiales al ser "imposible" la restitución del estado original. Las obras en el monumento natural, que alcanza las alturas más elevadas de Europa y posee un destacado valor geomorfológico y paisajístico, está además clasificado como zona de protección de recursos naturales por el Plan de Ordenación Territorial del ámbito de Doñana (Potad) y como suelo no urbanizable de especial protección en el Plan urbanístico de Almonte.

El concejal en el que el Ayuntamiento de Almonte, gobernado por Mesa de la Convergencia y el PSOE, tiene depositadas las competencias para velar por la legalidad del Urbanismo y el Patrimonio está acusado de haber causado daños "irreversibles" en Doñana por dar el visto bueno, sorteando la legalidad, a unas obras en el acantilado del Asperillo, un sistema de dunas fósiles que se extiende a lo largo de varios kilómetros en las playas del espacio protegido.

PSOE Parque de Doñana Huelva
El redactor recomienda