Es noticia
Menú
El PSOE pasa la página del susanismo con las listas más renovadas de su historia
  1. España
  2. Andalucía
ELECCIONES EN ANDALUCÍA

El PSOE pasa la página del susanismo con las listas más renovadas de su historia

Ángeles Férriz será la única que repita como cabeza de lista, en este caso, por Jaén y por primera vez también habrá paridad en los números 1: cuatro mujeres y cuatro hombres

Foto: El líder del PSOE andaluz, Juan Espadas. (EFE/Julio Muñoz)
El líder del PSOE andaluz, Juan Espadas. (EFE/Julio Muñoz)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Juan Espadas rechaza la palabra purga, prefiere hablar de pluralidad, pero el proceso de renovación de las listas del PSOEpara las elecciones andaluzas implica un cambio casi total en los primeros puestos pues, probablemente, sólo Ángeles Férriz repita en la provincia de Jaén. La nueva dirección le ha dado la vuelta como a un calcetín a las candidaturas, apostando por el equilibrio entre los perfiles de militantes cercanos al nuevos secretario general, la presencia de los hombres y mujeres fuertes en el aparato y salpicando las candidaturas con algunos ‘susanistas’ que, sin renegar de su pasado, han sabido facilitar el cambio y coser las heridas sin plantear mayor conflicto. “Nadie es indispensable y todos son útiles”, argumenta el líder de los socialistas andaluces.

Foto: El candidato del PSOE a la Junta, Juan Espadas. (EFE/Salas)

Eso explicaría la presencia en las listas de Verónica Pérez, la que fue la mujer de mayor confianza de Susana Díaz en Sevilla, pero que supo integrarse en el equipo de Espadas en el proceso de unidad del partido; lo mismo que Mario Jiménez en Huelva, nueve años portavoz parlamentario y que formó parte del núcleo duro del ‘susanismo’ antes de su cese en plena lucha contra el ‘sanchismo’. Es el caso también de José Luis Ruiz Espejo, que repite en Málaga, pero no como cabeza de lista. Ya fue rescatado por Espadas en la nueva dirección del partido en esa provincia tras perdonarle sus gestos nada neutrales a favor de la expresidenta en las pasadas primarias. Llegó incluso a presidir el congreso regional del partido que se celebró en Torremolinos. Otro de los militantes más afines a Susana Díaz que se mantienen en las listas es Fernando López Gil, en Cádiz; fue precisamente quien cedió su sillón en el Senado a la ex secretaria general y luego se retiró a una segunda línea tras ponerse a disposición de la nueva dirección regional. Pero quizás sea la ex secretaria del PSOE de Sevilla la única con opciones reales de obtener su escaño, al colocarse entre los primeros puestos. Y salvo excepciones como éstas, donde ha habido una evolución hacia la nueva línea, el ‘susanismo’ queda enterrado definitivamente. Espadas apunta que al menos un 70% de las listas serán totalmente nuevas, porcentaje que se eleva en provincias como Sevilla a cerca del 90% y que en los puestos de salida, en general, es casi del 100%.

Foto: La presidenta del Comité Federal del PSOE, Verónica Pérez. (EFE)

En Sevilla, la renovación es muy elocuente. En la papeleta que encabezará Espadas, el gran dilema es la elección de la número 2 que, al ser listas cremallera, tiene que recaer en una mujer. Sí parece claro que el número tres lo ocupará Rafael Recio, alcalde de Camas y nuevo secretario de Organización del PSOE en la provincia, un hombre del nuevo aparato de Javier Fernández cuyo nombre se ha barajado ya para otros cargos institucionales como, por ejemplo, la presidencia de la Diputación de Sevilla, puesto que probablemente ocupe el propio Fernández. En el número 4 se situará casi con toda seguridad Adela Castaño, concejal del núcleo duro de Juan Espadas en su etapa de alcalde que ha mostrado una gran fidelidad al líder. De la lista desaparece, por ejemplo, el exconsejero Antonio Ramírez de Arellano, que encontró acomodo en el Parlamento de Andalucía en las últimas elecciones y que este viernes se ha despedido públicamente de la política, “tras una intensa etapa” de la que hace un balance positivo y agradece tanto a Espadas como Susana Díaz, para retornar a la docencia y la investigación en la Universidad de Sevilla. Asegura que seguirá colaborando desde la Ejecutiva regional.

Como número 5 se baraja la opción de Gaspar Llanes, colaborador de Espadas en la Junta de Andalucía y luego en el Ayuntamiento de Sevilla, donde se hizo cargo de la coordinación del Plan Estratégico de la ciudad y donde continúa. Este militante ha seguido muy de cerca la aventura andaluza del exalcalde, formando parte de su reducidísimo equipo y prácticamente se da por finiquitada su aportación a la política municipal. La ex secretaria provincial, Verónica Pérez, se situaría en el número 6, al filo de la navaja si el PSOE no supera sus expectativas de voto en la provincia.

Entre dos aguas

En Cádiz, la lista estará encabezada por Irene García, presidenta de la Diputación gaditana y ex secretaria provincial, 'susanista’ confesa que se ha movido entre dos aguas en el último proceso de regeneración del PSOE, siendo una de las secretarias provinciales que pidieron la urgente renovación. A la sanluqueña le acompañaría en la candidatura Rafael Márquez, hijo del histórico militante roteño Felipe Márquez, y que tiene una estrecha relación con Espadas, que lo integró en su nueva Ejecutiva regional. Actualmente es el principal colaborador del nuevo alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, que lo ha nombrado gerente de la Alcaldía. Le seguirán en la lista Rocío Arrabal, que volvería al Parlamento andaluz, y Fernando López Gil, exdelegado del Gobierno en la provincia gaditana que se refugió tras dejar sitio en el Senado a Susana Díaz en el Ayuntamiento de San Fernando.

Foto: El secretario general del PSOE andaluz, Juan Espadas. (EFE / Marta Pérez)

Dos de las mujeres que han acompañado más de cerca a Espadas en su carrera orgánica figuran también como cabezas de lista: María Márquez, en Huelva y Ángeles Férriz, en Jaén. La joven onubense ya forma parte de la Ejecutiva federal de Pedro Sánchez y fue la portavoz en la campaña de Juan Espadas en las pasadas primarias. Y la parlamentaria jiennense es la portavoz en la Cámara andaluza y se sitúa como número dos del PSOE andaluz, al ocupar la figura recuperada por Espadas de vicesecretaria general del partido. En Granada, la opción más factible sería colocar como número uno a Noel López, secretario de Organización del nuevo PSOE de Espadas, y se da por hecho que saldrá Teresa Jiménez, que ocupó el primer puesto en 2018. Estos tres perfiles son indiscutibles como cabeza de listas, pues la nueva dirección socialista necesita tener su espejo en el Parlamento andaluz.

En Málaga, la renovación también está garantizada. Josele Aguilar, del que todos en el partido destacan su brillantez, será casi con toda probabilidad el cabeza de lista, aunque se mantendrá en la candidatura José Luis Ruiz Espejo, anterior secretario provincial y ‘susanista’ que se mantiene a flote en esta nueva etapa tras haber ejercido de hombre de consenso para cerrar heridas en el proceso de renovación. Salen otros afines a la anterior líder del PSOE andaluz: Francisco Conejo, Beatriz Rubiño y Javier Carnero.

La despedida de Aguilar

En Córdoba, la provincia que se retrató en las primarias en las que Susana Díaz se midió con Pedro Sánchez como la más ‘susanista’, la opción con más apoyo es la de Isabel Ambrosio, exalcaldesa. El anterior cabeza de lista y expresidente del Parlamento andaluz, Juan Pablo Durán, saldrá casi con toda probabilidad. Y Rafi Crespín, actual secretaria provincial y exalcaldesa de La Carlota, se descartaría porque ahora es viceportavoz socialista en el Congreso de los Diputados y parece complicado que cambie ese perfil nacional por el autonómico. Rosa Aguilar, que en 2018 fue la número dos, se ha despedido este jueves de la primera línea de la política en un acto en el que ha estado arropada por Espadas, Crispín y los anteriores líderes del PSOE cordobés, Durán y Antonio Ruiz. Ambrosio cuenta con gran afinidad con Espadas y también con Crispín.

Foto: Rosa Aguilar. (EFE/Julio Muñoz)

En Almería, lo más probable es que sea su secretario general, Juan Antonio Lorenzo, quien encabece la lista, donde se incluirá probablemente a Pilar Navarro, destacada socialista que ya fue parlamentaria y que fue laminada de las listas de su partido en 2012. Navarro fue rescatada por Espadas hace un par de años, cuando se incorporó como directora general al Ayuntamiento de Sevilla engrosando el organigrama del líder del PSOE andaluz. Con un expediente 10, esta doctora ‘cum laude’ en Derecho de la Energía es un valor en alza para la nueva dirección. Almería es la provincia que cuenta con menos representación en la nueva Ejecutiva del PSOE andaluz, donde además de Navarro están presentes la concejal Loli Cruz y el alcalde de Carboneras, José Luis Amérigo.

El proceso de elaboración de las listas concluirá la semana que viene. El próximo lunes están previstas la reunión de algunas ejecutivas provinciales que elevarán sus propuestas a la dirección regional para que el 20 el proceso esté terminado. Espadas ha asegurado esta semana que el capital humano que tiene el PSOE para elegir es amplio, pero no ha escondido la dificultad de este proceso donde debe buscar un equilibro entre quienes formarán parte de la candidatura, quienes seguirán ostentando responsabilidades en el partido y la necesaria renovación que culminará con el proceso que él inicio tras las primarias. “Hay que dar oportunidad a otros compañeros”, ha apuntado el líder socialista que afrontará la mayor renovación de la historia del partido con unas candidaturas cuyo reparto, será paritario también por vez primera con cuatro hombres y cuatro mujeres como cabezas de cartel.

Juan Espadas rechaza la palabra purga, prefiere hablar de pluralidad, pero el proceso de renovación de las listas del PSOEpara las elecciones andaluzas implica un cambio casi total en los primeros puestos pues, probablemente, sólo Ángeles Férriz repita en la provincia de Jaén. La nueva dirección le ha dado la vuelta como a un calcetín a las candidaturas, apostando por el equilibrio entre los perfiles de militantes cercanos al nuevos secretario general, la presencia de los hombres y mujeres fuertes en el aparato y salpicando las candidaturas con algunos ‘susanistas’ que, sin renegar de su pasado, han sabido facilitar el cambio y coser las heridas sin plantear mayor conflicto. “Nadie es indispensable y todos son útiles”, argumenta el líder de los socialistas andaluces.

Parlamento de Andalucía PSOE Susana Díaz
El redactor recomienda